fbpx Partido Judicial: El camarista federal Gustavo Hornos se reunió con Macri dos días antes de procesar y embargar a CFK | Agencia Paco Urondo | Periodismo militante
Política //// 09.02.2021
Partido Judicial: El camarista federal Gustavo Hornos se reunió con Macri dos días antes de procesar y embargar a CFK

El diputado nacional Martín Soria, denunciante de la mesa judicial durante el gobierno de Mauricio Macri, reveló que el magistrado registró varias visitas a la Casa Rosada. Los ingresos coinciden con resoluciones judiciales de alto voltaje político. 

El diputado nacional por Rio Negro, Martín Soria, fue quien denunció a la "mesa judicial" del macrismo, encargada de evaluar el accionar de los jueces y operar en el Poder Judicial contra el kirchnerismo. Ahora, Soria reveló que el camarista federal Gustavo Hornos realizó varias visitas a la Casa Rosada, muchas de ellas, en momentos clave de diferentes causas muy relevantes políticamente.

Las visitas quedaron registradas en los informes oficiales de ingresos y egresos a Balcarce 50. El juez federal Hornos, presidente de la Sala IV de la Cámara de Casación Penal, visitó a Mauricio Macri el 31 de octubre de 2017 a las 14:23 horas, según consta en los registros, y se retiró a las 17:17. Luego de esas casi tres horas de reunión extraoficial en la Casa Rosada, el magistrado, dos días después, el 2 de noviembre de 2017, procesó y embargó a Cristina Fernández de Kirchner en la denominada "Ruta del dinero K". Fue justamente esa la causa más utilizada política y mediáticamente para perseguir a la, en ese momento, ex presidenta. 

Cabe destacar que este tipo de reuniones, por fuera de cualquier tipo de agenda formal y oficial atentan directamente contra la independencia judicial y contra el debido proceso, develando el contenido político de las causas y acciones de los jueces federales de Comodoro Py y explicitando el concepto de Lawfare.

El diputado Soria también publicó a través de sus redes sociales otra visita de Hornos en la segunda semana de gobierno de Mauricio Macri, el 22 de diciembre de 2015. Dos días después de esa visita, el camarista volvió a fallar según los intereses del gobierno de Macri: su sala confirmó a Bonadio en una causa contra Guillermo Moreno y le ordenó investigarlo. La causa, por otra parte, había sido iniciada por el Grupo Clarín contra el ex secretario de Comercio del gobierno kirchnerista. 

El modus operandi, de las visitas coincidentes con resoluciones judiciales en causas de alto voltaje político, genera muchas sospechas que también tienen su correlato en el accionar de la mencionada "mesa judicial". 

Cabe destacar que hace una semana, la propia aliada del gobierno de Mauricio Macri, Elisa Carrió, reconoció la existencia y funcionamiento de la mesa judicial, encargada de coordinar las estrategias judiciales en causas en las que el gobierno tenía particular interés. Tanto para perseguir políticamente, como se desprende de este caso, o para beneficiar a funcionarios del gobierno de Macri, como el conocido caso del Correo Argentino, donde el Estado intentó, a través de sus abogados, condonar la deuda que tenía el propio Grupo Macri con el Estado. 

En una entrevista, la líder de la Coalición Cívica se refería a la vuelta del juez federal Eduardo Farah a la Cámara Federal porteña (de la que pidió el traslado por la presión del ejecutivo en su momento), cuando aseguró que "al juez Farah había que destituirlo y hacerle juicio político por la decisión que tuvo con Cristóbal López (su liberación). ¿Qué hizo Juntos por el Cambio, qué hizo la mesa judicial? Negoció", señaló Carrió, reconociendo el rol de la mesa judicial macrista.