fbpx Gabriel Bruera: "Estamos con los pies y las manos dentro del plato"
Política //// 31.07.2010
Gabriel Bruera: "Estamos con los pies y las manos dentro del plato"

Capital Federal (Agencia Paco Urondo) Al Señor Presidente del Partido Justicialista, Dr. Néstor Kirchner Luego de la profunda crisis vivida en el 2001, es indudable la recuperación que el país vivió a través de las políticas que fue llevando a cabo el peronismo en general y Néstor Kirchner en particular en la Argentina. Tal vez la experiencia de nuestro país fue el caso testigo que repercutió en el resto de Latinoamérica para el enorme avance de procesos populares en todo el continente. Profundizar el modelo
El abierto desafío a las viejas recetas de ajuste estructural que se imponían hasta ese momento y la demostración cabal de un modelo distinto, con superávit, crecimiento y redistribución ponen de manifiesto el extenso terreno que desde el sur del continente tenemos por recorrer a partir de estos nuevos paradigmas, hechos realidad en esta nueva Argentina. Sin embargo luego de diversas batallas llegamos a una dolorosa derrota electoral en el 2009 que pone en riesgo todos y cada uno de los logros antes mencionados. ¿Alcanza que tengamos un proyecto de país, que sepamos perfectamente dónde vamos, que demostremos la capacidad de llevar a la práctica la política indicada y que más representa a nuestro pueblo, si el pueblo no nos entiende o no nos acompaña?
Para que nuestro país no pierda el rumbo y no quede en manos de las expresiones políticas de las necesidades mediáticas, de los improvisados de turno, de los irresponsables de siempre, es necesaria una verdadera estrategia electoral. Está claro que la principal causa de nuestra derrota son las nuevas demandas que nos exige la comunidad, una vez superados algunos problemas esenciales, el pueblo nos exige otras cosas. Sin embargo no es nuestra intención mencionar aquí un solo punto de lo que falta o lo que se hizo mal. No queremos pararnos en comentaristas pseudo objetivos, sin responsabilidad alguna, para liberarnos de las culpas de lo que no se ve bien. Nos sentimos protagonistas de este tiempo, en las buenas y en las malas situaciones que nos toca atravesar. Estamos con los pies y con las manos adentro del plato.
Creemos que lo que se hizo está por encima de cualquier matiz y si recordamos de dónde venimos lo único que tenemos por decir es que estamos en el mejor gobierno desde que se recuperó la democracia. Sin embargo, por paradójico que suene, sufrimos una poderosa advertencia el año pasado que amenaza con revivir los peores momentos de nuestra historia. Y lo que es peor, relativizar todas las verdades que con hechos contundentes hemos revelado, para volver a las viejas mentiras del ajuste que hoy suenan como una mágica novedad en toda Europa. Si las políticas, en líneas generales, son las correctas, por más que existan nuevas demandas que ningún partido parece advertir ¿por qué no contamos con el respaldo adecuado?. Despertar la militancia
Es necesario iniciar un fenomenal proceso de participación política jamás visto. Necesitamos utilizar todos los mecanismos conocidos para mover la militancia hasta las últimas consecuencias. Pero no una militancia obsecuente que quiera explicar todo, sino al revés, una militancia que escuche, que dialogue y que a su vez involucre al pueblo en nuestra propuesta. Para eso, el pueblo tiene que ser escuchado, porque ahí está la única verdad: no alcanza únicamente con encontrar el rumbo y demostrar capacidad, hoy el pueblo quiere tener protagonismo y tenemos que saber canalizarlo. Después de todo, esa es nuestra fuerza más importante. Tenemos la militancia, hay que despertarla. La conducción debe aprovechar el enorme voluntariado del peronismo para escuchar, tomar nota y corregir. Es posible visitar a todos los hogares argentinos con humildad para escucharlos. Renovación política para garantizar la victoria
Es necesario renovar, en todos los países hermanos se ven experiencias para tomar en cuenta. En Chile se optó por lo viejo, se dividió la concertación y volvió la derecha. No podemos permitir que pase lo mismo en nuestro país. En Uruguay y Brasil se optó por el cambio y está dando resultados. Pero sin ir mas lejos, en nuestra provincia, se produjo en el 2007 una renovación en muchas intendencias que interpretó magníficamente nuestra conducción y permitió el triunfo en lugares en que de no renovarse se hubiera perdido en manos de otros partidos. Para que el proceso de transformación se profundice y continúe es necesario además de corregir cuestiones evidentemente esenciales para nuestro pueblo, revisar fundamentalmente nuestro método de construcción política, la estrategia de comunicación y la estrategia electoral que llevamos adelante. Esos conceptos han sido recogidos por toda la militancia del Frente Renovador Peronista en los seis meses de recorrido por la provincia de Buenos Aires e intenta ser un disparador para el debate puertas adentro, sin creernos que aquí se dijo todo. Muy por el contrario, pretendemos que esto se enriquezca con muchos más aportes para lograr: Despertar la militancia, Garantizar la victoria, Profundizar el modelo.
Gabriel Bruera, Diputado Provincial ‐ Bloque FPV - Frente Renovador Peronista Prov. Bs. As. (Agencia Paco Urondo)