fbpx Nicolás Trotta: "Si Larreta tiene evidencias sobre el regreso sin distanciamiento a las aulas, que la comparta" | Agencia Paco Urondo | Periodismo militante
Educación //// 03.08.2021
Nicolás Trotta: "Si Larreta tiene evidencias sobre el regreso sin distanciamiento a las aulas, que la comparta"

El ministro de Educación de la Nación dialogó con AGENCIA PACO URONDO RADIO (La Palabra Justa, domingos de 10 a 12, FM La Patriada) sobre la vuelta a clases, luego del receso invernal. “Si ellos comparten esa evidencia, yo voy a ser el principal interesado en poder llevarlo al Consejo Federal de Educación”, apuntó.

Por Martín Massad y Juan Cruz Guido | Foto: Daniela Morán

El ministro de Educación de la Nación, Nicolás Trotta, dialogó con AGENCIA PACO URONDO RADIO (La Palabra Justa, domingos de 10 a 12, FM La Patriada) sobre la vuelta a clases, luego del receso invernal. “Si ellos comparten esa evidencia, yo voy a ser el principal interesado en poder llevarlo al Congreso Federal de Educación”, señaló en relación a los anuncios del jefe de gobierno porteño de que las clases volverían en el formato de la prepandemia. "Nosotros tenemos que tomar decisiones más allá del costo o la manipulación política que pueda implicar una decisión que es compleja", apuntó. 

Agencia Paco Urondo: Horacio Rodríguez Larreta quiere las clases presenciales y en la provincia de Buenos Aires también. La cuestión acá, pasa por cómo va a ser el distanciamiento. Por lo que ha trascendido de la Ciudad, los alumnos y las alumnas van a estar en un aula y puede llegar a haber 30 chicos sin distanciamiento, lo que sería muy perjudicial en estos tiempos de pandemia ¿Cómo lo ve usted?

Nicolás Trotta: Primero que a partir de esta semana regresan las clases en todo el territorio argentino. Más de la mitad de las provincias regresaron una semana atrás con el receso invernal. Afortunadamente pasó la segunda ola, que tuvo un impacto muy fuerte en América Latina y Argentina. Pero se logró recomponer los indicadores sanitarios y epidemiológicos, y nos permite dar este paso, mientras avanzamos con el proceso de vacunación, que en los últimos meses se ha acelerado muchísimo, y en esta semana, en la aplicación de la segunda dosis de cada una de las vacunas.

En cuanto al regreso de la presencialidad, nosotros tenemos normas que exceden lo educativo y que surgen de la recomendación, la evidencia, el análisis y el trabajo de los especialistas ¿Qué nos marcan como estructura central de estos protocolos? Ventilación cruzada en el aula, higiene y desinfección, uso de tapabocas en todo momento, ingreso escalonado para lograr que no se produzcan situaciones de amontonamiento, y finalmente, distanciamiento físico dentro del aula ¿De cuánto debe ser, dicen los especialistas, a partir de los estudios que han realizado las jurisdicciones e investigadores del CONICET? Un metro y medio. Y mucho más, en la situación que se suma de la posible circulación en el distrito de la Ciudad de Buenos Aires, de la variante Delta.

Entonces, lo único que le estamos pidiendo al jefe de gobierno y a su ministro de Salud, Fernán Quirós, si ellos tienen evidencia que permite confirmar que podemos tener el regreso absoluto de los chicos a la escuela, que la compartan porque toda la evidencia que tenemos es distinta. Y si ellos comparten esa evidencia, yo voy a ser el principal interesado en poder llevarlo al Congreso Federal de Educación, y modificar la norma vigente que establece un metro y medio dentro del aula, que fue votada por todas las jurisdicciones educativas de nuestro país.

APU: En las demás provincias se cumpliría con este distanciamiento ¿No así en CABA?

NT: No así en CABA. De manera progresiva, ha dicho Larreta, comenzando por los últimos años de la escuela secundaria. Entonces aquí hay un dato de preocupación. La realidad es que tenemos que seguir sosteniendo los cuidados, que tenemos que manejarnos en el campo de la evidencia para cada una de las decisiones. Todos pretendemos la máxima presencialidad de nuestros chicos en la escuela. Eso es algo evidente, lo que sí es que tenemos que hacerlo de manera segura.

¿Pueden volver todos los chicos a un aula? Sí, pueden volver como ha ocurrido desde hace tiempo, por ejemplo, en las escuelas rurales. Inclusive en algunas escuelas de la Ciudad que tienen baja matrícula, escuelas de gestión estatal de la zona sur, por ejemplo, de la Ciudad de Buenos Aires y alguna de la zona norte, pueden tener un regreso de todos los chicos a la escuela, cuando pueden sostener el distanciamiento. Hubo escuelas en algún grado o año, que lo han priorizado o tienen mucha infraestructura, y utilizan por ejemplo el gimnasio. ¿Dentro de ese gimnasio puede estar toda el aula? Sí, si logramos mantener el distanciamiento físico.

