fbpx Carmen Villalba, del Ejército del Pueblo Paraguayo, sobre la desaparición de su hija: "Hay una campaña de exterminio" | Agencia Paco Urondo | Periodismo militante
DDHH //// 08.01.2021
Carmen Villalba, del Ejército del Pueblo Paraguayo, sobre la desaparición de su hija: "Hay una campaña de exterminio"

Carmen Villalba está presa política en Paraguay hace 17 años. Es madre de Elizabeth, una niña de 14 años que viajó a ese país el año pasado y desapareció en el marco de una represión militar. AGENCIA PACO URONDO habló en exclusiva con Carmen para conocer qué pasó con su hija y sobre la situación de los Derechos Humanos en Paraguay.

Por Juan Borges

Elizabeth Oviedo Villalba tiene 14 años y es hija de los militantes del Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP), Carmen Villalba y Alcides Oviedo, detenidos desde 2004 en Paraguay. La joven es, además, prima de dos niñas argentinas que fueron asesinadas por una fuerza especial que pertenece al ejército Paraguayo, el día 2 de setiembre de 2020. Elizabeth viajó con su tía a Paraguay y desde la represión de septiembre se desconoce su paradero. Es un típico caso de desaparición de personas.

El pasado sábado 26 de diciembre, algunas organizaciones sociales, políticas y de derechos humanos argentinas reclamaron frente a la embajada de Paraguay en Buenos Aires por la aparición con vida de Elizabeth, alias Lichita, y repudiaron el asesinato de las dos niñas a manos del ejército paraguayo. Ls niñas tenían 11 años, eran Lilian Mariana Villalba y María Carmen Villalba. Una de ellas, recibió siete balazos y la otra, dos. Sus cuerpos fueron hallados boca abajo y les habían colocado uniformes de guerrilleras para justificar su salvaje asesinato. La madre de las chicas quedó detenida en Paraguay y es acusada de ser un elemento de logística del EPP, cuando en realidad vive en Argentina desde hace diez años, trabaja y estudia en nuestro país. En estos días, representantes de la Gremial de Abogados de Argentina se encuentra en Paraguay buscando a Lichita, siendo hostigados por miembros de la FTC (Fuerza Antiterrorista Paraguaya). 

En exclusiva, AGENCIA PACO URONDO dialogó con Carmen Villalba, la madre de Lichita, sobre la desaparición de su hija y sobre la situación de los derechos humanos en Paraguay. ¿De eso no se habla?

Agencia Paco Urondo: ¿Qué pasó con su hija?

Carmen Villalba: Soy madre de Carmen Elizabeth, de 14 añitos, una de mis hijas mellizas nacida en cautiverio. Fue herida en el ataque a un parador transitorio del EPP el 2 de setiembre, cuando asesinaron a sus primas. Lichita las acompañó a ver a sus padres. Mi hija fue a Paraguay junto a sus dos primas y a la madre de ella, mi hermana, Laura Villalba, quien ahora fue detenida. Está presa en un cuartel militar. Ni Stroessner aisló en un cuartel militar a una presa política. Hoy, Laura tiene un grave estado de desnutrición con 42 kilos y tiene un frágil estado psicológico. Sus hijas fueron asesinadas en la represión del 2 de septiembre en un "operativo exitoso", según declaró el heredero político e ideológico de la dictadura más larga y nefasta de Paraguay. 

APU: ¿Usted es una militante popular?

CV: Soy parte de la lucha del pueblo pobre obrero, campesino y nativo de Paraguay. Inicié mi militancia política con la corriente Patria Libre en 1992. Fogueada en las actividades clandestinas y la cárcel. Actualmente, desde prisión, una vez fundado el Ejército del Pueblo Paraguayo EPP, adherí. El EPP surge de la liquidación del PPL.

Me crié en las difíciles condiciones de vida de mi pueblo. Mi madre crío a sus 8 hijos cociendo ropa y trabajando la huerta en un pequeño lote en el barrio San Antonio a orillas del rio, de dónde la inundación nos expulsó y tuvimos que afincarnos a otro barrio de damnificados y obreros de Concepción. Crecí entre carpinteros y pescadores pobres. Con el tiempo y la lucha, me impulsó a asumir mayor compromiso con una lucha emancipadora. Eso me llevó a integrarme a la entonces Corriente Patria Libre.

