fbpx Celeste Pisapia es Carolina Muzzilli, mujer inmortal | Agencia Paco Urondo | Periodismo militante
Géneros //// 08.03.2020
Celeste Pisapia es Carolina Muzzilli, mujer inmortal

AGENCIA PACO URONDO entrevistó a la actriz y traductora Celeste Pisapia, quien interpretó a Carolina Muzzilli, pionera de la lucha por los derechos de las obreras y los niños en Argentina.

Por Milagros Carnevale

El 8 de marzo de 1857 miles de trabajadoras textiles ocuparon las calles de Nueva York con el lema “pan y rosas” para exigir una reducción de la jornada laboral, una mejora de las condiciones en las fábricas y el fin del trabajo infantil. Años después, el 8 de marzo de 1908 las obreras de la fábrica textil Cotton (Nueva York) se declararon en huelga y tomaron la fábrica enarbolando las mismas banderas que sus compañeras se habían puesto al hombro en 1857. Durante la huelga el establecimiento se incendió (¿lo incendiaron?) y murieron 129 trabajadoras. En 1910, en el marco de la Segunda Conferencia Internacional de Mujeres Socialistas, por moción de Clara Zetkin, se proclamó el 8 de marzo como el Día Internacional de la Mujer Trabajadora: un homenaje.

En Argentina tuvimos nuestra propia defensora de los derechos de las obreras: Carolina Muzzilli (1889 – 1917). Forma parte de la generación de pioneras del feminismo junto con Alicia Moreau de Justo, Alfonsina Storni, Elvira Rawson, Petrona Eyle, entre otras. En 1910 intervino en la organización del primer Congreso Femenino Internacional. En En 1912 tomó la causa de las trabajadoras de la lavandería La Higiénica, que cumplían una jornada de a veces hasta once horas, que en invierno se congelaban lavando en pisos húmedos y que en verano se descompensaban por tanto vapor de agua que salía de los cilindros. En 1913 formó parte del Congreso del Niño, en el cual se destacó por sus trabajos “La madre y el menor obrero” y “El trabajo de la mujer y los niños”. En 1915 fue contratada sin goce de sueldo como inspectora del Departamento Nacional de Higiene y Trabajo y mediante este cargo intentó defender los derechos de la mujer y el niño. Cuando no la dejaban entrar en contacto con las obreras se convertía en empleada ella misma, para entender en carne propia los suplicios a los que se sometían las miles de mujeres explotadas en las fábricas. Ayudó a desarrollar planes de salud pública para combatir la tuberculosis, enfermedad que la terminó matando. En 1916 fundó y dirigió el periódico Tribuna Feminista, donde publicaba sus ensayos y monografías. Lo sostuvo económicamente mediante su trabajo de costurera. Militó por el acceso a la educación para las trabajadoras de la industria textil y tabacalera.

Carolina Muzzilli sobre el feminismo
Yo llamo feminismo de diletantes a aquel que solo se interesa por la preocupación y el brillo de las mujeres intelectuales. [...] Es hora de que ese feminismo deportivo deje paso al verdadero, que debe encuadrarse en la lucha de clases.
En la muestra Mujeres Inmortales de Sebastián Naón fue Celeste Pisapia quien encarnó a Carolina Muzzilli. Protagonizó entre 1994 y 1995 la serie Montaña Rusa, comedia juvenil emitida por Canal 13. Actualmente se desempeña como traductora de inglés.

Agencia Paco Urondo: ¿Cuál fue su primera aproximación con el feminismo?
Celeste Pisapia: Vengo de una familia en la que hay muchas mujeres, mi mamá siempre estuvo muy presente, mi abuela ayudaba mucho. Somos un grupo de mujeres fuertes. Hago causa común con la coyuntura que estamos viviendo actualmente. Hay muchas cosas por resolver y creo que se están dando grandes pasos. De a poco la lucha va dando resultados.

APU: ¿Cómo describe su experiencia siendo parte de la muestra Mujeres Inmortales?
C.P: Fue un proyecto hermoso. Me llegó la propuesta por parte de Sebastián y no dudé un minuto. Me hizo sumergirme en un mundo de mujeres que no conocía. Me puse a investigar, a entender cuáles eran sus luchas. Me tocó interpretar a Carolina Muzzilli, una pionera del feminismo, yo no la conocía y estoy muy orgullosa de haberla interpretado. Tuve la suerte de trabajar con un equipo muy comprometido con la historia.

APU: ¿Cómo está posicionada la mujer en su campo laboral actual (traductorado)?
C.P: Hace unos años éramos más mujeres que hombres. Ahora se están sumando muchos varones. Hoy por hoy sigue siendo de todas maneras una carrera que tiene más mujeres, pero cada uno le da su impronta a lo que hace.

APU: ¿Qué expectativas tiene sobre este nuevo 8M?
C.P: Me parece que todas estas movilizaciones están dejando muchas huellas. Van a dar muchos frutos. Las mujeres tenemos una potencia increíble y siempre que nos juntamos somos dinamita. Estoy segura de que va a ser muy emocionante.
El 8 de marzo es una fecha que convulsiona al mundo entero, pero en la actualidad es América Latina el continente que se resiste cada vez más al avance del patriarcado.
En México son asesinadas por lo menos 10 mujeres por día, pero sólo algunos salen en los medios, como el de Fátima, una niña que fue secuestrada a la salida del colegio, o el de Ingrid Escamilla, que fue descuartizada por su pareja y abusada post-mortem por los noticieros, que compartieron imágenes de su cuerpo despellejado. Por su parte Chile es un nuevo foco de la lucha feminista, en el marco del resiente estallido social y la creación del himno “El violador eres tú” del colectivo Las Tesis. El 8M chileno será plurinacional, antirracista, transgeneracional, disidente y transfeminista, lesbofeminista, inclusivo, anticarcelario e internacionalista, y dará comienzo a un nuevo ciclo de protestas en la Plaza Dignidad. Hoy Argentina parece ser la esperanza de un continente vapuleado por el machismo, con la inminente llegada del aborto legal
seguro y gratuito patrocinada por el presidente Alberto Fernández.
Ya hace varios años se ha dejado de vivir el 8M como un festejo, y se empezó a vivir como homenaje, una fecha clave para la reivindicación de derechos. Una forma de conmemorar es conocer nuestra historia y tener presente la lucha de las mujeres
olvidadas de nuestro propio país, sin las cuales el movimiento feminista no sería lo que es hoy. Este fue el propósito del proyecto Mujeres Inmortales, que desenterró a pioneras no mediáticas como Carolina Muzzilli.