APU: Yo llevo a mi hijo a una escuela primaria en la Ciudad de Buenos Aires. El tema del ingreso se ha desarmado un poco, al principio era escalonado y ahora últimamente, antes del receso, ya no era tan ordenado, era todo medio caótico. ¿Hay control sobre eso?

Y, por otro lado, ¿durante todo este tiempo de pandemia, se acondicionaron las escuelas como para poder tener mayor capacidad, para estar mejor preparadas para este tipo de distanciamiento y los cuidados que hay que tener?

NT: En primera instancia, tiene que haber control por parte de cada una de las jurisdicciones del cumplimiento de los protocolos. Es responsabilidad de las áreas educativas, las 24 jurisdicciones de nuestro país, de cumplir los protocolos que es la norma que ha sido construida y aprobada de carácter obligatorio en todo el territorio argentino. El Consejo Federal, es una institución consagrada por la Ley de Educación Nacional, que establece que cuando la norma es aprobada por una mayoría especial, en este caso, cada una de las normas fueron aprobadas por una unanimidad o por una mayoría abrumadora, tiene que aplicarse en todo el territorio argentino incluyendo la provincia de Buenos Aires, la Ciudad de Buenos Aires, Jujuy, Catamarca, para mencionar cualquier ejemplo.

Ahora esto es fundamental, no sólo la norma, el análisis cotidiano, las variantes epidemiológicas, sanitarias, sino también el hecho de trabajar con cada una de las jurisdicciones para el cumplimiento de los distintos protocolos. Es ahí donde está la responsabilidad de la jurisdicción, por supuesto de directores, directoras, y de toda la comunidad educativa, tanto en el ingreso como dentro del aula, con estos controles cruzados que incluyen también a la familia y la comunidad, para remarcar en aquellos casos que no se estén cumpliendo los protocolos.

En cuanto a la infraestructura, se ha trabajado. La realidad de las jurisdicciones es muy diversa. Hay jurisdicciones que venían con una realidad de infraestructura muy postergada. Por ejemplo, la provincia de Buenos Aires. Desde el Estado Nacional hemos acompañado a las jurisdicciones en dos instancias: inversiones de hasta siete millones de pesos para la readecuación, en el marco del COVID. Estas modificaciones de estructura muchas veces se vinculan al bloque sanitario, a escuelas que no tenían agua, o que tenían un bloque sanitario en muy malas condiciones. Y, por otro lado, desde el Estado Nacional, inclusive ya hay escuelas que van por el tercer tramo, en la asignación de recursos específicamente para la adquisición de elementos de limpieza y desinfección. Hasta 50 mil pesos por tramo. La escuela solicita al gobierno nacional, el gobierno nacional le transfiere el dinero, lo adquiere la directora con una tarjeta que cada escuela tiene, y a partir de allí rinde en el sistema informático del Ministerio de Educación. Si vuelve a solicitar, se le vuelve a transferir dinero para que siempre tengan todos los elementos de limpieza y desinfección. En esta política, hemos destinado seis mil millones de pesos entre el 2020 y el 2021. Además, que este año, ha crecido 600% la inversión en infraestructura escolar. El Estado nacional está invirtiendo más de 50 mil millones de pesos en infraestructura escolar que no es sólo la construcción de nuevos establecimientos educativos, sino al mismo tiempo, la refacción integral de muchos que están en una situación de absoluta postergación.

APU: Hace una semana se presentaron las listas y en la oposición triunfó el discurso más moderado con respecto a la pandemia. El caso de Bullrich o de Carrió que hacían denuncias penales contra el gobierno, por ejemplo, no son candidatas. De todas maneras, el gobierno de Larreta que es un poco más moderado frente a esa otra oposición, el tema de las clases presenciales lo usa como un tema político ¿Qué análisis hace de eso? ¿Y cómo se ve usted, como ministro de Educación, teniendo que estar atravesado por la política en muchos casos y no por temas de discusión educativa y sanitaria?

NT: Creo que ha sido, a lo largo de la segunda mitad del 2020, la constante, principalmente, a partir de lo que es el gobierno de la Ciudad. En ese sentido, nosotros tenemos que tomar decisiones más allá del costo o la manipulación política que pueda implicar una decisión que es compleja. En todo momento adoptamos las decisiones que considerábamos pertinentes, en el marco de un momento absolutamente inesperado, como ha sido la pandemia. La evidencia que hemos construido, Argentina y el mundo, en cuanto a la escuela y la pandemia también nos permitió ir modificando las decisiones. En este 2021 las decisiones son distintas a las de marzo del 2020 porque claramente sabemos mucho más frente a la convivencia con el COVID-19. También hemos robustecido nuestro sistema sanitario, se ha avanzado en el proceso de vacunación, en la institucionalización de todos los ámbitos de cuidado. Me parece que, en ese sentido, también vemos a una oposición que intenta manipular ciertos aspectos, entre otras dimensiones, para intentar dejar de lado el desastre que han dejado en Argentina. Argentina enfrentó la pandemia con una enorme restricción en el campo social, en el económico, en la imposibilidad por ejemplo de tomar crédito para poder enfrentar la pandemia. En ese sentido vemos, que nuestro país desplegó medidas para contener la desigualdad que generaba la pandemia en una Argentina que venía transitando más de dos años de recesión económica.

