fbpx La Odisea plástica de Gyula Kosice | Agencia Paco Urondo | Periodismo militante
Cultura //// 13.05.2018
La Odisea plástica de Gyula Kosice

Gyula Kosice, excéntrico y maravilloso, es creador de mundos artísticos. Su arte y su poética representan la ciencia ficción en la plástica argentina. Una imaginería sin límites y dispuesta a explorar nuestra asimilación visual del universo infinito. Por Gabriela Margarita Canteros.

Foto:​ Ciudad Hidroespacial, Gyula Kosice. 971 

Por Gabriela Margarita Canteros

La obra del artista plástico Gyula Kosice supone un universo único y a su vez compartido. Comprende una numerosa e incesante producción, un recorrido homérico hacia el espacio imaginario que no apagó su luz en el año 2016 con la desaparición física del artista.

El crítico y curador de arte, Alfredo Giudici, destacó el surgimiento de Arte Invención describiendo a Gyula como: "un veinteañero audaz en presentar una nueva forma de hacer arte sin la influencia directa europea, destacándose la auténtica creatividad y novedad de las obras de autores argentinos".

El Arte Invención es un claro ejemplo argentino de creatividad que trasciende las fronteras. Se adelanta a su época para unir arte y ciencia, para pensar al mundo sin límites y representar en el arte algo más que un sueño utópico. El arte de Kosice puede percibirse como excéntrico y maravilloso, creador de mundos. Sus esculturas nos transportan a las escenas del cine de ciencia ficción a través de sonidos, movimientos, luces, objetos extraños y ajenos casi inclasificables.

Kosice trabajó en su increíble Ciudad Hidroespacial por más de 26 años, comenzando en 1946. Una obra con veinte objetos arquitectónicos suspendidos y realizados en acrílico transparente, junto a ficticias estaciones espaciales que flotan entre sombras oscuras, líquidas e infinitas. 

Kosice declaró en la revista Arturo: “El hombre no ha de terminar en la tierra”, sentencia que podemos tomar como motor de lo que es su obra: Ciudad Hidroespacial, su proyecto urbanístico, artístico y poético; que propone hábitats suspendidos en el aire a partir de la energía contenida en el agua. 

Su legado es un mensaje a explorar: el universo plástico y científico. Es, asimismo, desbordar los límites de la creatividad y reconocer la convivencia afortunada entre la ciencia y el arte en argentina.

Actualmente su mayor coleccionista.es el Museo de Bellas Artes de Houston. Pero en Argentina podemos visitar obras de su autoría en el Museo Kosice (Humahuaca 4662,C1192, Ciudad Autónoma de Buenos Aires)