fbpx Malvinas: “Nosotros queríamos saber dónde estaban nuestros compañeros” | Agencia Paco Urondo | Periodismo militante
//// 02.04.2021
Malvinas: “Nosotros queríamos saber dónde estaban nuestros compañeros”

El CECIM (Centro de Ex Combatientes Islas Malvinas de La Plata) se originó en medio del conflicto por las Islas y aún hoy es un refugio para los ex soldados y sus familias, reducto de lucha y solidaridad. Ahora, están batallando por el reconocimiento de los soldados del Cementerio de Darwin, y por el juicio a los jefes militares que torturaron en Malvinas. Entrevista a su Presidente, Rodolfo Carrizo.

 

Por Federico Tártara

Agencia Paco Urondo: ¿Por qué militas en el CECIM?

Todo empezó en las islas, al principio era un espacio de encuentro, de relajación, nos permitía tener un encuentro: contar anécdotas, pasar de una etapa de tensión a una de charla entre compañeros. Ahora: no sabíamos cómo iba a concluir el conflicto, cuando terminó y regresamos los días nos iban mostrando que los compañeros tenían distintos niveles de dificultades. Servía para concentrarse, para conseguir trabajo, para que nos atiendan  en salud que era muy difícil porque no había psicólogos que atendieran a los compañeros. Y esto era un gran problema. Entonces a partir de ahí el CECIM no solo albergó esta cosa de recreación sino que también se transformó en una organización que contenía la demanda de los soldados.

APU: ¿El ejército? ¿El estado? ¿En ese tiempo había un área específica para la vuelta de los ex combatientes?

En principio pensemos que la dictadura no terminó el 14 de Junio de 1982, sino que la dictadura tuvo un año y medio más hasta que vino el proceso democrático, por lo tanto estuvimos ese tiempo sin la contención del estado. Y nosotros tratando de absorber la demanda. Durante el gobierno democrático de Alfonsin, nos empezamos a organizar junto con otros centros del interior del país, y durante ese periodo logramos que saliera la primera Ley de beneficios para ex soldados que tenían la demanda salud, vivienda, educación y trabajo, no pensiones específicas. Y esto costó muchísimo también. No olvidemos que el gobierno de Alfonsín no tuvo solamente la movida de Rico, sino que también pasó lo de Tablada. Este gobierno democrático no tenía un camino fácil en cuanto a su desarrollo, y nosotros siempre en esa etapa -junto con las juventudes políticas de la Argentina que estaban empezando a resurgir en el marco del proceso democrático- también generamos una cantidad de instancias de consolidación de la democracia, y obviamente salimos a oponernos al golpe de estado de RIco y Seineldín, estas son cosas que están en la historia del CECIM.

APU: Durante gran parte de la democracia los centro de ex combatientes estuvieron en la calle peleando, hasta llegar a este proceso de identificación de los soldados enterrados en Darwin. 

Sí, fundamentalmente los centros como el nuestro que no tienen ningún militar, ni del más mínimo bajo grado, también tuvo que dar una disputada en el marco de las ideas. Obviamente, después cuando vino el mejoramiento y la obtención de pensiones, rápidamente los militares que habían sido muy reacios con el CECIM, muchos de ellos se fueron acercando a los centros de ex combatientes para decirnos que los tengamos en cuenta porque la fuerza no los tenía en cuenta. Pero para muestra, cómo dice el dicho, alcanza un botón. En el proceso de identificación de los soldados enterrados en Darwin que figuraban como soldados solo conocidos por DIOS, también había un militar, el subteniente Baldini (Juan Domingo) del Regimiento 7, que también estaba no identificado. Y ese proceso de la batalla por recuperar la identidad no tiene que ver por las fuerzas armadas, sino que tiene que ver con la demanda que hizo el CECIM casi al regreso de Malvinas, porque nosotros queríamos saber dónde estaban nuestros compañeros. Después vino el proceso de identificación de 2018 donde también se recuperó el proceso de identificación, y en eso las fuerzas armadas no tuvieron ningún tipo de participación. Ni jamás reclamaron por la identidad de sus cuadros. Por eso las fuerzas armadas necesitan haber sobre Malvinas una autocrítica, y contemplar estas cosas.

