fbpx "Imagino unas PASO con Scioli ganando pero no llegando al 40%"
Política //// 14.07.2015
"Imagino unas PASO con Scioli ganando pero no llegando al 40%"

El periodista Pablo Ibáñez reflexiona sobre las elecciones nacionales. "Veo a CAMBIEMOS como la segunda fuerza, entre un 30 y un 35%", describió. 

 
Por Enrique de la Calle y José Cornejo
APU: ¿Cómo está viendo el escenario electoral a semanas de las PASO? ¿Cree que Scioli ya ganó, como se insinúa en muchos análisis y encuestas?
Pablo Ibáñez: El escenario se está ordenando, hay que ver cómo ordenan las PASO el escenario opositor, sobre todo en el caso de Sergio Massa. Me da la impresión, con la foto de hoy, de que hay una leve ventaja de Scioli; pero lo que él irradia y lo que da como señal a su gente es que la elección está lejos de ser previsible, es una elección ganable, como dicen en La Plata, pero que todavía hay que caminarla por una serie de elementos que están difusos y andan dando vueltas.
Lo que hay que mirar es la elección del 2007 donde Cristina Fernández de Kirchner sacó el 45,3% pero con bastante diferencia con el segundo y el tercero, que eran Roberto Lavagna y Elisa Carrió. En aquel caso no había PASO ni un candidato opositor claro, por ende no se pudo polarizar la elección y se dividió el voto opositor. Cristina terminó ganando con 20 puntos de diferencia aunque apenas haya alcanzado el 45%. El caso de 2011 habría que dejarlo de lado porque se dio en un contexto histórico muy particular, excepcional en muchos aspectos.
En definitiva, con los números de hoy podemos ir imaginando un escenario con el FpV ganando pero no llegando al 40%, y CAMBIEMOS como segunda fuerza, entre un 30 y un 35%.
APU: A priori no ve a Scioli ganando en primera vuelta, como indican algunas encuestas.
PI: Dependería de otras cuestiones, hay que ver cómo queda después de las PASO y cuál es la diferencia con CAMBIEMOS. Me parece que estamos ante una elección ajustada. No digo que no pueda ocurrir, pero creo que está parejo.
Eso son los datos que están mirando la mayoría de los actores. La semana pasada hubo dos encuestas importantes, una hecha por el macrismo y otra por el sciolismo. Una muy grande le da a Scioli 38 puntos contra 29 de Macri. No se publicó, lo contamos porque somos unos infidentes. A esos 29 de Macri hay que sumarle los 4 o 5 puntos que le pueden aportan Sánz y Carrió, que los miden por separado.
Por el otro lado, hubo una encuesta del macrismo que es medio sistemática, la arma Durán Barba. Le da una diferencia de entre 1.5 y 2 puntos a Macri por arriba de Scioli. Las dos coinciden en que Massa terminó de desintegrarse: después habrá que analizar qué pasa con los votos de Massa, hacia dónde van a migrar.
APU: Las diferentes encuestas muestran datos muy distintos. ¿Hay una crisis de las encuestas?
PI: Siempre estuvieron medio en crisis, los sistemas se van deteriorando. Hay una cantidad enorme de encuestas. El otro día me lo decía un consultor que medía CABA y le daba más alto el FpV de lo que él decía. Me daba un elemento que yo no medía y que es que el FpV militaba las encuestas. Ahora también se está volviendo a la encuesta presencial, que es más cara y más confiable.
En el caso de las elecciones provinciales, me parece que ahí hay lógicas provinciales, locales, que no son tenidas en cuentas por los encuestadores. Falta un trabajo más fino que tenga que ver con lo territorial.
APU: ¿Cómo analiza que pueda ser la convivencia entre Scioli y La Cámpora en la campaña?
PI: En este momento no veo tensiones. Lo visible es que Cristina, de alguna manera, le cedió la campaña a Scioli. Los spots los hizo Scioli, me dijeron que se los mandó a mostrar a Cristina pero no con espíritu de autorización. Me parece que lo que hay es una decisión de Scioli de ponerse al hombro su campaña y Cristina, manteniendo su rol. De hecho no se mete ni por la positiva ni por la negativa. El 9 de Julio, Cristina no hizo referencia directa a Scioli ni lo marcó como continuador, hizo una referencia más genérica al FpV.
Vamos a ver qué pasa en las PASO: si ese sistema da resultado y permite ganar la elección, seguirá. Si se produce alguna crisis supongo que, efectivamente, habrá cambios. Hoy por hoy no lo veo, de hecho Scioli va a usar los minutos que le corresponden a los candidatos de La Cámpora que encabezan listas a diputados. Se está tratando de unificar la campaña en la figura de Scioli.