fbpx "Organización y unidad, no es tiempo de diferencias”
Política //// 21.04.2016
"Organización y unidad, no es tiempo de diferencias”

La ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner mantuvo un encuentro con la militancia, en el que insistió en la necesidad de avanzar en la construcción de un "frente ciudadano", tras denunciar "una embestida contra los gobiernos nacionales y populares" de la región.

Al encabezar un acto en el teatro ND Ateneo ante referentes de organizaciones políticas y sociales del kirchnerismo. Cristina indicó que "no son buenos tiempos para nadie" y remarcó que "el gran desafío" que tiene el FPV y aliados es "formar un frente ciudadano que logre instalar en la sociedad que hay un piso de derechos".
"Si logramos construir con ese frente un piso de ciudadanía habremos cumplido con el mandato histórico de tantos dirigentes para que la Argentina sea un país para todos y no para unos pocos".
Denunció "una embestida contra los gobiernos nacionales y populares" que "ya no tiene alzamientos militares, ahora son de carácter judicial y mediático o una combinación de ambas", al referirse al intento de destitución contra Dilma Rousseff en Brasil.
"Por supuesto esto es motorizado por ciertos sectores de la dirigencia política de un país. Es un modus operandi de estos tiempos para la región. No nos creamos que esto sucede únicamente aquí en la República Argentina", subrayó.
En un mensaje al PJ, la exjefa de Estado advirtió además que la "primera regla" del frente ciudadano debe ser "no creerse ese verso" de que el peronismo es la "columna vertebral" del movimiento.
"Tenemos que aprender a aceptar los peronistas que no somos los únicos que hemos aportado a la construcción de este proyecto. tenemos que entenderlo, aceptarlo. La primera regla de ese frente ciudadano es el no sectarismo y el no creerse el ombligo y la columna vertebral de vaya a saber que cosa. Basta con ese verso de que somos la columna vertebral porque ademas con la columna vertebral solo no vas a ningún lado", fundamentó.
Además, hizo un fuerte hincapié en la prisión de Milagro Sala, y exigió su liberación al asegurar que "todavía no se sabe por qué está presa".
Anunció que "mañana parto para el sur, si Dios, Bonadio y el Gobierno me lo permiten", ironizó. "Está claro que el Gobierno y Bonadio casi son una misma cosa. Tan claro que fuimos citados a la declaración indagatoria porque habíamos beneficiado a terceros inescrupulosos y cuando averiguamos cuáles fueron los terceros inescrupulosos eran familiares, funcionarios, empresarios. Todos integran el nuevo gobierno".
Recordó además que "los que denunciaron fueron los presidentes de las bancadas de la oposición" y, al respecto, señaló que "si los dos legisladores hubieran sabido esto no pasaban ni a 40 cuadras de Comodoro Py". "Esto pasa por hacer de la denuncia y la judicialización de la política un método", indicó Cristina Kirchner.
En el plano económico, explicó que "aumentar el seguro de desempleo es una pésima señal a la economía y a los empresarios". "Que sea el sostenimiento del trabajo lo que nosotros premiemos y financiemos. No financiemos el desempleo. Tenemos que financiar la producción y el trabajo para todos los argentinos", insistió.
En ese sentido, definió al ciclo kirchenrista como "el más democrático del que se tenga memoria", al señalar que garantizó "libertad absoluta" tanto para los medios de comunicación como para los manifestantes opositores en la calle.
Sobre esto último, advirtió que ve "un silencio que hace ruido por parte de aquellos que tanto protestaron" durante los gobiernos kirchenristas y que "hoy tienen una inacción absoluta para defender a sus representados".
"Mucha gente creyó que estos doce años y medio fueron la normalidad. Debería ser lo normal pero eso no fue normal en la Argentina durante décadas", enfatizó la expresidenta.