APU: ¿Desde cuándo es una presa política?

CV: Llevo presa 17 años y 6 meses. Soy remanente de lo que fue el sector militante, combativo y clandestino del Partido Patria Libre. Es un partido formado en 1990, luego de la caída de la dictadura de Stroessner. Patria Libre intentó impulsar la línea marxista-leninista. Y combinar todas las formas de luchas como la legal e ilegal.  En el 2001, formé parte del grupo de compañeros que retuvo a la nuera del ex hombre fuerte y ministro de hacienda de Stroessner, Enzo de Debernardi, cuya finalidad era recaudar fondos para el financiamiento del partido y una organización clandestina.

APU: ¿Por qué tanto ensañamiento con las niñas de su familia?

CV: El ensañamiento contra mis hermanas, mi madre anciana y las niñas es parte de la campaña de guerra y exterminio llevada adelante por el estado y el gobierno burgués del partido colorado, los medios hegemónicos y la iglesia católica. Buscan destruir a los combatientes del EPP, su voluntad de lucha. No sólo golpean a los militantes sino que persiguen a su familia, hasta los niños. En la búsqueda de desmoralizar y romper la disposición de lucha que despliegan mis camaradas hace más de una década y media. En una de sus reflexiones dice Mao: "Considero que para nosotros, es malo si una persona, partido, ejército o centro de enseñanza no es atacado por el enemigo; porque eso significa que ha descendido al nivel de este. Es bueno si el enemigo nos ataca, porque eso prueba que hemos deslindado los campos con él". Debemos reflexionar sobre esto que dice Mao, no es un ensalzamiento al dolor, sino una forma de describir el precio que pagan los pueblos que luchan honesta y sinceramente por su emancipación. Y sobre todo hoy, todo el odio rabioso embiste contra mis hermanas, madre, hijas y niñez porque ellas nunca renegaron de sus familiares que asumimos la lucha revolucionaria. 

APU: ¿Cómo ve la lucha actual en Latinoamérica?

CV: Podría decir que en este momento la lucha nos depara la vida más dura que conocemos hasta ahora, eso que nunca lo hemos tenido fácil. Graficaría mejor diciendo que el devenir histórico en momentos de crisis sistémica del capitalismo nos situó en el camino de la lucha más cruenta y dura. Se anidó en nuestros cuerpos sin pedirnos permiso, un día golpearon en nuestra puerta y nos dijeron que vivir la vida es tomar partido por nuestro pueblo en lucha y desde entonces trato de actuar en consecuencia.  Nos puso en el momento más duro de la lucha de clases, donde casi toda la militancia y dirigencia popular en Paraguay todavía están muy entretenidos en la desteñida contienda electoral mirando indiferentes cómo, unos pocos, se desangran en la feroz y encarniza lucha contra una oligarquía corrupta y vende patria habituada a dirimir las contradicciones a sangre, fuego. Pero la lucha de clases es así. La lucha por el poder entre el proletariado y la oligarquía explotadora y hambreadora es así. En la búsqueda de construir y acumular fuerzas, para que la correlación vaya favoreciendo al pueblo, para así, avanzar y romper la resistencia de los enemigos del pueblo, el capitalismo y la burguesía. En este duro andar, la historia nos pone a pruebas. En este contexto de lucha, es aquí donde resistimos y sobrellevamos los duros momentos de la desaparición de Lichita, la tortura y asesinato de Lilian Mariana y María Carmen, dos niñas de 11 añitos muertas en manos del ejército paraguayo.

En cuanto a las fuerzas revolucionarias en nuestra América, es momento de retomar el camino señero del Che y plantear la lucha por el poder. Como dice el Che en su táctica y estrategia para la lucha latinoamericana: "El poder es el objetivo estratégico sine qua no de las fuerzas revolucionarias, y todo debe estar supeditado a esta gran consigna". Construir organización revolucionaria, cuadros revolucionarios con conciencia de clase bien esclarecidos, forjados al calor de la lucha junto a nuestro pueblo. No debemos olvidar el trabajo permanente de alienación impulsado por los medios hegemónicos operando las 24 horas de los 365 días del año a modo de capturar por siempre la mente de los trabajadores del campo y la ciudad. A eso debemos contraponer las ideas revolucionarias que tanta falta hace para dar pasos certeros y avanzar en la emancipación de la clase obrera.

