fbpx Coronavirus: solidaridad en 3D | Agencia Paco Urondo | Periodismo militante
Sociedad //// 26.03.2020
Coronavirus: solidaridad en 3D

Juan Carlos Parrilla vive en Lanús y uno de sus hobbies es la impresión 3D. Además de imprimir figuras de acción, comenzó a realizar y donar prótesis de manos y brazos. Pero la emergencia sanitaria, hoy le dio lugar a una nueva forma de ayudar con esta herramienta: la impresión de máscaras para el personal sanitario y válvulas para respiradores. Desde Agencia Paco Urondo, nos comunicamos para ahondar en la temática.

Por Melany Grunewald

APU: Estás produciendo mediante Impresión 3D máscaras y válvulas para respiradores, ¿cómo son estas piezas?

Juan Carlos Parrilla: La semana pasada me había contactado con un grupo de conocidos españoles y me contaron que habían empezado a hacer allí las impresiones de válvulas Venturi. Les pedí el modelo, pero no sabía si aquí servirían y se podrían homologar. En el ínterin mi cuñado me avisa que ya había varios grupos aquí con el tema y mucha es gente conocida. Así que nos contactamos con ellos.
En un primer momento la idea era imprimir las válvulas Venturi que son las que se necesitan para conectar el paciente al respirador. Estás válvulas van entre el respirador y la cánula que llega al paciente. Dichas válvulas son descartables, no sabría decirte cada cuánto se le cambia al mismo paciente. En el país hay entre 8-10 modelos distintos de respiradores, por lo cual las válvulas son distintas. Pero luego, uno de los muchachos que imprime en Banfield comentó que los médicos estaban pidiendo urgente "máscaras" porque iban a comenzar a contagiarse. Así que cuando yo caí en el grupo ya estaban a full con eso. Además, son mucho más rápidas de imprimir. Muy básicas y sencillas: son como vinchas plásticas (la parte que hacemos nosotros) con una radiografía transparente que cubre toda la cara y hasta parte del cuello.

APU: ¿Cómo las producen en este contexto de cuarentena?

JCP: De momento pedimos a vecinos radiografías que ya no necesiten y las ponemos en lavandina para limpiarlas y desinfectarlas. No aceptamos las que nos ofrecen en los hospitales porque lógicamente tienen muchas más probabilidades de venir con algún tipo de bicho. Con respecto a las válvulas, se pidieron al ministerio un modelo de cada una, se diseñaron en base a eso y se comenzaron a pasar los modelos para que todos los tengamos. Como es imposible estarnos moviendo de casa vemos de dividirnos por los hospitales más cercanos. Saber qué tipo de válvulas tienen en el mismo y comenzamos a imprimirles.
La gente que trabaja en los hospitales comenzó a comunicarse con los grupos. Así que simplemente les avisamos que hay una cantidad terminada y ellos se acercan. Por eso cada uno se contacta con el hospital más cercano de su zona. Los que ya se quedaron sin acetato están entregando sólo la impresión en 3d y en el hospital con las radiografías viejas arman el cobertor.Entre ellos creo que voy a estar yo en pocos días

La Impresión 3d no tiene aún ningún tipo de homologación por parte de ANMAT (Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica) y sería bueno que nos tuvieran en cuenta. Hay infinidad de piezas que podemos hacer y son tan buenas como las originales. Ni hablar de la diferencia de costos. En estos momentos se está demostrando a nivel mundial.

APU: ¿Cómo se manejan con los costos? ¿Hay posibilidad de algún tipo de financiamiento?

JCP: En este momento se está haciendo cargo para organizar mejor la distribución la Cámara Argentina de Impresión 3D y Fabricaciones Digitales. Como el grupo lo conforman entre otros fabricantes de Impresoras 3d tienen muchos contactos. En zona sur están los chicos de Kuttercraft. Supongo que ahora verán una mejor forma para mover esto y conseguir los materiales. Igual te digo que confió plenamente en la gente que ayuda para este tipo de catástrofes (no se me ocurre como llamar este momento). Para darte una idea de costos una mascarilla (la parte que se imprime) puede tener $ 40, sumale el acetato.
Yo no tengo un interés económico en esto de homologación. Me dedico a esto como hobby y si algo se vende se pagan los materiales. Pero sé que sería de gran ayuda para miles de personas, ya sea, que viven de ello o para que se pueda poner en funcionamiento algo que puede llegar a estar parado meses por no conseguir la pieza indicada o porque por cuestiones burocráticas se demore mucho en tener una licitación. Ya de por sí se puede ayudar a hospitales y salvar vidas... ¡Se siente muy bien!