fbpx "Recuperar recursos coparticipados para PBA es un hito histórico” | Agencia Paco Urondo | Periodismo militante
Política //// 11.09.2020
"Recuperar recursos coparticipados para PBA es un hito histórico”

La Directora del Instituto para el Desarrollo Económico y Social de Buenos (IDESBA) de la CCTA, Silvia Almazán y el coordinador del área política económica, Andrés Wainer, remarcaron en diálogo con AGENCIA PACO URONDO la importancia del Decreto del Presidente que crea el Fondo de Fortalecimiento Fiscal de la Provincia de Buenos Aires.

Por Fernando Latrille

La decisión tomada por decreto por el presidente Alberto Fernández de recuperar un punto de coparticipación, creando el Fondo de Fortalecimiento Fiscal de la provincia de Buenos Aires mediante la recuperación de fondos extraordinarios incrementados para la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA) de los ingresos por coparticipación federal, fue celebrado en un informe del IDESBA, "Instituto para el Desarrollo Económico y Social de Buenos Aires Stella Maldonado de la Central de Trabajadores Argentinos (CTA)", que calificó a la medida como un “hito histórico”. De esta manera, la directora de IDESBA, Silvia Almazán en diálogo con AGENCIA PACO URONDO señaló que es muy importante para fortalecer las políticas de gobierno, las políticas públicas, en un contexto de cuatro años de ajuste devastador del gobierno de Vidal”.

Además, Almazán, que tambíen es secretaría general adjunta de SUTEBA, indicó que la importancia de la recuperación para la provincia de Buenos Aires se da luego de los cuatros años de Cambiemos donde también “produjeron una reducción de las partidas que se destinaron a políticas públicas, pero además con un endeudamiento que se quintuplicó en su mayor parte en dólares, y no se transfirieron esos recursos a fortalecer y a garantizar las condiciones de vida del pueblo de la provincia de Buenos Aires, por eso ésta política en términos nacionales nos parece muy acertada”.

“Durante varios años, como una concepción de la CTA, es un objetivo político avanzar hacia una distribución justa de la riqueza”, indicó Almazán expresando que esto “se conjuga con otra demanda que tiene que ver por su dimensión, extensión, población, la actividad productiva y económica de la provincia de Buenos Aires, que hace necesario que el Estado se fortalezca con recursos para garantizar salud, educación, trabajo, productividad y diversidad en esa producción para fortalecer el desarrollo económico”. A su vez, la Directora sostuvo “en las deudas pendientes está avanzar en una reforma tributaria integral, pero también estaba el planteo de la recuperación de la coparticipación- perdido o cedido-, hace más de tres décadas”, remarcó y sostuvo que dentro de ese fortalecimiento “nos parece muy importante que en éste plan de Seguridad Integral, que intenta transformar la organización, estructura, equipamiento, formación- que para nosotros es muy importante-, de la policía de la provincia de Buenos Aires, la creación por Decreto Nacional de este Fondo de Fortalecimiento Fiscal, es un comienzo de recuperación de recursos”.

Para Almazán la condición en que dejó el Estado provincial el gobierno de Vidal, su ajuste estructural, fue el generador de la pérdida de salario “que demandaba la policía de la provincia de Buenos Aires. Su reactualización y recomposición junto con demandas de mejoras laborales que generaron un conflicto en estos días con una base legítima de reivindicación, pero sobre la que también hubo un intento de generar acciones de desestabilización hacia el gobierno provincial y nacional”, remarcó. “Por lo tanto es muy importante que éste Fondo aporta a complementar una decisión política del gobierno de la provincia de Buenos Aires sobre una política de seguridad integral que estaba planificada, pero también a sostener la defensa de las institucionalidades democráticas”.

Por su parte, Andrés Wainer, el coordinador del área de economía política del Instituto, en diálogo con este portal explicó: “Ésta modificación de la coparticipación, la creación de este Fondo para la provincia de Buenos Aires, es sumamente importante porque empieza a desandar el camino o parte del camino de desfinanciación de la provincia de Buenos Aires que en realidad viene de los cambios en coparticipación Federal hacia fines de los años 80, donde la provincia de Buenos Aires perdió participación”.

