fbpx Universidad pública: "La subejecución presupuestaria se ha vuelto sistemática" | Agencia Paco Urondo | Periodismo militante
Más información //// 29.05.2017
Universidad pública: "La subejecución presupuestaria se ha vuelto sistemática"

Así lo afirmó la agrupación 14 Bis Derecho UBA en un comunicado: "El gobierno PRO retomó la ofensiva contra la universidad pública."

Por 14 Bis Derecho UBA

En el contexto de la discusión salarial docente, hace una semana se realizó una nueva movilización masiva de la comunidad universitaria contra el ajuste en educación. A ello, y sin modificar una oferta salarial menor al 20%, el gobierno PRO retomó la ofensiva contra la universidad pública. La agrupación 14 Bis Derecho UBA emitió un comunicado al respecto. 

Ese mismo día, se llevó adelante el tercer allanamiento a un rectorado de una universidad nacional, en este caso, le tocó a la Universidad Nacional Arturo Jauretche de Florencio Varela. Esta ofensiva vino de la mano de la diputada Carrió, que acusó a las autoridades de malversación de los fondos de un programa del MERCOSUR del cual la UNAJ es beneficiaria y que aún no recibió. 

Por otra parte, con el antecedente de la detención de estudiantes en la Universidad Nacional de Jujuy, en el cierre de la elección de centro de estudiantes de la Facultad de Derecho de Lomas de Zamora (UNLZ), la decana massista llamó a la policía local, cuyos agentes amenazaron a los estudiantes que reclamaban fraude en el conteo. Otro fue el mecanismo utilizado por las autoridades normalizadoras (y por lo tanto, oficialistas) de la Universidad Nacional de San Antonio de Areco: allí prescindieron de realizar concursos docentes y de publicitar la elección de claustros para poner en funcionamiento la “normalidad” del cogobierno universitario.

La subejecución presupuestaria que se ha vuelto sistemática y las deudas millonarias del Ministerio de Educación hacia las universidades públicas por el presupuesto 2016, han llevado a que varias universidades decretaran la emergencia económica y edilicia. Además, la pérdida de poder adquisitivo por parte de lxs trabajadorxs de la educación, evidencia la voluntad política de la alianza Cambiemos: achicar la educación pública universitaria y “adecuarla” a las reglas del mercado. Para ello, advertimos la intervención judicial, y gubernamental-policial al servicio de sostener el ajuste y la privación de derecho. 

En los últimos años, vimos florecer nuevas universidades a lo largo y ancho de nuestro país, que garantizaron el acceso a la educación superior de miles de jóvenes. Entendemos que la consolidación del sistema universitario es fundamental para el desarrollo de una nación más justa, libre y soberana. Por eso, hoy debemos solidarizarnos con lxs compañerxs que ven restringido su acceso a la educación pública y rechazamos todo acto que nos haga retroceder en materias de educación y la autonomía universitaria.