fbpx Gasoducto Néstor Kirchner: una obra clave que podría empezar operar en 2023 | Agencia Paco Urondo | Periodismo militante
Economía //// 25.04.2022
Gasoducto Néstor Kirchner: una obra clave que podría empezar operar en 2023

El gasoducto transportará gas desde Vaca Muerta a diferentes puntos del país. En 2023 podría estar listo el primer tramo. 

Por Elizabeth Pontoriero

El Gobierno nacional anunció el comienzo de la construcción del gasoducto “Presidente Néstor Kirchner” que permitirá expandir y optimizar el transporte de gas para el abastecimiento interno y la integración energética. Con una inversión de 3.400 millones de dólares, la obra, que sumará una capacidad total de transporte de 39 millones de metros cúbicos diarios de gas, se ejecutará en dos etapas que incluirán a Tratayén, en la Cuenca Neuquina donde se encuentra Vaca Muerta; la localidad de Salliqueló, en la provincia de Buenos Aires, y el departamento de San Jerónimo en la provincia de Santa Fe. El ambicioso plan prevé abastecer de gas a gran parte del país y exportar el excedente a Brasil, Chile y Uruguay, además de promover la generación de 12 mil puestos de trabajo.

¿Qué es el gasoducto “Presidente Néstor Kirchner”?

Es una parte del conjunto de otras obras que tienen por finalidad ampliar la capacidad del transporte de gas y optimizar su utilización, abasteciendo a todo el país y permitiendo reemplazar las importaciones de GNL (Gas Natural Licuado) en las terminales de Escobar y Bahía Blanca con el gas proveniente de Vaca Muerta que hoy en día no puede transportarse por falta de un sistema que lo posibilite.

¿Cómo se llevará a cabo?

La obra del gasoducto se implementará en dos etapas:

Etapa 1

En esta etapa, que tiene previsto estar terminada para el invierno de 2024, se construirá un gasoducto de 36 pulgadas y 558 kilómetros de extensión entre las localidades de Tratayén, en la provincia de Neuquén, donde se encuentra Vaca Muerta que es la cabecera del gasoducto, y Salliqueló, provincia de Buenos Aires. Al finalizar esta fase se espera obtener un incremento en la capacidad del suministro de gas de 22 millones de metros cúbicos por día. Para el invierno de 2023 ya habrá una capacidad de suministro de 11 millones de metros cúbicos por día.

El objetivo es transportar el gas producido en la Cuenca de Neuquén hasta Salliqueló, en donde se encuentra el gasoducto Neuba II. De esta manera, se podrá cubrir la provisión de gas en Bahía Blanca y el AMBA.

Etapa 2

Esta etapa que finalizaría en el invierno de 2025 incluirá el tramo que va desde Salliqueló hasta el departamento de San Jerónimo, en la provincia de Santa Fe, con una extensión de 467 kilómetros, en la que se sumarían 17 millones de metros cúbicos diarios de gas. Esto permitirá llevar el gas natural al norte del Gran Buenos Aires y a la zona del Litoral.

La conclusión de estas dos etapas del gasoducto “Presidente Néstor Kirchner” posibilitará la provisión de gas en diferentes áreas del país y el incremento en la producción de gas natural en la Cuenca Neuquina, lo que llevará, junto con otras obras complementarias, a ahorrar 1.946 millones de dólares anuales al disminuir las importaciones de combustibles.

¿Cuánto dinero se deberá invertir?

Según la Secretaría de Energía, la construcción del gasoducto demandará una inversión aproximada de 3.400 millones de dólares que se financiarán con fondos del Tesoro y del Aporte Solidario y Extraordinario. Tan solo el primer tramo costará alrededor de 1.500 millones de dólares.

¿Cuántos puestos de trabajo se crearán?

Las obras permitirán, en la primera parte, la creación de 1.500 puestos de trabajo directos y 1.500 indirectos. Finalmente, cuando el gasoducto esté terminado y en funcionamiento los puestos generados llegarán a 6.000 directos y otros 6.000 indirectos.

¿Cuáles son los beneficios de la construcción de este gasoducto?

De acuerdo con un informe de la Secretaría de Energía de la Nación, los beneficios de la concreción de este proyecto serían, entre otros:

-La reducción de las importaciones de gas de Bolivia, hasta reemplazarlas completamente por la producción nacional.

-Abastecer el mercado interno, sustituyendo en la primera etapa de la construcción del gasoducto el GNL importado en Bahía Blanca y en el final el uso de combustibles líquidos en Escobar.

-Posibilitar las exportaciones regionales a Chile y Brasil y al mercado internacional de GNL.

- Aprovechar las disponibilidades de las infraestructuras de la Transportadora de Gas del Sur (TGS) y de la Transportadora de Gas del Norte (TGN).

-Permitir el abastecimiento del Litoral y el Noroeste del país que se encuentra postergado, ya que no cuentan con acceso al gas natural.

-Llegar a todas las zonas en las que existe demanda doméstica de gas.

-Reforzar el suministro de gas natural local en las áreas del Gran Buenos Aires, el Litoral, la Patagonia y Bahía Blanca.

-Abastecer el polo petroquímico de Bahía Blanca donde se concentra estratégicamente el gas natural.