Asimismo, Wainer, agregó que “esto empieza a reconocer de alguna manera las situación de la provincia de Buenos Aires que siguió creciendo en términos de población y a nivel productivo y en su contribución”. Andrés Wainer también opinó que “en ese sentido equipara un poco con otros distritos, como la ciudad de Buenos Aires que tiene mucho más recursos”.

“Es fundamental para la provincia de Buenos Aires por la situación que está atravesando de crisis sanitaria y económica, por su delicada situación fiscal, que debido al fuerte proceso de endeudamiento en el que incurrió la Nación-pero también el gobierno de Vidal-, los márgenes de acceder a financiamiento han sido menores porque todavía la Provincia no resolvió su propio canje de deuda”, remarcó Wainer y valoró que “en éste marco, tanto para hacer frente a demandas salariales -en este caso particularmente de la policía-, pero de otros sectores también, para hacer frente a gastos derivados de esta crisis, resulta un ingreso muy significativo para la provincia”. El Coordinador del área de economía política de IDESBA explicó para entender mejor lo que significa el porcentaje recuperado para la Provincia expresando que “es como si le hubiesen agregado un mes más de recaudación”.

Informe IDESBA

El informe realizado por el Instituto IDESBA CTA sobre los recientes cambios en la coparticipación federal de impuestos que le han permitido a la Provincia de Buenos Aires recuperar participación en ella señala los siguientes puntos:

1 En el año 2016 se elevó el coeficiente de participación de la CABA al 3,75%, lo que implicó un aumento de su participación en 2,1 puntos porcentuales, con el argumento de hacer frente al incremento de mayores gastos en seguridad derivados del traspaso de la Policía Federal a la órbita de la ciudad. Luego, con el Pacto Fiscal celebrado el 16 de noviembre de 2017, se estableció que el porcentaje de coparticipación destinado a la CABA sea del 3,5%.

2 De acuerdo a los cálculos realizados por el gobierno nacional, el impacto presupuestario real de las funciones de seguridad asumidas por la CABA equivalía a una participación adicional del 0,92% en los ingresos coparticipables. Es decir, se le transfirió un excedente superior en un 1% en relación a los nuevos gastos asumidos por la CABA en materia de seguridad.

3 La reciente modificación del porcentaje de coparticipación de la CABA apunta a recuperar el 1% adicional para destinarlo hacia la Provincia de Buenos Aires (PBA) en la búsqueda de mayor correspondencia fiscal. La PBA quedó históricamente rezagada desde que se reformuló el esquema de coparticipación federal a fines de la década de 1980. Ello determinó que, a pesar de aportar el casi el 40% de los recursos a nivel nacional, la provincia pasara a recibir el 22% de los mismos.

4 La PBA tiene actualmente un presupuesto per cápita equivalente a la mitad del existente en la Ciudad. En valores de 2019 esto sería un monto de $ 106.472 por habitante frente a los $ 53.509 de la PBA.

5 Algo similar sucede con el ingreso per cápita familiar mensual, en tanto en CABA el mismo casi duplica el de la PBA ($ 29.065 vs. $ 15.660). Las diferencias son aún mayores en lo que respecta a gastos en seguridad: según datos del Ministerio del Interior, mientras que en CABA el costo per cápita en seguridad en 2019 fue de $16.901, en la PBA fue de $ 6.702.

6 Considerando un volumen de recaudación constante y la inflación estimada en el relevamiento de expectativas del Banco Central, la transferencia del 1% fondos coparticipables para la PBA a través del Fondo de Fortalecimiento Fiscal implicaría, a valores de 2020, un valor aproximado de $ 28.300 millones por año.

7 Para los tres meses que restan de ejecución presupuestaria (octubre-diciembre), el cambio dispuesto implicaría recursos adicionales para la PBA del orden de los $ 8.500 millones.Ello servirá, entre otras cuestiones, para equiparar el salario inicial de la policía bonaerense al de la Metropolitana (unos $44.000 sin antigüedad), además de aumentar adicionales para equipamiento y por horas extra. Además permitirá incrementar los recursos presupuestarios para otros fines en el marco de la crisis sanitaria y económica en la que se encuentran la provincia a raíz de la pandemia.