fbpx Los trabajadores de la cooperativa ADO responden a una solicitada de Petinari en Clarín
Más información //// 15.11.2016
Los trabajadores de la cooperativa ADO responden a una solicitada de Petinari en Clarín

En nombre de “Acoplados Petinari”, empresa vaciada que sus trabajadores recuperaron, Silvana Petinari escribió una solicitada que el diario Clarín publicó. Los miembros de la cooperativa “Acoplados del Oeste” y dos referentes del sector de las empresas recuperadas responden a los que califican como “los pueriles e infantiles argumentos que permanentemente utilizan los verdaderos delincuentes”. El documento completo.

El diario Clarín ofreció el domingo 13 gentil espacio a una solicitada firmada por Silvina Andrea Petinari en nombre de Acoplados Petinari, la empresa familiar que sus dueños vaciaron y los trabajadores recuperaron desde la cooperativa de trabajo “Acoplados del Oeste”.
El texto, que desde el título equipara a las fábricas recuperadas con “fábricas usurpadas”, califica a la recuperación de los obreros como “la farsa de una cooperativa como estrategia para ocultar un delito” y protesta por los “647 días sin poder trabajar, por acción del delito e inacción del gobierno y la Justicia”.
Los capítulos de esta historia muestran una realidad bien distinta, que los trabajadores de “Acoplados del Oeste” plasmaron una respuesta que firmó su presidente Jorge Gutiérrez, junto a dos referentes históricos del sector como José Abelli, por la Federación Autogestión, Cooperativismo, Trabajo (ACTRA), y Francisco Martínez, por la Cooperativa de Trabajadores “Textiles Pigüé”.
“Resulta que los delincuentes somos los trabajadores, los policías, los legisladores, los jueces. Por suerte se salvó el Papa Francisco”, dicen en respuesta al texto de Petinari los firmantes del documento, que AGENCIA PACO URONDO comparte íntegro a continuación con sus lectores.
 
RESPUESTA DE LA COOPERATIVA ACLOPADOS DEL OESTE Y ACTRA
Leyendo la solicitada publicada por Silvana Andrea Petinari, en nombre de Acoplados Petinari, nos recuerda los pueriles e infantiles argumentos que permanentemente utilizan los verdaderos delincuentes. Resulta que los delincuentes somos los trabajadores, los policías, los legisladores, los jueces. Por suerte se salvó el Papa Francisco.
Lo cierto es que no somos nosotros ni en este caso ninguno de los que se han mencionado. Hasta acá, quienes han delinquido son aquellos quienes afirman lo contrario. La Ley penal tributaria es muy clara definiendo a quien retiene los aportes a la seguridad social sin depositarlos como corresponde. Eso sí es delito. Lo es también no pagar los salarios de los trabajadores. Delito es licuar los activos de la empresa. Delito es no pagar a los proveedores. Delito es no cumplir con los contratos de los clientes.
Claramente se impone, no dejar de recordar aquello que “el ladrón piensa que todos son de su condición”. Lo cierto es que la empresa Petinari no se encuentra en cesación de pago por culpa de los trabajadores. Todo lo contrario. Fuimos nosotros, quienes sostuvimos a la empresa a pesar de las irregularidades empresarias. Y fue a costa de no cobrar nuestros salarios durante largos meses. No vale la pena mencionar las inversiones prometidas, pero hablar de seguridad jurídica, en boca de los Petinari, suena como que Drácula pida una transfusión de sangre. Pero sí podemos hablar de las mentiras y falsedades que en nombre de la legalidad, la empresa expresa en su solicitada.
La Cooperativa de Trabajo “Acoplados del Oeste” tiene personería jurídica y matrícula de la autoridad de aplicación nacional (I.N.A.E.S.) Matrícula Nº 55.247, y de la Dirección Provincial de Cooperativas de la Provincia de Buenos Aires, Nº 55.236, acreditadas en los expedientes judiciales e institucionales. Con un Consejo de Administración, con Síndicos y asociados, todos ellos ex trabajadores de Petinari y con créditos laborales verificados además. Petinari debe veinte millones de pesos ($ 20.000.000) en conceptos de impuestos Provinciales y Municipales, documentados y reclamados por los organismos pertinentes. Petinari debe a la AFIP sesenta millones de pesos ($ 60.000.000) no sólo de IVA y Ganancias, también de los aportes y las contribuciones a la Seguridad Social. Esto es, los aportes jubilatorios, que retuvo y no depositó, del conjunto de los trabajadores. Petinari debe a sus trabajadores, en concepto de salarios caídos, es decir devengados y no pagados, e indemnizaciones por cuarenta millones de pesos ($ 40.000.000). Petinari debe a sus proveedores y clientes otros montos tan importantes como los expresados anteriormente que no los cuantificamos porque no nos constan
En la Argentina, hay más de trescientas Empresas Recuperadas por sus trabajadores, proceso que comenzó en los años sesenta, pero que claramente se incrementó a partir de los años noventa. Los trabajadores nos tenemos que hacer cargo de las empresas que son vaciadas o quebradas fraudulentamente por sus dueños y lo hacemos con cualquier gobierno, sea del signo que sea, porque somos independientes de las patronales, del Estado y de los partidos políticos.
Decir que en el gobierno anterior fuimos beneficiados por maniobras poco claras es una mentira más. Hemos recuperado empresas en los gobiernos del Dr. Raúl Alfonsín, en el de Carlos Menem, en el de Fernando de la Rúa, en el de Néstor Kirchner, en el de Cristina Fernández de Kirchner y en el de Mauricio Macri.
Siempre que hemos sacado una Ley de Expropiación, en Buenos Aires, en CABA, en Santa Fe, en Tierra del Fuego, en Neuquén, en La Rioja, en Mendoza, en fin, en cada una de las provincias en donde la dignidad se ha puesto de pie, fue con el voto mayoritario de los legisladores representantes de todo el arco político. Jamás, se recuperó o expropió una empresa que pague sus salarios, que este con sus cuentas claras con el fisco, con sus proveedores, con sus clientes. Eso sería imposible materialmente, ningún trabajador se prestaría a semejante robo, ningún legislador votaría una Ley de Expropiación, ningún Juez y mucho menos un Fiscal toleraría una situación así. Solo existe en la imaginación, escasa por cierto, de la Señora Petinari y sus secuaces.
En definitiva, los trabajadores queremos informar, con claridad y contundencia, que ésta es la realidad por más que intenten deformarla con agravios y mentiras. Los argumentos siempre son los mismos de parte de los vaciadores, los quebradores fraudulentos, en definitiva de los empresarios inescrupulosos que son los que verdaderamente delinquen.
 
       JORGE GUTIÉRREZ              JOSÉ ABELLI             FRANCISCO MARTÍNEZ
PRESIDENTE ADO                    ACTRA                     TEXTILES PIGÜÉ