fbpx Masacre en Colombia: brutal represión policial terminó con doce muertos | Agencia Paco Urondo | Periodismo militante
Violencia Institucional //// 16.09.2020
Masacre en Colombia: brutal represión policial terminó con doce muertos

El hecho ocurrió en Bogotá, la capital del país, en el marco de las protestas contra las fuerzas de seguridad exigiendo justicia por el asesinato del abogado Javier Ordónez (45).

Por Milagros Carnevale

El pasado 7 de septiembre dos policías asesinaron a Javier Ordónez (abogado, taxista, 45 años) por estar tomando alcohol en la calle acompañado de amigos, no respetando las medidas de distanciamiento social, en Bogotá, Colombia. En este marco, ciudadanos se movilizaron para repudiar este hecho en los días siguientes y la represión policial terminó con al menos doce personas muertas.

Los hechos de violencia institucional fueron cubiertos mediáticamente por Telesur que adjuntó varios videos que fueron viralizados en redes sociales. Uno de ellos es de la alcaldesa de Bogotá, Claudia López, que apunta contra la impunidad de la policía y da información sobre lo que están haciendo en conjunto la alcaldía y la Procuraduría General de la Nación: tomar y darle una atención preferencial no sólo el caso Ordónez sino a las 137 denuncias de abuso policial.

En este mismo sentido, la BBC resaltó que en Colombia hubo 400 casos de abusos policiales derivados de la cuarentena que obligó a la policía a fortalecer los mecanismos de control en busca de contener la dispersión del virus. Este medio, además, incorpora en la noticia testimonios de personas que fueron violentadas por la policía, o que fueron testigos. También hay testimonios de la policía misma.

La noticia también fue tuvo cobertura en medios argentinos. Según detalló el Diario Tiempo Argentino, el 10 de septiembre pasado, en esa ciudad colombiana y varias otras, ocurrieron “graves enfrentamientos con las fuerzas policiales, que arrojaron diez muertos, siete de ellos en Bogotá y tres en Soacha, un municipio cercano. También resultaron heridos 209 civiles y 194 policías. La consigna que fue creciendo hasta hacerse central fue ´No nos disparen más´”.