fbpx ¿Universidad privada, católica y arancelada? | Agencia Paco Urondo | Periodismo militante
Cultura //// 26.08.2018
¿Universidad privada, católica y arancelada?

Docentes y estudiantes de la Universidad Nacional de San Juan organizaron el miércoles pasado una radio abierta en defensa de la institución pública, en conjunto con Radio Universidad. Crónica de una jornada de lucha colectiva.

Por Franco Muñoz

La Universidad Nacional de San Juan (UNSJ), la única universidad pública, laica y gratuita de la provincia no ha sido ajena a las políticas de ajuste, ni tampoco ha permanecido estática frente a ese accionar. El 2018 ha contado con numerosos paros educativos y movilizaciones de docentes, no docentes y estudiantes, cada vez con mayor convocatoria y el 22 de agosto no fue la excepción. Docentes y estudiantes del Departamento de Ciencias de la Comunicación de la Facultad de Ciencias Sociales (FACSO) de la UNSJ organizaron este miércoles, en conjunto con Radio Universidad FM 93.1, la radio abierta “Luchamos por la Universidad Pública”, una actividad para defender nuestra Universidad.

20180822_102227

El evento estaba pactado a las 10 h. Docentes de Comunicación, estudiantes del Departamento, curiosos y curiosas se hicieron presentes en la puerta de la Facultad. En primer lugar, habló la directora del Departamento, Sandra Busso. La docente se refirió a la crítica situación de las 57 universidades nacionales y destacó que la lucha debe estar puesta en garantizar el derecho a la educación, un conflicto que no se visibiliza por los grandes medios de comunicación. Se trata de una política de ajuste para que la Universidad no esté abierta a todos y todas, y no que los docentes no quieran trabajar. A continuación, Antonio Molina, secretario académico de FACSO, agradeció la asistencia de docentes y estudiantes y enfatizó que debemos entender, desde que pisamos la institución, la importancia social de una Universidad pública, laica y gratuita.

20180822_123150

A esta altura la soledad que había caracterizado los pasillos se abarrotó de pibes y pibas y fue el turno de Mónica Corradi, docente de Comunicación. Corradi subrayó que la situación actual es resultado de una política de vieja data. Tanto en los años 70 como en los 90 hubo gobiernos neoliberales que adoptaron las medidas propuestas por el Consenso de Washington para salir de la crisis como privatización, desregulación y educación arancelada. En ese modelo quienes han tenido éxito gestionan todo: se valora cuántos graduados y graduadas tiene una universidad por año, el estudio vale para los mejores y se propone una educación competitiva e individualista. Por último, resaltó que para este tipo de políticas se necesitan cómplices adentro de la institución. “Estamos durmiendo con el enemigo”, sentenció. A continuación, una alumna leyó un texto con sus impresiones sobre el neoliberalismo, destacando que se trata de una política clásica de ajustes y privatizaciones y que es nuestro deber seguir luchando.

20180822_101106

En los interludios entre locutores y locutoras se pasaban audios de WhatsApp de docentes, investigadores, estudiantes y egresados que resaltaban su paso por la UNSJ. Posteriormente Laura Saavedra, docente de la carrera, recalcó que el conocimiento no se limita a unos pocos o pocas, sino que se adecua al contexto. Para Saavedra, si quienes nos gobiernan no se preocupan en crear políticas públicas para la educación, no podemos ser un país soberano de saberes, ciencia y tecnología. Para ello necesitamos de la sociedad en su conjunto.

Seguidamente, alumnas del Departamento hablaron sobre la Reforma del 18 y enfatizaron que es necesario contar con estudiantes comprometidos con su comunidad. Luego fue el turno de la docente Adela Domínguez, quien destacó el interés de la carrera de formar estudiantes con perspectiva de derechos humanos. Por ejemplo, a través de la producción radiofónica se pretende la colaboración de los estudiantes con la sociedad y que ellos sean capaces de crear sus cooperativas de radio.

20180822_105637

A continuación, José Mini, docente de la Facultad de Sociales, subrayó que más de la mitad de los docentes tienen su salario por debajo de la línea de pobreza y no cubren la canasta básica. Nación, entre otras cosas, adeuda 13 mil millones de pesos para el mantenimiento de las universidades nacionales y las consecuencias son claras: congelar salarios, echar docentes y cerrar universidades.

