fbpx El desprecio macrista por la educación pública, por Luca Stecco
Cultura //// 12.05.2010
El desprecio macrista por la educación pública, por Luca Stecco

Capital Federal (Agencia Paco Urondo) Desde que comenzó le gestión macrista en la Ciudad, los estudiantes hemos sentido en carne propia el desprecio y la exclusión de una manera muy concreta. Muy lejos quedaron aquellos discursos demagógicos que prometían una educación pública de calidad. Por el contrario, hoy vemos como los subsidios a las escuelas privadas aumentan, mientras se recortan los presupuestos asignados a las escuelas públicas, en una clara demostración de clasismo macrista. Hoy tenemos escuelas sin gas, sin luz y con una infraestrucutura miserable, cierto es que esta problemática no es nueva, pero si lo es el aumento del desprecio por la educación de los miles de pibes que asisten a lo que debería ser una escuela capaz de formar futuros ciudadanos comprometidos por su colectividad. Pero, lejos de ponernos en exquisitos con nuestros reclamos, optamos por exigir primero que se respeten los derechos básicos, en el distrito mas rico del país.
 

La Cámpora Secundarios mantiene un compromiso inalterable con todos aquellos que padecen el desprecio macrista. Aspiramos a tener una educación de calidad que sirva como formadora intelectual de los futuros sostenedores de la Nación, y que además promueva los valores de la solidaridad, el amor y el aprecio por la colectividad. Lamentable, hoy por hoy, en la Ciudad de Buenos Aires estamos lejos de alcanzar dicho objetivo, partiendo de la triste realidad de contar con instalaciones sin gas. Pero si algo tenemos los jóvenes es voluntad. Por eso hoy, con mas fuerza que nunca, levantamos las banderas de una educación para todos y nos ponemos a transitar con alegría el camino hacia la felicidad plena de todos los estudiantes. Asi como afirmamos que donde haya una necesidad debe haber un derecho, sostenemos que donde haya un militante deberá haber una solución... una respuesta.El autor es miembro de La Cámpora Secundarios. (Agencia Paco Urondo)