APU: Teniendo en cuenta que ya está la posibilidad de que los menores se empiecen a vacunar. La de Moderna ya está aprobada y probablemente la de Sinopharm en cualquier momento ¿Las escuelas pueden llegar a ser lugares donde se vacune a los alumnos?

NT: Moderna primero para los adolescentes que tienen alguna enfermedad prevalente. Ya se está empezando esta semana el proceso de vacunación. Hay que seguir adelante con algunos estudios para el resto de la población adolescente o infantil. Mañana por la mañana, tenemos una reunión con la ministra Vizzoti, para analizar algunos de estos aspectos. Para nosotros, todo lo que permita de manera segura, avanzar de cara al proceso de vacunación, va a ser muy importante para recuperar la normalidad que nos arrebató la pandemia. Poder ya tener la vacuna de Moderna, que surge a partir de la donación del gobierno de los Estados Unidos, pero también el contrato que se ha firmado con Pfizer que tiene una vacuna en su país de origen autorizada para niños y adolescente. Como la de Sinopharm que ya está en Argentina, en una cantidad importante de dosis pero que todavía necesita la autorización por parte de la ANMAT para su uso en adolescentes y niños.

APU: ¿Pero se podría llegar a vacunar en las escuelas si se llega a aprobar?

NT: Hay que ver cómo es el despliegue, no descartaría esa posibilidad, pero es una decisión del campo sanitario. La realidad es que se ha logrado un despliegue importante en cuanto a los vacunatorios. Eso ha funcionado muy bien en cuanto a la distribución de vacunas y a la agilidad que se ha tenido en todo el proceso logístico. En un trabajo, que más allá de las diferencias, ha hermanado a toda la fuerza política. O, mejor dicho, a toda la fuerza política que tiene la responsabilidad de conducir los poderes ejecutivos provinciales porque ahí se ha trabajado fuertemente. El Estado nacional adquiriendo las vacunas, distribuyéndolas sin diferencia alguna a todas las jurisdicciones, como corresponde.

APU: ¿Hay temor de que la vuelta a la escuela pueda implicar una tercera ola vinculada a la variante Delta? ¿Existe ese temor?

NT: No temor. Nosotros consideramos que hemos construido protocolos que son muy estrictos, que hay que cumplirlos. Por eso interpelamos a cumplir la norma, que implique por qué hay que cumplir la norma con claridad, con evidencia para dejar de lado cualquier tipo de especulación política. Pero luego, también nosotros tenemos y hemos institucionalizado distintos elementos para tomar la decisión de qué momentos podemos obtener la presencialidad y en qué momentos tenemos que suspender la presencialidad y pasar a la instancia de la no presencialidad, que es la tasa de incidencia y la capacidad de respuesta del sistema sanitario. Afortunadamente, hoy ninguna región de Argentina está en la única zona en la que hay que suspender la presencialidad, que es la de la alarma epidemiológica. Hoy ninguna gran ciudad argentina tiene una tasa de incidencia de más de 500 casos cada 100 mil habitantes o una ocupación superior al 80% en las camas de cuidados intensivos. Mientras que, los especialistas nos marquen que hay que sostener estos indicadores, los vamos a sostener. Y ahí hay que ver cómo evoluciona la posibilidad de un arribo de la variante Delta, o ya la posibilidad que esté circulando en la Ciudad de Buenos Aires, como ha anunciado la autoridad del Ministerio de Salud, en la propia Ciudad.

APU: ¿Cómo está la situación con los gremios docentes con respecto a la vuelta a clases? ¿Están de acuerdo?

NT:  Están de acuerdo, están acompañando los distintos sindicatos docentes. Hay que reconocerlo. Por supuesto en el caso de que cualquier jurisdicción implique el no cumplimiento de los protocolos, hay una mirada de preocupación y de cuestionamiento. Me parece que tenemos que seguir transitando una agenda común, con todos los actores del sistema educativo. Es lo que nos permitió que Argentina tenga el inicio de ciclo lectivo con la presencialidad más robusta en América Latina, con protocolos estrictos y compromiso de todos los actores. Al mismo tiempo, hemos convocado para el lunes 9 de agosto a los cinco sindicatos nacionales a una nueva paritaria nacional docente, en el marco de lo que fue un primer trimestre, donde la inflación estuvo por arriba de la meta que nos habíamos fijado. A partir de allí, adelantamos la paritaria porque queremos cumplir con nuestro compromiso: que el salario docente le gane a la inflación. Así que vamos a tener el próximo lunes el primer encuentro, en el marco de la séptima paritaria docente, que vamos a firmar en poco más de un año y medio de gobierno.