fbpx Polo Tiseira: “Gilda soportó cosas que nadie se imagina”
Cultura //// 10.09.2016
Polo Tiseira: “Gilda soportó cosas que nadie se imagina”

Polo Tiseira, documentalista, artista visual, militante por los derechos humanos (hijo de Enrique Tiseira, detenido-desaparecido durante la última dictadura) es, además, el sobrino de  Enrique "Quique" Tolosa, quien fue guitarrista y compositor de la banda de Gilda y murió con ella en el accidente. En esta entrevista Polo nos cuenta una gran historia sobre Gilda, un entramado de corrupción, mentiras y violencia de género que muchos quieren ocultar para salvaguardar la imagen de quien fue su representante: Toti Giménez.

Por Miguel Martinez Naón
APU: Contanos cómo se conocieron tu tío Quique y Gilda, y cómo era su relación de trabajo y su amistad
Polo Tiseira: Quique conoce a Gilda en 1992 después de entablar una amistad con Toti, luego de que este último trabajara unos largos meses con una banda en la que Gilda era la cantante. Quique se ofrece para encarar el desafío de un disco, era quien tenía la capacidad técnica. Él ya había sido arreglador de Ricky Maravilla, Mónica Cruz, Laura León de México, hacía trabajos que eran recibidos asombrosamente por la gente. Y Toti en ese momento de arreglos no sabía nada, estaba menos que en pañales en el tema.
APU: ¿Qué función cumplía Toti Giménez en la banda, además de ser un integrante más? ¿Hubo una historia de amor entre Gilda y él?
PT: Toti fue su socio, productor y durante un breve lapso fue su pareja. En la canción Como tú ella lo describe muy bien. Hubo un romance al principio cuando se conocieron, pero duró muy poco. Luego ella lo dejó como hombre por cosas graves de su personalidad, era mitómano además de violento manolarga, era karateka, y ella luego de haber sufrido lesiones graves por parte de él, lo siguió a su lado por no abandonar la meta artística. No le interesaba como hombre, quedó solamente una amistad y un compañerismo de trabajo. El era un mal necesario porque tenía la llave para sacar discos, principalmente por contar con Quique, mi tío, que era su mejor amigo. Quique era un capo, hacía los arreglos musicales y terminaba las canciones, y Toti era el intermediario para que las canciones llegaran a manos de Quique, era necesario en la cocina de las canciones.
Sobre los problemas de violencia, es muy delicado señalar, hay que ser muy precisos, serios. ¿Cómo probarlo? Gilda soportó cosas que nadie se imagina, ella misma las contaba de manera solapada o través de sus letras. En la página 80 del libro Un milagro llamado Gilda de Viviana Pumar, una amiga de ella, Susana, relata sobre la pérdida de un diente, tal como Gilda se lo contó. Ella era su amiga y vivía en la esquina, era mecánica dental. Por la urgencia del caso es ella la primera en enterarse. Gilda le dice que es producto de un robo, que le quisieron robar la cartera y al forcejear le arrancan el diente, así lo relata en el libro. Ella perdió el diente, pero se trataría de otra cosa. Gilda ocultó esto y siguió con Toti como si no hubiera pasado nada. Seguían los shows y el éxito crecía. Son varios los que supieron del diente de Gilda, que fue lo del robo de su cartera les dijo a algunos, que solo fue un intento de robo a otros y que por suerte no se habían podido llevar la cartera. Es la típica justificación de las mujeres víctimas de violencia. Si le preguntas a Toti te va decir que era un diente de leche y que se le cayó solo. Mientras a su amiga dentista le decía que no le importaba la cartera ni su contenido a otro amigo le decía que en la cartera tenía cosas importantísimas, como demos, grabaciones, etc. Contradicciones muy grandes que evidencian una gran duda. Su trabajo inevitablemente dependía mucho de Toti. Evitaba quedar como una boluda al lado de un tipo que se creía su dueño a puro golpe. Ella fue aprendiendo a controlarlo, en sus canciones expresa ese hartazgo. La canción Pasito a pasito fue compuesta después de una gran crisis, y dice “pasito a pasito yo voy a dejarte”, y sigue “como la arena al mar yo te voy siguiendo, y de esa manera te voy conociendo, son muchas las mentiras que fui descubriendo, y el amor de a poco se me va muriendo”, y “y cuando llegue el día en que tu te arrepientas, ya no quedará nadie cerquita de ti”. Su carrera crecía pero Toti seguía teniendo esas actitudes y ella sabía que debía alejarse de él. Así compone "Fuiste" dedicada también a Toti, en forma solapada. Le dice “fuiste mi vida, fuiste mi pasión, fuiste mi sueño mi mejor canción, todo eso fuiste, pero perdiste”, Toti lo sabia muy bien. Y en Corazón valiente ella le vomita “que para mí tienes solo sufrimiento, que voy a caer en lo profundo del infierno” relatando el maltrato psicológico al que él la sometía, ante la amenaza de alejarlo de su carrera.