La alienación opera potentemente sobre la conciencia de nuestro pueblo juntamente con la represión y el terror para lograr el estado de inercia e indiferencias de los pueblos. Para ello las gimnasias y prácticas políticas de las masas deben avanzar de la rudimentaria escuela primaria (luchas economicistas, centradas en las reformas)  hacia formas de lucha que ayuden a resolver las contradicciones entre el capital y el trabajo. Nos impulse hacia estadios de luchas más avanzadas que involucre a todos los trabajadores. En ese horizonte debemos trabajar y pensar en el diario obrar de los y las dirigencias.  Debe sacudirse de su zona de confort, debe buscarse nuevas herramientas  de lucha. Sacudirse del limitado círculo muy en boga  centrado a fotografiar números y alzar en redes sociales. O limitarse a movilizaciones en las calles, estás son importantes, pero no deben ser las únicas. Elevar la conciencia revolucionaria del pueblo debe ser alimentado por la teoría revolucionaria del proletariado.

APU: ¿Cómo definiría el régimen político paraguayo?

CV: Para tratar de responder sobre las características de los estados burgueses y sobre todo el paraguayo paso a comentar 5 puntos del documento de Santa Fe, de circulación restringida, que nos ayudará en la reflexión. Este documento ha servido como base operativa del fortalecimiento de la política de dominación estadounidense en América Latina. Veamos los puntos más importantes para luego poder responder sobre los Estados burgueses influenciados por el narco tráfico, los narco estados. Para así dimensionar sobre la instalación del narcotráfico en las estructuras del Estado, la exacerbación de la corrupción y sobre todo porque, a pesar de la crisis y profunda descomposición de las instituciones burguesas, éstas todavía se sostienen con solidez.

- Instalación de gobiernos próximos a los EEUU con poca capacidad de gestión y dependientes de asesores enviados por éstos.

- Promover reformas económicas neoliberales que facilitasen la inversión estadounidense y Europea en los países de América Latina, además de debilitar a las economías y empresas locales. Conocido como consenso de Washington.

- Debilitar la posición de intelectuales de izquierdas o críticos a los EEUU y dar tribuna a políticos y pensadores favorables a sus políticas.

- Usar la lucha contra el narcotráfico para fortalecer la presencia militar estadounidense y financiar a grupos paramilitares.

- Debilitar las bases de la cultura tradicionales y a los movimientos populares de izquierda latinoamericana.

Aunque  extenso y tedioso, creo importante poner los puntos más importantes del documento para poder graficar a los estados e instituciones burguesas y, cómo éstas se reconfiguran acentuándose en lo represivo e ideológico, todo en aras de perpetuar la hegemonía capitalista. 

En cuanto al maridaje entre la política y el narcotráfico, lo que se conoce como narco política. Ésta usa las instituciones como trampolín donde se configuran los negocios ilícitos de los políticos y funcionarios de alto rango, asegurándose impunidad. 

En Paraguay es común observarse en tiempos electorales o en peleas interburguesas, tiroteándose en medios de comunicación, los grandes capo mafiosos que a la vez ocupan altos cargos en la función pública o son propietarios de grandes medios hegemónicos. En estas disputas, sean electorales o por algún negocio saltan a la palestra pública lo que el pueblo conoce pero calla. Grandes  actos de corrupción enlazados con hechos de narcotráfico o lavado de bienes. En estos contextos salen a relucir o a ventilarse sus trapos sucios, sin ninguna consecuencia jurídica para estos personajes.

En cuanto a la oligarquía sojera, Paraguay forma parte de las colonias yanqui. País capitalista semifeudal con una economía basada en la agro exportación y economía extractivista. Donde los grandes latifundios nacionales y capitalistas imponen la agricultura capitalista implementados en las mejores tierras con grandes maquinarias y tecnologías de punta. Estos modos de producción de comodities profundiza y agrava la miseria y despojo del campesinado pobre que hoy se ve obligado a resistir y sobrevivir o morirse de hambre, por agrotóxicos derramados desde aviones sobre sus comunidades y agricultura nativa, o baja las balas del matón y ejército privados de los latifundios. Estos operan con las instituciones del Estado. Sean fiscales, jueces, policía, militares y ejércitos privados. A toda esta barbarie el campesinado pobre debe hacer frente y sobrevivir.