fbpx Elecciones en Ecuador: “Realizan maniobras contra Correa porque saben que puede vencer en primera vuelta” | Agencia Paco Urondo | Periodismo militante
Patria Grande //// 04.09.2020
Elecciones en Ecuador: “Realizan maniobras contra Correa porque saben que puede vencer en primera vuelta”

El abogado constitucionalista de Guayaquil, Alejandro Vanegas, conversó con AGENCIA PACO URONO sobre la realidad política del país hermano bajo la presidencia de Lenin Moreno y las maniobras para proscribir al expresidente Rafael Correa de cara a las comicios de febrero del 2021. 

Por Araceli Lacore y Santiago Asorey

El docente universitario y abogado constitucionalista de Guayaquil, Ecuador, Alejandro Vanegas, accedió a una conversación con AGENCIA PACO URONO sobre la realidad política del país hermano, bajo la presidencia de Lenin Moreno. El análisis de las maniobras para intentar proscribir al expresidente Rafael Correa, la represión ilegal desatada por las fuerzas de seguridad y la gestión de la pandemia, entre otros temas. Esta semana, la justicia electoral no aceptó la candidatura del vicepresidente de Rafael Correa para las elecciones del próximo 7 de febrero. Actualmente Correa se encuentra en el exilio en Bélgica. Según las autoridades del Consejo Nacional Electoral el presidente debía presentarse en forma personal para avalar su inscripción.

AGENCIA PACO URONDO: La autoridad electoral le exigía al expresidente Rafael Correa que se apersonara en Quito para no quedar excluido de los comicios. ¿Cómo están analizando estas maniobras de proscripción?

Alejandro Vanegas: En primer lugar, de acuerdo con la interpretación inconstitucional arbitraria y de un reglamento expedido por parte del Consejo Nacional Electoral que es así mismo contrario a la ley que regula la materia, qué es el código de la democracia y la Constitución de la república, se ha pretendido que el ex presidente Rafael Correa Delgado se presente físicamente a una aceptación de la candidatura.

Claramente, esto es con la única finalidad de limitar sus derechos políticos en virtud de que tiene conocimiento de la posibilidad de vencer en una sola vuelta electoral en febrero de 2021. Esa interpretación que han realizado es completamente equivocada, la ley y el reglamento establecen que la aceptación tiene que ser indelegable y personalísima. Eso no quiere decir que tenga que ser físicamente, lo que quiere decir es que pueda a viva voz señalar su aceptación, por cuanto él mediante firma electrónica independientemente del poder que le otorgó a su hermana Pierina Correa, ha cumplido con dicho requerimiento. No obstante, de manera lamentable para la democracia ecuatoriana y latinoamericana no se ha podido realizar este acto.

APU: El año pasado, el Gobierno del presidente Lenin Moreno implementó una brutal represión a manifestantes de pueblos originarios en el marco de una oleada de protestas populares. ¿Cómo logró salir indemne de un hecho tan grave? ¿Qué repercusiones políticas y judiciales tuvieron las violaciones a los derechos humanos cometidas por las fuerzas de seguridad?

AV: Lo que sucedió en octubre del año pasado fue una situación terrible para el pueblo ecuatoriano que en su legítimo derecho a la protesta fue reprimido de manera violenta y donde hubo cientos de detenidos y decenas de muertos. Él pudo salir de esta situación, aunque con mucha fragilidad democrática y de legitimidad, en virtud de que los medios de comunicación tradicionales y grupos de poder claramente identificados en lo económico lo apoyaron, así como ciertos grupos políticos que por componendas han tenido intereses particulares y no generales. Eso permitió, que a pesar de esa protesta masiva pudiese mantenerse en el poder. ¿A que ha llevado esto? A un aumento del desempleo completamente inmanejable. Casi el 15% de los ecuatorianos tienen un empleo digno con un ingreso digno, esto ha llevado a una afectación al sistema de salud mediante repartos de hospitales y graves procesos y temas que tienen que ver con la corrupción, ha llevado a la falta de educación y a que el país en tres años se haya ido por el camino del desgobierno y de la ruptura del marco constitucional.

APU: ¿Cómo analizan el desarrollo de la agenda de Lenin Moreno en estos años de gestión?

AV: El gobierno actual fue electo para cumplir con un plan nacional de desarrollo afín a la revolución ciudadana, a los ideales de Rafael Correa, a la justicia social. Sin embargo, lo que hemos visto evidenciado estos años han sido unas medidas y políticas públicas completamente ajenas y gobernadas con los grupos de poder y partidocracia que han existido en el país. Inclusive, hubo una ruptura del marco constitucional con una consulta totalmente inconstitucional que llevó a que los órganos de poder sean prácticamente electos a dedo para perseguir a las personas afines a la revolución ciudadana.

Estos tres años de desgobierno lo único que han permitido es que el desarrollo que se tuvo a nivel nacional durante 10 años de manera sostenida no sólo pare, sino que encuentre un retroceso grave en salud, en educación, en obras, en servicios de calidad, que va a ser muy complicado solucionar y resolver a corto y mediano plazo. El daño ocasionado a la tasa fiscal, el daño ocasionado al pueblo ecuatoriano, si continúa por este camino, podría ser irreparable.

APU: Específicamente en relación a la gestión sobre la crisis sanitaria a raíz del COVID, ¿cómo fue el impacto que vivió la sociedad ecuatoriana y qué hizo y no hizo el Poder Ejecutivo para contener la crisis?

AV: La crisis que se vivió en Ecuador como consecuencia de la pandemia, fue totalmente irreparable y tuvo un manejo desastroso por parte del gobierno nacional, que en improvisación tras improvisación y múltiples casos de corrupción lo único que pudo conseguir es que el número de contagiados y lamentablemente muertos, haya aumentado en todo este tiempo. Con estados de excepción o con medidas que no cumplieron y no estuvieron a la altura de un problema tan serio, con medidas económicas y proyectos de ley como la Ley Humanitaria, qué lo único que ha permitido es el retroceso y la afectación de los derechos laborales de todos los trabajadores, donde cabe la posibilidad de reducirles el salario un 50% y de contratarlos temporalmente.

Por otro lado, hemos tenido medidas económicas donde se privilegió el pago a tenedores de deuda de bonos y deuda externa. Se está nuevamente adquiriendo una deuda de 6500 millones de dólares con el FMI que va a llevar a nuevas medidas económicas que van a afectar sobre todo a aquellos que tienen menores recursos. La situación económica del país se ha vuelto crítica y no se avizora una solución pronta a esta situación que hemos vivido. Las elecciones de febrero 2021 son fundamentales para poder regresar al camino del desarrollo en el cual estuvimos 10 años con Rafael Correa Delgado. Con el nuevo candidato presidencial Andrés Arauz, estoy seguro se retomará ese camino y se recuperará la patria.