fbpx Teatro en el Morán: “Trieja, una insoportable comedia de terror” | Agencia Paco Urondo | Periodismo militante
Cultura //// 17.10.2021
Teatro en el Morán: “Trieja, una insoportable comedia de terror”

AGENCIA PACO URONDO dialogó con el director y los protagonistas de la obra teatral que se presentará el domingo 24 de octubre a las 20:30 h en el Centro Cultural Morán (CABA). Entradas por Passline.

Por decisión de los entrevistados el artículo contiene lenguaje inclusivo.

La obra Trieja, una insoportable comedia de terror, se presentará el domingo 24 de octubre a las 20:30 h en el Centro Cultural Morán, Pedro Morán 2147, CABA. 

Sinopsis: siglos atrás, el Conde Emilio truncó lo que creía que era un amor eterno con Mina y nunca pudo recuperarse. En el presente, Mika, una consagrada artista internacional, se encuentra en crisis con su actual pareja, Guillermo D’Ella Ópera. El asombroso parecido de Mika y Mina, descubierto por Igor -el eterno asistente jorobado- es el desencadenante de esta intrincada e insoportable comedia de terror.

APU dialogó con el director Gustavo Lista y los actores de la obra, Pablo Fusco, Lalo Lambertucci y la artista Mika de Frankfurt.

AGENCIA PACO URONDO: ¿Cómo nació el proyecto de Trieja? ¿Habían trabajado juntos/as anteriormente?

Lalo Lambertucci: Trieja surge luego de una función de Mika & Emilio intimate, que hicimos hace unos meses atrás y en la que vino a vernos Pablo Fusco, y a él se le ocurrieron varias ideas y disparadores que nos propuso para ponernos a jugar.

Pablo Fusco: Esa misma noche les conté unas visiones que tuve durante la función y cuando nos reímos los tres, sentí que había algo. Después de ese diálogo pautamos una fecha en la que probamos un par de cruces que finalmente funcionaron y fueron el envión que nos llevó a reunirnos con Gustavo Lista para contarle estas ideas, y proponerle que se sume desde sus múltiples facetas creativas. Como director, dramaturgo y diseñador de luces. En el circuito de teatristas independientes, la escasez desarrolla el talento en sus múltiples aspectos, todos hacemos todo y lo hacemos muy bien. Somos obreros culturales.

Con Mika trabajamos hace más de 10 años juntos en los Bla Bla. Con Lalo hicimos el montaje de una comedia histórico-educativa, en el Museo Malvinas que está dentro del Espacio Memoria y Derechos Humanos.

Mika de Frankfurt: Yo conozco a estas personas para mucho tiempo antes. Hemos compartido escenas y cenas. Nos hemos confesado secretos. Y durante este última etapa de pandemia nos preguntamos qué se puede hacer. ¡Juntemos fuerza y crear siempre es una linda norte! Yo tengo esta, tú tienes esa, yo quiero hablar de esa. Y así. Llegamos con acuerdos para escribir algo que se entienda. Y llega Gustavo que es uruguayo y sabe contar y pintar con luces historias teatrales. ¡Oh! ¡Cuánta placer trabajar con familia!

Gustavo Lista: Los cuatro juntos no habíamos trabajado nunca por más que nos conocíamos hace mucho. Junto a Mika y Pablo trabajé varias veces como iluminador de Los Bla Bla, y Lalo fue parte del elenco de una obra de mi autoría (Garibaldi o una mujer del tamaño de un salero). Esas fueron las oportunidades en las que de alguna manera nos unió el trabajo.

APU: ¿Podemos saber el porqué del nombre de la obra o es algo para descubrir?

P.F.: El nombre lo puso Gustavo y apareció como consecuencia de la clásica estructura de las novelas del triángulo amoroso; que nos interpela en estos tiempos de deconstrucción y ruptura de los arquetipos del amor, los vínculos y las relaciones.

L.L.: Yo creo que lo explica mucho mejor Mika en la obra. ¡Así que vengan el 24 al Morán!

M.D.F.: ¡Sí, que vengan a descubrir! ¡Igual si colocas para internet tendrás una pistas!

APU: ¿Qué nos pueden contar acerca de este género de “comedia de terror”?

G.L.: No sé si existe el género comedia de terror, lo que sí creo es que tanto el terror como la comedia tienen un punto en común, que es esto de que todo lo que va ocurriendo conduce a un objetivo claro; en un caso a dar miedo o susto, y en el otro a hacer reír. Para Trieja utilizamos los arquetipos ya conocidos del género del terror más clásico, más romántico también. Lo utilizamos en favor de la comedia, a sabiendas de que la mayoría de la gente conoce los personajes e incluso escenas de las películas, novelas y musicales  de este tipo de terror que algunos le dicen viejo, pero yo prefiero decirle clásico.

