fbpx Un femicidio cada 27 horas: reclaman la “emergencia nacional en violencia de género” | Agencia Paco Urondo | Periodismo militante
Géneros //// 10.02.2021
Un femicidio cada 27 horas: reclaman la “emergencia nacional en violencia de género”

Según un informe del Observatorio “Mujeres, Disidencias, Derechos” del Movimiento Mumalá, en lo que va del 2021 los casos de violencia de género aumentaron con un promedio de un femicidio cada 27 horas.

Por Elizabeth Pontoriero

La organización “Mujeres de la Matria Latinoamericana (Mumalá)” reclamó nuevamente al Estado que declare “la Emergencia Nacional en Violencia de Género con el fin de priorizar los recursos para la atención integral de mujeres e integrantes del movimiento LGTBIQ+, debido al aumento de casos de femicidio”.

Además, exigieron la implementación de las medidas económicas anunciadas con anterioridad por el Gobierno para las víctimas de violencia de género y el colectivo travesti trans, de la Ley de Educación Sexual Integral y la aplicación de la Ley Micaela que obliga a todo el personal del Estado a capacitarse en género y violencia.

Según un informe del Observatorio “Mujeres, Disidencias, Derechos” del Movimiento Mumalá, en el primer mes del 2021 los casos de violencia de género han ido en aumento con un promedio de un femicidio cada 27 horas.

De acuerdo con esta investigación, tan solo en el primer mes de este año se registraron 38 muertes violentas de mujeres, travestis y trans, de las que 26 son femicidios, femicidios vinculados y trans-travesticidios. Asimismo, hubo 36 intentos de femicidios y 5 muertes violentas relacionadas con el narcotráfico y otras ramas delictivas, a las que muchas mujeres, especialmente travestis, se ven obligadas a recurrir.

Conforme con lo aportado por el Observatorio, en lo que se refiere al vínculo con el agresor, el 59% de las muertes fueron ocasionadas por parejas o exparejas, y en un 29% por hombres conocidos del círculo íntimo, mientras que el 8% fue por familiares directos y un 4% por familiares indirectos.

Por otro lado, en lo concerniente a los lugares en los que se produjeron los casos un 63% sucedió en la casa particular o compartida de la víctima, un 17% en la vía pública, el 8% en el lugar de trabajo de la víctima, el 4% en la casa del agresor y otro 4% en descampados.

Con respecto a la modalidad del femicidio, un 38% de los agresores utilizó armas de fuego, un 33% armas blancas, el 17% lo hizo a golpes, el 4% por asfixia y otro 4% decidió quemar a sus víctimas.

El Observatorio detalló, sin embrago, que el 25% de las víctimas de femicidio había denunciado a su victimario y el 17% de ellos contaba con orden de restricción de contacto o perimetral y las víctimas, a su vez, con botón antipánico.

Con estos datos, el Movimiento Malumá volvió a reclamar al Estado que declare la Emergencia en Violencia de Género para posibilitar la asistencia integral a las víctimas. Además, exigió que el Gobierno cumpla con las medidas económicas del Programa Acompañar que fue aprobado por el decreto 734/2020 y “destinado a brindar asistencia directa a personas que se encuentran en riesgo por situaciones de violencia por motivos de género”, para que las víctimas puedan integrase en una vida digna, con acceso a la salud, educación y vivienda.

De igual forma, solicitó que se implemente la ley de Educación Sexual Integral (ESI) que fue sancionada en 2006 y “que contempla y articula las dimensiones biológica, psicológica, social, afectiva, espiritual y ética de las personas, de forma congruente con un enfoque de derechos humanos”.

Finalmente, el Movimiento recordó la aplicación de la Ley Micaela, mediante la que se establece la capacitación obligatoria en materia de género y violencia contra las mujeres a todos los empleados que se desempeñan en el Estado Nacional, independientemente de su cargo o jerarquía.