fbpx "Pensamos el lugar de las TICs como instrumentos de una comunicación política más horizontal" | Agencia Paco Urondo | Periodismo militante
Más información //// 29.05.2018
"Pensamos el lugar de las TICs como instrumentos de una comunicación política más horizontal"

Entrevista a Carlos Caramello, responsable del curso Comunicación Política y Nuevas Tecnologías. Tras realizarse por tres años consecutivos en la UBA, por primera vez tendrá sede en una universidad del Conurbano: la UnPaz. Hay tiempo para anotarse hasta el viernes 1 de junio.

Por Juan Ciucci
Foto: Revista Hamartia

Agencia Paco Urondo: ¿Cómo surge la idea del curso?

Carlos Caramello: El Curso nace como una necesidad de intervenir en el debate de la Comunicación Política del lado de la Política.La crisis del sistema neoliberal del 2001 y el advenimiento de gobiernos de neto corte popular abrieron la posibilidad de ejercer la comunicación política y la construcción de ciudadanía en un nuevo escenario que no estaba hegemonizado por los grandes medios o las agendas de los todopoderosos. Esa condición resultó un excelente caldo de cultivo para pensar tanto a  actores como a las instituciones no vinculadas al poder fáctico como actores políticos centrales para encabezar la disputa en la construcción de sentido.

En este sentido, pensamos el lugar de las Tecnologías de Información y Comunicación (TICs) como potenciales herramientas de producción y difusión de contenidos pero, al mismo tiempo, nos interesó quitarles la pátina tecnofílica y asumirlas como instrumentos de una comunicación política más horizontal.

Naturalmente, esa mirada nos derivó de inmediato al sindicalismo y a los actores sociales como actores políticos centrales para encabezar la disputa en la construcción de un nuevo frente que aglutina no sólo a las voluntades disconformes, sino que encauza el conflicto políticamente hacia una resolución positiva para la sociedad en su conjunto.

Bajo esas premisas, y con el apoyo del entonces decano de Sociales de la Universidad de Buenos Aires, Glenn Postolski, presentamos un curso que superó nuestras expectativas de inscripción (más de 250 anotados) lo que nos dio una medida de la expectativa que esta mirada concitaba.

APU: ¿A quién está dirigido, a qué público esperan llegar?

CC: Uno desearía llegar a todos con estas ideas. Por lo tanto esperamos llegar a distintos sectores de la vida política y aportarun espacio de análisis y reflexión sobre la propia práctica que posibilite una construcción participativa y colectiva de nuevas herramientas y recursos de comunicación útiles para que dirigentes políticos, sindicales y territoriales así como estudiantes universitarios, puedan abordar las especificidades y las demandas de la región en las que desarrollan su tarea.

APU: ¿Cómo se piensa hoy la comunicación política?

CC: Bueno. Hay que venir al curso. En realidad hay diferentes “pensamientos” sobre la Comunicación Política. Escuelas académicas que conviven en un escenario que demanda cada vez más herramientas de este tipo. Nosotros planteamos un primer momento de análisis político- comunicacional: cuáles son las estrategias comunicacionales del oficialismo, cómo asumir discursivamente el conflicto, qué rol cumplen los medios de comunicación masiva en la estigmatización del trabajador organizado, cómo se generan los distintos climas de opinión que favorecen recortes, despidos y reformas laborales o intervenciones sindicales. Esto teniendo en la mira qué pueden aportar los distintos lenguajes y narrativas, cómo abordar algunas innovaciones estéticas que permitan elaborar mensajes más creativos y eficaces y, claro, el aporte fundamental de herramientas básicas de comunicación digital que permitan desentrañar los mecanismos de funcionamiento de las distintas redes y los efectos comunicacionales que producen.

APU: ¿Y cuáles cree son los desafíos que se presentan para las organizaciones políticas y sociales en la comunicación?

CC: La Comunicación es el desafío. Lidiar con la hegemonía de algunos medios concentrados y de un discurso único que se expande y perfora al conjunto de la sociedad. Para eso creemos que el primer paso es el conocimiento. Identificar discursos políticos y mediáticos que inciden en los procesos de construcción de hegemonías y ver cómo se relacionan con la construcción de subjetividad. Y, con un diagnostico claro de este entramado discursivo, perforar el relato y participar en la batalla de la información y la comunicación política.