M.D.F.: Yo creo que es un poco como cuando te hacen cosquillas. Que hay algo de susto y risas. Me gusta pensar que es una obra para hacer cosquillas. ¡A mí me gusta que me hagan cosquillas! Hay gente que es molesta con esto.

L.L.: La comedia es algo que convive en nosotres todo el tiempo. En el caso de Trieja, el terror, lo fantasmagórico, o la parte monstruo o monstrua de la vida la transitamos con humor y en cierta forma también la reivindicamos.

APU: ¿Cómo fue el trabajo durante la pandemia? ¿Cuál es la situación como artistas en esta época de reaperturas de salas?

L.L.: Como parte del arte y la cultura, o como dice Pablo como obreros culturales que somos, no estamos ajenos a la crisis que vive el sector, sobre todo en la Ciudad de Buenos Aires donde el apoyo ha sido insuficiente y muy por debajo de las necesidades.  De a poco se está volviendo pero es muchísimo el esfuerzo que hace el teatro independiente para subsistir y se hace con mucho amor, mucha creatividad, conciencia y empatía de les artistas y del público que acompaña.

G.L.: Yo aparte de trabajar como dramaturgo y en algunas ocasiones como director de teatro me dedico principalmente al diseño de luces para teatro y, más específicamente, como operador de luces en teatro independiente (en NUN teatro bar) y como ya sabrán durante casi toda la pandemia las salas estuvieron cerradas, por lo tanto estuve con nada de trabajo.

P.F.: El impacto en la actividad teatral tanto oficial, comercial como -y sobre todo- independiente, creo que fue profundamente negativo. Salas, espacios culturales, teatristas, docentes, actores/actrices, intérpretes, técnicos, trabajadores de todos los sectores de la cultura, tuvieron que aceptar y adaptarse a sobrevivir de la manera que fuese y esa brecha enorme que ya existía pre pandemia, hoy es mucho más grande. Pero como hay una enorme tradición de soportar y seguir creando en las peores condiciones y contra todo pronóstico y realidad adversa, aquí estamos presentando nuestra nueva aventura delirante y cómica. Para usar una vez más a la risa, como combustible para la reflexión social y la catarsis artística colectiva.

M.D.F.: Mucha cantidad de artistas no tuvieron para comer o hemos recibido bolsones. No hemos podido subir a escena que es un forma de sacar monstruos y sanar la mente. Sin embargo me siento privilegiadx ya que he podido profundizar búsqueda y creación.

P.F.: Agrego como dato curioso que tuvimos la idea de hacer estas dos fechas en el Morán (10 y 24 de octubre, los domingos a las 20:30 h) a modo de preestreno y, al mismo tiempo, de financiamiento colectivo para costear los gastos de producción y así motorizar de manera directa y práctica la epopeya de la presentación de subsidios que es la única vía de financiamiento ultra burocrática y siempre escasa. Creemos en la necesidad de nuevas formas de creación y financiación de proyectos artísticos y culturales. A tal fin desde el Morán, se pusieron a disposición unas entradas de mayor valor en apoyo a la gestión cultural independiente. Es de gran ayuda este esfuerzo que hace el espectadxr y consideramos en eso que hay un acto de empoderamiento y soberanía cultural.

L.L.: Agradecemos y aprovechamos este espacio para invitarles a que vengan a vernos el domingo 24, que apoyen al teatro, a la cultura, apelamos a seguir generando conciencia sobre la importancia de sostener sobre todo a los espacios culturales independientes.

M.D.F.: ¡Gracias por permitir hablar por aquí! La cultura se hace desde abajo y necesita de personas que dan voz para hacer conocer. ¡No más que gracias y que sean mucho felices!

G.L.: Por supuesto que me gustaría invitar a la mayor cantidad de personas que puedan asistir a la función del 24 de octubre en el Cultural Morán. Por un lado obviamente porque estaremos felices de tener las butacas a tope, pero por otro (y hasta diría el más importante) porque creo que nadie debería perderse este instante de carcajada, de deformarse un poco la cara riendo, ya que tanto Mika, Lambertucci y Fusco son excelentes apóstoles de la comedia y desparraman en escena su talento de forma maravillosa.

Las entradas para Trieja, una insoportable comedia de terror se pueden comprar de manera anticipada por Passline.