fbpx Una jueza porteña falló que la toma de colegios es constitucional | Agencia Paco Urondo | Periodismo militante
Educación //// 22.09.2017
Una jueza porteña falló que la toma de colegios es constitucional

En la sentencia, prohibió al gobierno porteño ordenar a los directores de escuelas que denuncien las ocupaciones en las comisarías. Sobre el fondo de la cuestión fue contundente: los alumnos que mantienen tomadas más de 30 establecimientos educativos "están haciendo uso de sus derechos constitucionales".

La jueza en lo Contencioso Administrativo y Tributario de la Ciudad de Buenos Aires, Elena Liberatori, falló a favor de la constitucionalidad de la toma de colegios en territorio porteño.

La magistrada hizo lugar a un amparo en el que ordenó al gobierno porteño no enviar ninguna instrucción a los directores de escuelas, que implique denunciar a la policía las ocupaciones. Dichas instrucciones sugerían asistir a la comisaría más cercana en caso de la ocupación del edificio escolar.

Para la jueza, estas medidas son de nulidad absoluta. Es decir, no tiene validez ni legalidad que los directivos de las escuelas tomadas denuncien el hecho a la policía. 

Sobre el fondo de la cuestión fue contundente: los alumnos que mantienen tomadas más de 30 establecimientos educativos "están haciendo uso de sus derechos constitucionales".

¿Qué pasó en la reunión entre la ministra de Educación porteña y los alumnos?

En lo que es la cuarta semana de conflicto entre los centros de estudiantes porteños y el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, la ministra de Educación porteña y los alumnos  finalmente se reunieron en un encuentro realizado en la Defensoría del Pueblo. A la salida, Soledad Acuña insitió en cuestionar que, según su visión, la medida de fuerza está impulsada por "el kirchnerismo y partidos de izquierda".

Por su parte, los estudiantes destrozaron la  reforma deducativa que intenta implementar la gestión de Horacio Rodríguez Larreta. “Para implementar esta nueva secundaria va a haber equipamiento tecnológico”, argumentó la funcionaria macrista  a lo que una estudiante le retrucó: “¡No tenemos enchufes!”. 

"Esperamos a que todos los estudiantes entiendan que la educación pública se defiende con las puertas abiertas, y cuando uno toma una medida de fuerza las partes no se pueden escuchar", enfatizó la ministra. 

"Levanten las tomas. Dejen que sus compañeros y estudiantes puedan ir a la escuela. Le pido a los padres que nos acompañen", reclamó la ministra.