Esa es la verdad, y quienes están haciendo la película de Lorena Muñoz se negaron a oírla. Rechazaron las entrevistas que pedimos con Natalia Oreiro, con el productor Benjamín Ávila y con la misma directora Lorena Muñoz. Estos tres hicieron una película consensuada con el verdugo de Gilda.
Es difícil enterarse de estas cosas sin ser familiar del músico, de quien formó parte del círculo íntimo y creativo de Gilda. Era un triangulo: Gilda – Toti - Quique. En la última época Toti perdió el acceso a las canciones y Gilda comenzó a trabajar con Quique, a relacionarse secretamente con él. Luego sucedió el accidente y Toti descubrió el trabajo que estaba haciendo ella con Quique. Una de las formas en que se vengó de ellos fue escribir la historia oficial a su antojo, plagándola de mentiras y engaños. Pese a estar separados, desde lo creativo, lo humano, lo sentimental, luego del accidente, Toti salió a decir que él era el marido de Gilda y que milagrosamente habían encontrado canciones en la banquina del lugar del accidente. Canciones que “estaba preparando con él” cosa falsa que está demostrada en el documental “La Banda de Gilda” (youtube: capítulos 5,6 y 7)
APU: En el documental que realizaste hacés hincapié en la canción “No es mi despedida”. Sabemos que esa canción fue dedicada para un grupo de chicas bolivianas que eran fans de ella, pero denunciás una serie de declaraciones del Toti Giménez con respecto al origen de esa canción, que desvirtúan la realidad, contanos de qué se trata.
PT: Si, lo que hizo Toti en sociedad con Leader Music y el representante fue presentar esa canción como un mensaje premonitorio. Cosa falsísima expuesta también en el documental. Gilda no se podía despedir de una fans amigas al finalizar una gira. Toti y compañía, ocultan el real origen de esta canción y engañan a la gente diciendo que se trata de “Un mensaje premonitorio” y que Gilda había cambiado la letra a último momento despidiéndose del mundo
APU: ¿Hay otros hechos que quieras denunciar con respecto a las maniobras de Toti?
PT: Hemos denunciado todo en este documental (La Banda de Gilda se puede ver completa en Youtube, en capítulos) pero esto último se confabuló con prestigiosos productores para ampliar el arco de las mentiras que él tejió violando el honor y los valores de Gilda. Luego de 19 años sin que pudiera hacerse una película (por estos problemas en la escritura de una historia verdadera) Ahora se hace y ya está terminada. Allí no van a ver ninguna escena de maltrato, ni físico ni psicológico. Se lavó la imagen de Toti Giménez. Además siguen estafando a la gente diciendo que No es mi despedida es un mensaje premonitorio, cuando tuvieron elementos para contar la verdad (se puede ver en el capítulo 7 de La Banda de Gilda https://www.youtube.com/watch?v=fBPHPUfD11U) Aunque nuestra peli es muy under allí queda plasmada la complicidad del negocio discográfico con el negocio cinematográfico para seguir engañando a la gente con el verso del mensaje premonitorio, todas cosas que Gilda aborrecía, como la mentira y el engaño a su gente, al público que ella tanto amaba y respetaba. La producción de la película (Benjamin Avila, y la misma Natalia Oreiro) al investigar sobre Gilda se “olvidó” que si la historia la escriben los que ganan, eso quiere decir que hay otra historia, siempre siempre hay otra historia.
Muy contenta estaría Gilda sabiendo que hicieron una película con su nombre y borraron de la historia a Quique Toloza, su cómplice, su único compañero creativo ya sin Toti, su ángel, el ángel de Gilda, que murió anónimo por no ser neutral ante los graves problemas que Gilda tuvo con Toti. Hoy en día se dice que ante la violencia de género no se puede ser neutral o no meterse. Bueno, esa valentía a Quique le costó el anonimato y la estafa. Por eso es el ángel olvidado de Gilda. Muy contenta estaría
Gilda con esto…
Gilda con "La puerta" y "Fuiste" se transformó en pionera de la lucha contra el maltrato a las mujeres, en secreto, por las cosas malas que Toti le hizo vivir