fbpx “La legalización del aborto era una deuda de la democracia con las mujeres argentinas” | Agencia Paco Urondo | Periodismo militante
Géneros //// 22.01.2021
“La legalización del aborto era una deuda de la democracia con las mujeres argentinas”

Lucía Portos, subsecretaria de Políticas de Género y Diversidad Sexual de la provincia de Buenos Aires, conversó con AGENCIA PACO URONDO sobre la presentación de la guía de implementación de la interrupción legal del embarazo para los profesionales de la salud bonaerenses.

Por Belén Ruiz Díaz

Lucía Portos, subsecretaria de Políticas de Género y Diversidad Sexual de la provincia de Buenos Aires, conversó con AGENCIA PACO URONDO sobre la guía de acción para orientar al sistema de salud en la aplicación de la interrumpción voluntaria del embarazo. 

AGENCIA PACO URONDO: ¿De qué trata la Guía de Implementación de la Interrupción Voluntaria del Embarazo?

Lucía Portos: La guía de implementación de la Interrupción Voluntaria del Embarazo va a funcionar a modo de protocolo para todo el sistema de salud de la provincia de Buenos Aires, tanto público como privado en todos sus niveles, para protocolizar la forma en la cual las mujeres y personas con capacidad de gestar van a poder acceder a la IVE en el marco de lo que regula la Ley 27.610. Nuestra provincia es la primera en sancionar este tipo de guías, a través de una resolución conjunta entre el Ministerio de Salud y el Ministerio de las Mujeres de PBA y, lo que tiene de bueno esto, es que les da seguridad a los equipos que tienen que realizar las intervenciones pero, por sobre todas las cosas, les brinda a quienes quieren y deben acceder a un aborto, la garantía de que lo van a poder hacer en las mejores condiciones.

APU: ¿Cómo se prepara el sistema de salud provincial para hacer cumplir la ley de interrupción legal del embarazo? ¿Cómo creen que será la implementación?

L.P.: Desde el Ministerio de Salud de PBA se trabajó a lo largo del año pasado, incluso a pesar de las consecuencias de la pandemia, en preparar a los equipos en lo que era, en ese momento, el cumplimiento de la Interrupción Legal del Embarazo, en los derechos que surgían de la legislación de 1921, que permitía el acceso al aborto cuando se trataba de un embarazo en caso de violación o cuando existía un peligro para la salud de la gestante. Este trabajo fue muy fuerte, se hizo con los equipos de todas las regiones sanitarias de PBA, se garantizó su cumplimiento, se elaboró por primera vez un informe con números detallados que está disponible en la página del Ministerio de Salud y se hizo una compra muy grande de Misoprostol a un laboratorio de producción pública, que se proveyó a todas las regiones sanitarias. Además, se continuó con la provisión de anticoncepción de la manera en la que también lo sanciona la ley de salud sexual a nivel nacional, así que ese trabajo muy fuerte nos preparó para esta circunstancia. Lo que vamos a hacer este año es seguir profundizando dicho trabajo con los equipos para poder garantizar la IVE en todas las regiones sanitarias de la Provincia, y también para ir venciendo algunas resistencias de índole cultural o moral que pueden tener algunas personas en distintas instituciones, sobre todo dentro del sistema privado.

APU: ¿Cómo esperan que sea la respuesta del sector médico con respecto a la implementación de la IVE?

L.P.: Creemos en el compromiso de la mayor parte de los equipos de salud pero también de la política, tanto de los municipios como del impulso que le está dando la gestión del gobernador Axel Kicilloff, el proceso obviamente va a necesitar de recapacitación y de trabajo para poder cambiar algunos dispositivos culturales que están dentro del sistema y que a veces se anulan, como los deseos de las personas dentro del sistema médico. Ese sistema suele ser bastante paternalizador o tutelador de las vidas de las personas y acá la idea de la ley es poner de relieve la autonomía y el deseo de gestar, de tener una familia, y también cuando ese deseo no existe, la posibilidad de interrumpirlo. Hay que hacer un cambio importante en el sistema de salud, pero creemos que con trabajo, dedicación y voluntad, que es algo que tiene de sobra el equipo de la Dirección de Equidad de Género en Salud que conduce Sabrina Balaña, se va a poder garantizar este derecho en toda la provincia. Y en los casos en los cuales esto no sea garantía, la ley 27.610 dice claramente que se debe dar una derivación rápida dentro de los 10 días de solicitada la IVE. Ese sistema de derivaciones también hay que trabajarlo y para eso también hay un 0800, para que las personas puedan llamar y denunciar incumplimientos o solicitar información.

APU: ¿Qué significa la legalización del aborto en términos de ampliación de derechos para las mujeres bonaerenses?

L.P.: La legalización del aborto tiene que ver con la autonomía de las personas y yo creo personalmente que era una deuda de la democracia para con las mujeres argentinas. El hecho de poder considerarnos ciudadadas de pleno derecho en nuestro país, con la posibilidad de decidir, no solamente lo que sucede con nuestros cuerpos sino también con nuestros proyectos de vida, con autonomía, con capacidad, con responsabilidad, y esto está hoy en Argentina y en la provincia garantizado. Creemos que también va a resolver un problema que muchas veces se producía en la clandestinidad, que es el riesgo de vida para aquellas mujeres que no podían pagar un aborto en condiciones dignas y que ahora van a poder realizarselo en el sistema público de salud, así que todo lo que nos espera es mejor. Hoy tenemos un derecho más, que tiene que ver con una ampliación de derechos que se da en el marco de un proyecto de país que siempre se ha caracterizado por ampliar derechos, que es el peronismo, y estamos muy contentas de que así sea. Creemos igualmente que hay otras discusiones por delante que tenemos que seguir dando en la provincia para que esta política pública se convierta en una realidad efectiva y, además, para seguir acompañando no solamente con el “Plan 1000 días”, sino también con el resto de las acciones de la salud sexual, como es la provisión de anticoncepción y, sobre todo, la implementación de la ley de educación sexual integral en las escuelas, para ir construyendo una nueva cultural vincular y las nuevas posibilidades con las generaciones por venir.

APU: ¿Cómo creen que se van a comportar el resto de las provincias en la aplicación de la ley?

L.P.: La verdad es que son realidades muy disímiles. Cada provincia tiene su idiosincrasia, sus sectores del poder y sus autoridades en lo relacionado a la salud, pero el Ministerio de Salud de la Nación tiene un compromiso férreo con el acceso de las mujeres a la IVE y, en ese sentido, se va a trabajar con todas las jurisdicciones para ir logrando estos cambios de los que venimos hablando.