fbpx Búsquedas | Agencia Paco Urondo | Periodismo militante
Cultura //// 22.04.2018
Búsquedas

"Se habla de una implosión, una fundación ilustre, luna tras luna surgiendo, desde el barro universal. Se habla de minúsculos hijos del terror geológico, angelitos mineros que cavaron pozo directo al secreto carótido de todas las cosas". Extracto del poema "Búsquedas", de Fermín Vilela

Por Fermín Vilela

Se habla de una implosión, una fundación ilustre,

luna tras luna surgiendo

desde el barro universal.

 

Se habla de minúsculos hijos del terror geológico,

angelitos mineros

que cavaron pozo directo

al secreto carótido de todas las cosas.

 

Pero no hubo secreto.

Olieronsé búsquedas ideales

entre venenos y territorios reales,

tan reales

como tiro parido por fusil distante,

tan reales

como madre ante primer llanto del hijo,

palparonsé descargas eléctricas, fabriles,

documentaronsé jerarquías de la soledad,

entregas corporales

hacia un único e irrefrenable proyecto.

 

Pero no hubo secreto.

 

Siglos después

acechamos desde nuestros faros,

esos que apuntan hacia un horizonte merdoso

aunque una luz ahí,

bailando en su oscuridad,

una luz ahí

y nosotros ensobrados

en mansita oscuridad eléctrica.

 

Siglos después

bailamos entre merengues de miseria,

flores y debates resplandecientes,

palabras ante el paisaje desconocido,

palabras

ante la visión de un futuro progreso,

palabras

ante alarma aullido mediático,

sueño virtual clausurando toda fisura,

toda poesía, todo dejar perder,

¡parole!

                ¡words!

                                   ¡wörter!                                                                                 

 

palabras que definan aritméticas masturbatorias,

ceños fruncidos ante la conquista de lo inútil,

retroceso en materia de derechos,

de empatía,

de percepción y humildad,

violencias posándose

sobre toda caricia mundana,

violencias ocultas, sobre todo

ocultas,

imposición del orden financiero,

respuestas

por encargo, sí señor,

acá yace

su garantía final,

acá yace

su secreto,

¿quiere verlo, quiere sentirlo?

comprométase con su odio,

aférrese

a las paredes del cráneo

 

porque ahí debería estar latiendo,

por detrás del siempre telón,

por detrás de sus búsquedas desesperantes.