fbpx El CONICET trabaja en barbijos inclusivos que permitan la lectura labial | Agencia Paco Urondo | Periodismo militante
Mundo discapacidad //// 10.06.2021
El CONICET trabaja en barbijos inclusivos que permitan la lectura labial

El grupo COVID de la Gerencia Tecnológica del CONICET está trabajando junto a investigadoras e investigadores, en el desarrollo de barbijos inclusivos que puedan cumplir con las condiciones de seguridad y respirabilidad necesaria.

  • Crearán barbijos que permitan la lectura facial

Por Liliana Urruti

Los investigadores del CONICET (Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas) se encuentran trabajando, en conjunto con la Universidad de Buenos Aires, en el desarrollo de barbijos inclusivos y la licencia que los comprendería.

En una carta dirigida al CCD (Consejo Consultivo de la Discapacidad) el grupo COVID de la Gerencia de Tecnológica de la institución que preside Ana María Franchi expresó: “Más allá de los tiempos que suelen llevar los desarrollos del CONICET desde su formulación en nuestros laboratorios hasta su llegada al mercado, para nuestra institución es fundamental colaborar con las distintas demandas de nuestra sociedad, y por tal motivo nos encontramos realizando las gestiones pertinentes con las partes para concretar la licencia de explotación comercial del desarrollo y esperamos que la tecnología pueda escalar para llegar a la sociedad lo más pronto posible”.

El 21 de mayo de 2021, el Consejo Consultivo de la Discapacidad (CCD) presentaba ante en CONICET un pedido que no se había tenido en cuenta durante la pandemia, la investigación y fabricación barbijos, con las mismas características de protección y seguridad frente al COVID-19, del modelo ATOM PROTECT N95 PLUS, pero con diseño universal y accesible que permitan la lectura labial. “Necesitamos se nos incluya en la gestión de esta pandemia”, pidieron. Sesenta y nueve firmas, entre organizaciones representativas del colectivo y particulares fundamentaban esa necesidad al derecho a la accesibilidad que establece la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad en su artículo 9 establece.

Hace un año, el 5 mayo del 2020, la Agencia AJN, daba cuenta que Carolina Tannenbaum, de Israel, especialista en Medicina de Emergencia, estaban diseñando ya un protector facial que permitiera la lectura de labios.

Viene a cuento mencionar, que, en los primeros días de junio, y tras los resultados de la treceava edición del ranking SCImago, el CONICET vuelve a ser elegida como la mejor institución gubernamental de ciencia de Latinoamérica. Además, en 2021 el CONICET se posicionó como la mejor institución en ciencia del país. A nivel global, el CONICET se ubicó en el puesto 26 de entre 1587 instituciones. Y en el puesto número 13, en el mundo, en lo que respecta al indicador “Investigación e Impacto Social en instituciones de gobierno”. En la edición 2021 se evaluó un total de 7.533 instituciones de todo el mundo, y el CONICET se posiciona en el puesto 195, lo que la ubica tres posiciones más arriba con respecto al 2020.  El puesto número uno del ranking SCImago pertenece, una vez más, la Academia de Ciencias de China.

Según establece en sus políticas, el objetivo principal que persigue este ranking es el de contribuir a la toma de decisiones, al desarrollo de políticas públicas e institucionales y al establecimiento de hojas de ruta para el impulso la actividad investigadora y mejora continua de las instituciones.