fbpx Los motivos por los que procesaron al periodista de Clarín Daniel Santoro | Agencia Paco Urondo | Periodismo militante
Medios //// 07.08.2019
Los motivos por los que procesaron al periodista de Clarín Daniel Santoro

El juez Alejo Ramos Padilla lo procesó como "partícipe necesario en los delitos de coacción y extorsión". Además, aclaró que lo sigue investigando por otros delitos. 

Por Enrique de la Calle

El juez Alejo Ramos Padilla decidió el procesamiento del periodista del Grupo Clarín Daniel Santoro. En una resolución de más de 80 páginas, el magistrado explicó los motivos por los cuales llegó a esa situación procesal. Se lo señala como partícipe necesario en los delitos de coacción y extorsión. 

Según Padilla, los hechos que involucran al periodista macrista tienen que ver con los casos del ex directivo de PDVSA Gonzalo Brusa Dovat y el empresario Mario Víctor Cifuentes. "La materialidad de los hechos, es decir, la existencia de los acontecimientos investigados y que le fueran imputados a Daniel Santoro se encuentra probada con el grado exigencia que se requiere en esta instancia", describió. 

Sigue el juez: "Se encuentra acreditada la coacción de la que fue víctima el ex directivo de PDVSA Gonzalo Brusa Dovat, y la extorsión que sufrió el empresario y titular de la empresa OPS Mario Cifuentes y que para llevar adelante dichas acciones se requirió de la participación de Daniel Santoro". 

En la resolución se describen todas las pruebas que vinculan al peridosta oficialista con los delitos abordados: "Existen elementos de prueba suficientes que dan cuenta del conocimiento que tuvo Daniel Santoro de que con su actividad llevaba adelante un aporte significativo para la concreción de los planes criminales investigados", aseguró Padilla. En criollo: el periodista de Clarín sabía que estaba cometiendo delitos con sus acciones.

Padilla se refirió a la explicación que brindó Santoro ante su juzgado que habló de "errores" o "engaño", por parte de Marcelo D' Alessio. Sin embargo, el juez aclara: "Se verifica que tanto D´Alessio como Santoro sabían de las actividades y de los aportes que el otro realizaba al plan criminal", describió. Y vuelve a concluir: "Surgen claramente los elementos de convicción para considerar aquellas conductas que le fueran imputadas a Santoro como un aporte decisivo para los hechos y planes delictivos investigados".

Por si hiciera falta, el magistrado afirmó que el periodista no se encuentra procesado por "escribir una nota, un libro o recibir información", ni siquiera, por presentarle a D'Alessio a jueces y fiscales. 

Con un dejo de ironía, Padilla advierte: "La situación se modifica cuando se conoce que Marcelo D’Alessio, con anticipación de unas horas, le refería al dueño de esa firma OPS (el empresario Cifuentes) que ese día debía ver a Daniel Santoro en el programa 'Animales Sueltos', al tiempo que le exigía el pago de un millón doscientos mil dólares y le señalaba que si no pagaba esa suma, ese mismo periodista al que 'los jueces le tenían más miedo que al Consejo de la Magistratura' -en propias palabras de D’Alessio- habría de publicar en el diario de mayor tirada del país una nota que lo perjudicaría, como efectivamente ocurrió".

Vale señalar que el juez procesó a Santoro por dos casos y aseguró que lo seguirá investigando por otros hechos, como el que involucra al inefable Leonardo Fariña.  

Por último, el juez dedicó varias hojas de su resolución a explicar por qué su intervención no afecta el derecho a la libertad de expresión. "El aprovechamiento de instituciones tan necesarias para el funcionamiento democrático con el objeto de “blanquear” información sensible -obtenida ilegalmente- produce, paradójicamente, el propio desgaste de las estructuras democráticas que dichas instituciones protegen; esto ha sido una de las notas salientes que caracterizó el modus operandi de la organización involucrada".