Salvo el gobierno de Macri, en todos los gobiernos fue consolidándose un reconocimiento hacia los ex soldados de Malvinas, y el gobierno más sensible a los problemas de los ex soldados fue a partir de los gobiernos de Nestor y Cristina. En las distintas etapas tuvimos reconocimiento o por obra social, o por trabajo o por atención en salud a partir de leyes que hemos peleado los ex combatientes, pero como te digo hubo mayor recepción en estos periodos. Durante el gobierno de Macri la “Comisión Nacional de Ex Combatientes” que atendía pura y exclusivamente los problemas de los ex soldados volvió a incorporar a todos los ex militares a esa comisión, y un poco desnaturaliza el sentido de que los que fuimos a Malvinas como soldados en cumplimiento del deber éramos personas civiles, no de carrera militar. Este es el punto.

Fueron largos años de lucha, y de construir, por ejemplo, con otros organismos de Derechos Humanos; encontrar vínculos con organizaciones políticas, juveniles, territoriales, y es la vida de los ex combatientes incorporándose a la sociedad.

A veces subsiste esto de que uno para hablar de Malvinas tenga que hacerlo de lo que pasó en 1982, y para nosotros hablar de Malvinas es un problema de límite entre la Patria y la Colonia. Este es un tema que  va a trascender por encima de nuestra generación y nuestro estado, hasta que no se resuelva la cuestión de la soberanía que es un problema central para el desarrollo, y para que nuestro país pueda salir de la crisis.        

APU ¿Cómo recupera el CECIM lo qué pasó en las Islas frente a otras miradas? Por ejemplo hay acciones heroicas que se contaron en el programa de Fantino frente al recuerdo, y el homenaje, del CECIM de cuatro soldados que murieron por ir en búsqueda de comida.

En primer lugar hubo un proceso de desmalvinización en la Argentina. Y a veces desmalvinizar era darle entidad a la épica perdida. Y siempre existió rescatar esas historias que son en alguna medida de relativa comprobación, porque hubo muchos ejemplos heroicos de nuestros compañeros, sobre todo de aquellos de 19 años.

Ahora bien hay una utilización de esto para precisamente no hablar del fondo del tema, que es porque desde 1833 los ingleses tienen una fortaleza ahí, han consolidado un poder militar importante, tienen una base militar más importante de la OTAN, y obviamente tienen una política estratégica que no solamente incluye las islas y su pequeño kilometraje cuadrado de turba sino que tienen una intención más geopolítica que tienen el mar y la proyección antártica. Y este tema no lo discuten. Entonces cada vez que vas a un programa de televisión estamos discutiendo la épica, cuando en realidad habría que discutir más la cuestión Malvinas, porque todos los días hay noticias sobre Malvinas. Cuando uno recupera el rango institucional que es la Secretaría de Malvinas a partir del gobierno de Alberto Fernandez, que la había bajado de rango durante la presidencia de Macri, lo que se está haciendo es incluir estos temas en la agenda de las políticas públicas como Nación. Vinculado a una región que también padece problemas similares, obviamente por efectos de un colonialismo británicos y de los norteamericanos.

Claro, una cuestión muy actual frente a los dichos de Boris Johnson

Sí, es también parte de este pensamiento del imperio, que tras la salida del brexit tiene que consolidar sus bases y sus colonias en el planeta, y la de Malvinas en particular porque quizás sea la colonia que ofrecen mayores posibilidades de recursos económicos, científicos como el agua que no hay en otros lugares del planeta y que se necesitan para países tan poderosos y pequeños como el Reino Unido.