fbpx Perfil de Hernán Lombardi: el liquidador de medios públicos que ahora marcha con barbijo | Agencia Paco Urondo | Periodismo militante
Opinión //// 17.08.2020
Perfil de Hernán Lombardi: el liquidador de medios públicos que ahora marcha con barbijo

Lobbista, empresario de poca monta, macrista, radical, "referente" de la Cultura porteña... Hernán Lombardi: un retrato muy particular de José Luis Ponsico.

Por José Luis Ponsico (*)

Sin ningún rapto de verguenza por su pasado político y de funcionario "liquidador", Hernán Lombardi, ex titular del área de Medios Públicos en gobierno de Mauricio Macri estuvo en la marcha por la "libertad y democracia", junto al actor Luis Brandoni. En su pasado reciente se recuerdan 354 despedidos en Télam, junio 2018.

Es un "todoterreno", primero del gobierno de Macri, jefe comunal, Ciudad Autónoma, donde saltó de áreas "la cultura" al "turismo" con el gobierno de la Alianza´99 de Fernando De la Rúa. Sin escalas, Lombardi llegó a Medios Públicos sin pasado de periodista, Lo suyo, como Macri, la ingeniería.

Graduado en el Nacional Buenos Aires (1978) Lombardi nació en el 60 como Jorge Lanata, otro que dejó un tendal de 120 trabajadores en la calle en su aventura con el diario "Crítica de la Argentina" (2005). Alcanzó el título de Bachiller cuando la dictadura genocida secuestró y asesinó a 22 estudiantes con militancia política. 

Dedicado a la hotelería en Mar del Plata, hijo del empresario dueño de "Torre de Manantiales",  el joven empresario en el verano¨88 alcanzó prestigio de "lobbysta". Los periodistas no pagaban alojamiento por amistad con el "novio" de Soledad Silveyra.

El "Todoterreno" se hizo ver en la "marcha por la Libertad y la Democracia". Para muchos "un tipo sin escrúpulos".

Un "sinverguenza" lo calificó la comisión gremial de Télam cuando el "liquidador" contrató un estudio jurídico, especialmente, para despedir 254 periodistas de la Agencia Nacional de Noticias, junio 2018. Antes, hubo "purgas" en la Tevé Pública y Radio Nacional. Triste récord.

El "todoterreno" figura como "uno de los funcionarios más ricos" del ex Gobierno de Macri - hoy en París, donde juega bridge con amigos - junto al accionista en Shell, Juan José Aranguren y el empresario de Farmacity, Mario Quintana. Lombardi: "calesitero" experto en "marketing".

Tras la caída de la Alianza intentó una candidatura en la provincia de Buenos Aires "acompañando al 'bull dog' Ricardo Lopez Murphy". Más tarde, como ex militante de "Franja Morada", volvió a la jefatura central de Enrique "Coti" Nosiglia. Buenos muchachos.  

Simultáneamente, un grupo empresario que lo tuvo como CEO tenía el proyecto de un hotel "5 estrellas" en barrio Monserrat,  zona sur de la Ciudad. Aventura que fracasó porque se denunció que el hotel de lujo apuntaba a alojar pasajeros "del mismo sexo".

En tiempo de Jorge Telerman, sucesor de Aníbal Ibarra, el área de Cultura tuvo una protagonista contemporánea: la esposa del pope periodístico de "Clarín", Silvia Fajre. Se decía que Ricardo Kirchsbaum "protegía" a Telerman y Lombardi.

Así, "construyó" curriculum donde "no ha sido nada" y a la vez "es todo": Cultura, Turismo, Medios Públicos. "Il relacionista" para los italianos que le otorgaron un "reconocimiento al Mérito Cultural" desde el gobierno de la península hace dos décadas. Con poco hizo mucho. En su propio beneficio.

Curiosamente, nunca Lombardi padeció la ira que hoy se vió contra el peronismo. Como Luis Brandoni que abandonó la memoria de Raúl Alfonsín para ser escudero de la memoria macrista y de Patricia Bullrich,, ex "Carolina Serrano" en la "guerrilla", "la Contraofensiva" Montonera, siguen zafando, movilizando. Llamativo hasta para el "liquidador serial".

(*) Columnista de La Señal Medios, Libre Expresión y Mundo Amateur