fbpx Situación social: el duro diagnóstico de un municipio del Gran Buenos Aires | Agencia Paco Urondo | Periodismo militante
Política //// 30.05.2017
Situación social: el duro diagnóstico de un municipio del Gran Buenos Aires

Moreno es uno de los distritos más poblado del Conurbano, con 600 mil habitantes. Reclama que la provincia declare la "emergencia social" y lo apoye con políticas concretas. 

Por Enrique de la Calle

"Las políticas económicas nacionales y provinciales impactaron fuertemente sobre la población de nuestro distrito, generando una crisis económica, social, farmacológica y alimentaria". Así comienza un duro documento elaborado por el municipio de Moreno, conducido por el peronista Walter Festa, en relación a la grave situación social que padece el distrito donde viven 600 mil personas. 

Ese texto fue presentado a las autoridades ejecutivas y legislativas de la provincia de Buenos Aires. El municipio pide que se declare la "emergencia social". Da algunos elementos para dar cuenta de la crítica realidad: "La asistencia que brinda el municipio a merenderos, comedores y ayuda directa a grupos familiares alcanza a un total aproximado de 20 mil beneficiarios". Para tal fin, se invierte 2,5 millones de pesos. Sostienen que no alcanza. 

Además, Moreno asegura que reciben menos remedios del Plan Remediar: en 2017 deberá gastar 10 veces más que en 2015 por la falta de acompañamiento de la provincia.  

Sobre los comedores escolares, desde el distrito describen que faltan cupos porque la provincia de Buenos Aires congeló el número desde 2015. Así, entienden que un 25% de alumnos quedan afuera del programa "Desayuno y meriendas completas". 

Esa situación apremiante se da en el peor contexto: caída de la actividad económica ( y de las "changas"), tarifazo en los servicios públicos y golpe sobre la recaudación municipal, en baja desde 2016 (aumenta por debajo de la inflación). Por eso, el municipio decretó la "emergencia social y alimentaria" y convocó a una "mesa intersecotrial" con participación de empresarios, organizaciones sociales y la Iglesia. Ahora pide que la provincia de Buenos Aires acompañe esos esfuerzos.