fbpx Time Warp: “Estos eventos están siempre sobrepasados de capacidad”
Sociedad //// 23.04.2016
Time Warp: “Estos eventos están siempre sobrepasados de capacidad”

Damián Levensohn es DJ, productor de eventos, redactor de Regia Mag y del sitio Buenos Aliens, referido a la música electrónica. Su opinión sobre la tragedia ocurrida en Time Warp y el rol de los empresarios del sector.

Por Manuel Izraelson
APU: ¿Qué opina de lo ocurrido en la Time Warp?
Damián Levensohn: El Estado y los organizadores tienen la responsabilidad. Los que hacen eventos masivos no son muchos y son una mafia que conocemos todos desde hace 15 años.
APU: ¿Alguna vez asistió a una?
DL: Estuve en la Time Warp del año pasado.
APU: ¿Qué impresión se llevó?
DL: Time Warp es una fiesta que se realiza en la Argentina desde hace tres años, pero eventos masivos como éste se realizan en nuestro país desde hace 15 años. El organizador de Time Warp es el mismo que Creamfields, la primera fiesta electrónica masiva que llegó a nuestro país. El mismo organizador también realiza las fiestas Moonpark y es socio de las discotecas Pacha y Club One, me refiero a Martín Gontad. Conci (Adrián), que apareció como dueño de la firma, es alguien que nadie conoce en el ambiente. Todos los eventos de esta gente nunca privilegiaron el bienestar de los usuarios. Las principales características son que los lugares siempre están sobrepasados de capacidad, un mal servicio de barra, y me refiero a tener que hacer una hora de cola para conseguir una botella de agua. Algo muy clásico de las fiestas masivas es que a las 4 de la mañana ya se acaba el agua mineral, es el colmo porque, en mayor o menor medida, se toma éxtasis.
APU: ¿Es normal que en este tipo de fiestas corten el agua de las canillas?
DL: Es un clásico.
APU: ¿Cómo se manejan los médicos y el personal de seguridad privada en este tipo de fiestas?
DL: Mientras más grandes son los eventos, más cuesta identificar los puestos médicos. Imaginate que en una fiesta como la Creamfield hay hasta seis escenarios dispersos en un territorio enorme, y la verdad que no se ven médicos en todos lados. En general, el trato de los empleados de seguridad para con los clientes es casi un trato de carcelero con un presidiario. Hay mucha mala onda, desde el cacheo que puede ser de muy mala manera, hasta cosas mínimas. En diciembre pasado asistí a un evento en el cual a las 9 de la noche ya no había agua mineral, un guardia me ofreció una botellita a 200 pesos. Nunca vas a encontrar en ellos alguien que te ayude.
APU: En muchas partes del mundo se aplica una política llamada “Reducción de Daños”. ¿Cómo funciona?
DL: Es un conjunto de acciones realizadas por el Estado o asociaciones civiles en donde informan sobre el consumo de drogas. El enfoque es más bien preventivo si la persona ya es consumidora. En Europa esto se lleva a cabo a través de puestos gestionados conjuntamente con las discotecas, en donde se informan los aspectos negativos de la mezcla de sustancias. También regalan vasos de agua. Acá se hizo un intento mínimo y muy vago, a pesar de que los eventos masivos son comparables con los de Europa. En el 2006, la Creamfieds ya convocaba a 50.000 personas. Es importante diferenciar los eventos mainstream o masivos, que es lo que estalló la semana pasada, con los eventos underground que nada tienen que ver con este tipo de fiestas. Buenos Aires ya es una parada obligada para los artistas más importantes del mundo.