fbpx Made in Argentina: recuperando el potrero | Agencia Paco Urondo | Periodismo militante
Entretenimiento //// 29.05.2021
Made in Argentina: recuperando el potrero

Luego de diez años, Sergio Agüero se despide del Manchester City, tras la final de la Champions League. El documental Made in Argentina: Sergio Agüero, producido por el equipo inglés, es uno de los tantos homenajes que recibió el argentino y rememora los inicios del Kun en el fútbol, donde se destaca su formación en Independiente.

Por Marina Jiménez Conde

Este sábado 29 de mayo, Sergio el “Kun” Agüero le dirá adiós al Manchester City cuando se juegue la final de la Champions League contra el Chelsea. Luego de pasar diez años en el club, del que se va como ídolo, el Barcelona lo espera para que pueda seguir afirmando su vigencia. Resistido por varios en Argentina, hace rato que el Kun conquistó Inglaterra. Hace unos años, como antesala de la gran cantidad de homenajes que recibió este último tiempo, los responsables de la institución produjeron el documental Made In Argentina: Sergio Agüero (2018), centrado en los orígenes de su máxima estrella.

Cabría esperar una producción donde se muestren títulos, récords y logros que el Kun obtuvo con los celestes. Sin embargo, casi no hay nada de eso. Apenas siete minutos de los 55 que dura el film, que se encuentra disponible en YouTube, hablan de la estadía del argentino en Manchester. Es más, también hay muy poquito del recordado 93.20, que tiene su propio documental. Hablamos del gol más importante que Agüero convirtió para consagrar campeón al City, cortando una sequía de 44 años, y encima, arrebatándole el título en los últimos minutos al Manchester United, su eterno rival.

La gran hazaña fue durante su primera temporada en Inglaterra, por lo que a partir de ahí  todo fue amor entre el Kun y los ciudadanos, como se le llama a los hinchas del club. Por eso con Made in Argentina se le intenta rendir homenaje, explicando cómo se dio el surgimiento de un jugador de las características de Agüero. De hecho, más de la mitad del documental abarca su infancia y sus primeros pasos en Independiente. La respuesta de esa capacidad única como jugador, parece no ser otra más que la del potrero.

Aquí habría que detenerse porque hay varias maneras de entender al potrero. Muchas de las voces que aparecen, como la de Óscar Ruggeri, lo identifican como ese lugar donde se va aprendiendo a base de correctivos por parte de los más grandes, un espacio donde surgen los “guapos” que van al frente. Bastante típica la relación que se traza allí entre fútbol, masculinidad y violencia. Sin negar que esas formas existen, también es posible reconocer al potrero como el espacio donde lo que importa es disfrutar del juego. Por eso, no interesa si la cancha es de tierra, si las líneas que la delimitan se borraron o si los palos de los arcos son imaginarios: lo importante es jugar. Agüero lo formula así: “Mi infancia era sólo tratar de divertirme con la pelota”. 

Para ir recuperando esa etapa en la vida del Kun se suman varias voces. Nos encontramos con uno de sus técnicos de baby fútbol, donde se reconoce el trabajo de estos formadores en la transmisión de valores. Luego los testimonios de su mamá y de su papá. También la voz de los DT que tuvo en Independiente, donde se resalta la viveza de Ruggeri por hacerlo  debutar con 15 años, rompiendo el récord del futbolista más joven en jugar en primera, y único motivo por el que aparece en el film. A él se suman Miguel “Pepe” Santoro, César Luis Menotti y Julio César Falcioni. Este último, con el que Agüero explotó futbolísticamente, y el cual, muy recientemente, hizo el intento sin éxito de repatriarlo.

Por otro lado, aparecen amigos de Agüero que jugaban con él en las divisiones inferiores del club, que casualmente le deseaban que ganara la Champions, el único título que falta en la vitrina del máximo goleador en un mismo club en la historia de la Premier League. Agüero destaca un campeonato en novena división, que obtuvo con esos compañeros, recordando una anotación en el último minuto, demostrando el valor que para él tuvo esa consagración. Además, Pablo Zabaleta— compañero en el City durante varios años— y Lionel Messi hacen su aporte, sobre todo, comentando los dos mundiales juveniles que Agüero obtuvo en el 2005 y 2007 con la selección.

Durante uno de esos mundiales juveniles, en Holanda 2005, Emiliano Molina, arquero de las divisiones inferiores de Independiente y amigo de Agüero, murió tras un accidente automovilístico. El encargado de darle aviso al Kun no fue otro que Messi. Fue durante esa competencia que nació la amistad entre el Kun y la pulga. Esa unión, que se forjó en la sub 20 y siguió en la selección, parecería tener un nuevo capítulo con la llegada de Agüero al Barcelona, si es que  Leo decide continuar en el equipo blaugrana. 

Al igual que Messi, criticado por muchos por no tener el mismo desempeño en la selección que en su club, Agüero parece resignar plata con tal de jugar en el Barcelona, tras una temporada donde no tuvo mucho rodaje en el City y del que necesita para llegar a Qatar 2022. Como ya no hace anuncios sobre su regreso a Independiente, parte de la mitad de Avellaneda se mantiene indiferente. Sin embargo, y como en cualquier otra transacción, el club se llevó una buena tajada con su venta al Atlético de Madrid en el 2005. En el documental, Agüero reconoce que era muy chico aún y no quería irse a España, e Independiente se encargó de su formación. Nadie se debe nada.

Si la mercantilización del fútbol y los aberrantes números de los contratos, que tornan sus vidas lejanas a la de sus orígenes humildes, declaran la muerte del fútbol, ya no queda más que apagar la tele. Sin embargo, para quienes todavía, pese a todo, le encuentran pulso, seguirán esperando que ese pibe simpático, cuando termine su paso por el viejo continente, recupere el potrero desde donde salió y todavía tenga ganas de jugar a la pelota.