20180822_101049

Asimismo, Carlos Barros, director de Radio Universidad, comentó que las radios universitarias no han vuelto a recibir fondos nacionales. La Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual quedó desarmada y la meta del gobierno y los medios es desprestigiar a la Universidad. La radio amplifica voces y la falta de presupuesto afecta a la programación. Fabián Saffe, docente de la FACSO, comentó que frente al pronóstico de una inflación del 35 por ciento se está planteando que enseñar no vale la pena. El salario docente peligra.

20180822_122456

Consecutivamente, un grupo de estudiantes resaltó que estamos viviendo una mercantilización de la educación pública, con una privatización mayor a la de los años 90. Después tomó la palabra la docente Rosita Mercado, quien reflexionó sobre cómo el lenguaje desprestigia las luchas, a través de las conocidas frases “caer en la educación pública” de Macri y que “los pobres nunca llegan a la universidad” de Vidal. Estas palabras tienen una clara intencionalidad: la educación pública no sirve. Para Mercado, como comunicadores y comunicadoras no debemos replicar esos lenguajes, sino que tenemos que cerrar la puerta a la mercantilización y a los contenidos fijados por la Iglesia.

La participación estudiantil fue lo más destacado de la jornada. Los y las jóvenes comentaron que cada vez más pibes piden becas, hay menos empadronamiento estudiantil, los pasillos de las facultades están más vacíos y que muchos y muchas abandonan el cursado porque deben ayudar económicamente a su familia. En sus palabras, todos y todas estamos atravesados por el impulso transformador de la educación pública. La educación es un bien social y el contexto nos obliga a actuar. Como ciudadanos y ciudadanas tenemos derecho a adquirir conocimiento. Lo que nos queda es organización y lucha.

20180822_101059

A continuación, Miguel Ambas, participante de Radio La Lechuza, reivindicó las palabras de Carlos De Feo (“Queremos que le vaya mal al gobierno”). Para Ambas, si a Macri le va bien, menos personas podrán estudiar. “El gobierno neoliberal mata”, sentenció. Además, destacó que la labor de la comunicación comunitaria es lastimar lo hegemónico, marcar otras voces y construir desde la calle, desde el barrio: “Ellos se van a ir y van a dejar un quilombo. Y nosotros nos quedamos con deuda, fábricas cerradas y jubilados en ollas populares”.

Por último, fue el turno de las docentes Cecilia Yornet y Gabriela Lucero, ambas del Observatorio de Medios de Niñez y Adolescencia, y de Horacio Córdoba de SIDUNSJ. Yornet subrayó que los medios se limitan a informar el conflicto universitario como algo salarial. Hay una falta de profundización informacional con la que los medios construyen una realidad falaz que genera poco interés social en estos temas. Por su parte, Lucero marcó que en la Universidad debe prevalecer la mirada crítica. Frente a las producciones mediáticas es fundamental investigar y transferir conocimiento, entender que producimos para todos y todas y validar otras miradas. Horacio Córdoba, por su parte, expresó que la exposición mediática coarta el apoyo ciudadano. La universidad es un derecho del pueblo y debemos generar mayores espacios de consciencia.

20180822_121749

¿Dónde pueden estar las respuestas? Todos y todas acordaron que gran parte de los medios sólo persigue el lucro económico y no están dispuestos a informar sobre algo que no les genere ganancias concretas. Además, los aspectos ideológicos son relevantes, ya que casi la totalidad de los propietarios de medios sanjuaninos acuerdan con las políticas nacionales de un modelo de país en el que estudien pocos

A mi llegada, antes del comienzo de la radio abierta, encontré soledades y silencios en grandes dosis, en un ambiente en el que la solidaridad y las risas deberían primar. Pero cuando el micrófono se encendió la frialdad mutó en compañerismo, charlas y mates. Porque cuando se habla de lo que nos duele es cuando mejor podemos deconstruirlo. Hoy más que nunca la lucha está en la calle, en los y las jóvenes y en los trabajadores y trabajadoras. Las condiciones para pelearle a lo privativo están dadas: apagá el LED y conectá tu mente.

 a