fbpx “Nextel es una empresa que está en problemas estratégicos”
Medios //// 24.09.2015
“Nextel es una empresa que está en problemas estratégicos”

Entrevista a Enrique Carrier, experto en telecomunicaciones, sobre la compra de Nextel por parte de Cablevisión (Grupo Clarín).

Boris Katunaric.
Agencia Paco Urondo: La compra de las acciones de Nextel ha llamado la atención, ¿cómo lo ve usted?
Enrique Carrier: El interés de Clarín o Cablevisión por Nextel no era nuevo. Existía desde antes de la primera licitación del espectro de 4G en su momento. En ese momento, no sé bien por qué motivo, no se avanzó, seguramente porque en ese momento la empresa era más cara que ahora.
Cablevisión, como cualquier operador de telecomunicaciones, tiene interés en participar de lo que es “el” negocio de las telecomunicaciones modernas, las comunicaciones móviles e inalámbricas. Cualquier operador tiene la necesidad de completar su oferta con un producto móvil. En ese sentido no fue una sorpresa. Sí sorprendió que se realizara con mucha discreción, no hubo filtraciones y cuando empezó a haberlas la cosa ya estaba cocinada.
APU: Con respecto a las licencias, ¿esta compra está por fuera de la ley?
EC: Con la ley de medios no impacta porque es una empresa de comunicaciones, no es una empresa de servicios de comunicación audiovisual con la cual no agrega ni abonados ni licencias ni cualquiera de las limitaciones que podría tener en función de la ley de medios.
En términos de telecomunicaciones se planteó una discusión que, hasta donde yo entiendo, no hay conflicto. La AFTIC reaccionó el primer día mencionando el art. 16 de la ley que se conoce como ley Argentina Digital. Ahí se menciona la necesidad de autorizar cualquier compra o movimiento accionario entre empresas.
El tema es que no hay una reglamentación vigente de la ley que se votó e diciembre del año pasado. Esta ley dice que cuando no hay conflicto se basará en la reglamentación vigente que, en este caso, es un decreto del año 2000. En ese decreto aparece la necesidad de que haya algún tipo de control. En este caso no la hay porque lo que anuncia Cablevisión es la compra del 49% de las acciones mientras que el 51% queda en manos del Holding que es dueño de Nextel.
Al no haber una reglamentación que marque el piso para necesitar o no una autorización, entonces sigue la vigente. Por otro lado, si necesitaras una autorización para cualquier movimiento accionario sería un poco ridículo porque necesitaría esa autorización de la AFTIC para comprar acciones en la bolsa.
APU: En cuanto al mercado, ¿cuál sería la situación?
EC: Si uno se abstrae del enfrentamiento de varios años que tienen el gobierno y el Grupo Clarín me da la impresión de que si fueran otros nombres no habría ningún conflicto porque Nextel es una empresa que tiene poca presencia en las telecomunicaciones móviles. Es decir, no cambia el escenario competitivo, por ende, no hay conflicto. Esto es sólo el primer paso, no es que el día de mañana Cablevisión con Nextel entra a competir mano a mano con Personal, Movistar o Claro. Tiene muchas limitaciones, entre ellas, tecnológicas.
Nextel es una empresa que está en problemas estratégicos, si mirás el balance todavía es una empresa rentable aunque esté perdiendo clientes rápidamente: para que te des una idea perdió en el primer trimestre el 4% de su base de clientes y es una tendencia que se viene dando porque tienen una tecnología que ya no tiene horizonte de desarrollo, está en una vía muerta y que no les permite dar servicios de datos, que es hoy la estrella del negocio de las telecomunicaciones móviles.
APU: ¿Por qué la compraron entonces?
EC: Hay un valor real y otro simbólico. Desde el simbólico Cablevisión se posiciona como el cuarto operador natural y no es que abunden los interesados en ese puesto porque implican inversiones muy grandes.
Desde el punto de vista práctico el activo más valioso que tiene Nextel son los sitios para las antenas. Nextel tiene unos mil sitios. Quien quiera desplegar una red móvil va a encontrarse un freno en el tema de la instalación de antenas porque vas a encontrar trabas burocráticas, oposición de vecinos, etc. No es algo que resuelvas con plata. Entonces tener mil sitios funcionando tiene un valor muy importante.
En el peor de los casos, suponiendo que no llegue a dar servicio, podés tener un negocio interesante en el alquiler de esos sitios de antena, es una tendencia que se está dando en muchas partes del mundo, se puede ofrecer a cualquier operador. Acá se puede hacer los mismo y se le puede ofrecer a Personal, Claro y Movistar.