fbpx WandaVision: cómo afrontan la pérdida los superpoderosos | Agencia Paco Urondo | Periodismo militante
Entretenimiento //// 06.03.2021
WandaVision: cómo afrontan la pérdida los superpoderosos

La serie era uno de los ganchos más importantes de la nueva plataforma de Disney, Disney+. Finalmente, WandaVision se estrenó el pasado 15 de enero, después de más de un año de intrigas sobre la trama que tendría como protagonistas a Wanda Maximoff y Vision.

Por Agustín Mina

Un retrato de la pérdida y el duelo

Desde su estreno el 15 de enero, WandaVision nos distrajo semana a semana con su comedia inocente y sus referencias a sitcoms de distintas épocas para evitar hablar de lo que en verdad quería hablar: cómo afrontan el duelo y la pérdida los superpoderosos.

Todo se remonta a 2019, cuando Disney anunció que trabajaba en varias series sobre personajes de Marvel que llegarían a su nueva plataforma, Disney+, que hizo su debut a finales de ese año en Estados Unidos y llegó a latinoamérica recién un año después, en noviembre de 2020. Loki, Falcon and The Winter Soldier y WandaVision fueron los anuncios que realizó Disney para convencer a los fans de Marvel de sumarse a su plataforma. 

Desde entonces, poco se supo sobre la trama de dichas series. WandaVision sería la primera en llegar, pero ¿de qué se trataba? Los personajes de Wanda Maximoff y Vision habían tenido una participación bastante escasa en el Universo Cinematográfico de Marvel (MCU por sus siglas en inglés), por lo que la decisión de realizar una serie, y peor aún, la primera serie de su nueva plataforma sobre dos personajes irrelevantes, parecía extraña. Más extraña se volvió poco después, con los eventos de Avengers: Endgame, la última película de Los Vengadores, que se estrenó poco después del anuncio y contaba con la participación de estos dos personajes. Esto logró que, llegados a enero de 2021, los fanáticos no pudieran esperar para ver, finalmente, de qué se trataba la primera serie original de Marvel para Disney+. 

WandaVision juega con esta incertidumbre la mayor parte de los nueve capítulos que componen la serie. En su primer episodio, “filmado con público en vivo”, vemos una parodia de las sitcom de los 60s, como El show de Dick Van Dyke o Hechizada. Wanda y Vision viven su vida de casados en el tranquilo pueblo de Westview. 

Pronto descubriremos que algo no anda bien en la vida perfecta de esta pareja de vengadores, y lo que empezó como una historia de amor en los 60s terminará como una tragedia. WandaVision nos recuerda que no importa quiénes seamos ni el poder que tengamos, hay cosas por las que todos tendremos que pasar tarde o temprano. No importa cuánto tratemos de escapar, el velo siempre cae y la verdad se cuela por las grietas.

A lo largo de sus nueve capítulos, la serie mezcla el misterio de lo que realmente está sucediendo, al mejor estilo La dimensión desconocida, con su costado cómico e inocente. También nos permite visitar distintas épocas, desde los 60s hasta los 2000s, siempre con una intro y una estética que imita a las comedias de ese tiempo, como The Brady Bunch o Malcolm in the middle.   

La acción propiamente dicha tarda en empezar y tendremos que ver un par de capítulos para recién comenzar a comprender qué es lo que está pasando en WandaVision; pero cuando lo hacemos, y sobre todo llegando al final, la serie comienza a tomar velocidad y se va pareciendo cada vez más a un producto clásico del MCU.

La propuesta es tan original como arriesgada, pero funciona porque cada elemento se ejecuta a la perfección. La caracterización de cada época, con sus peinados, su ropa y su música, están muy logradas. Lo mismo pasa con las parodias que hacen de las distintas series, instantáneamente reconocibles, como cuando los personajes hablan a cámara durante un capítulo como si se tratara de The Office. Si bien en el papel no parecía algo interesante de ver, la mezcla de todos estos elementos y situaciones con personajes de Marvel termina resultando.

WandaVision tenía una tarea muy importante, que era continuar la historia justo donde la dejó la última película, al mismo tiempo que se insertaba en un universo que funciona desde 2008 y del que algunos de sus personajes ya formaban parte. Otra vez, la serie cumple lo que se propone con creces, echando luz sobre lo que pasó con el mundo después de la derrota de Thanos, pero al mismo tiempo creando una historia nueva a partir de eso, que sirva también para poner todo en contexto; y todo esto lo logra sin dejar afuera a quien quiera ver la serie sin haber visto las películas. Ambicioso. 

Sin embargo, el mayor logro de WandaVision es haber logrado darle profundidad y desarrollo a dos personajes muy ricos del universo de Marvel que habían estado en segundo plano hasta ahora. La serie marca un antes y un después en cómo vemos y entendemos a Wanda Maximoff y a Vision, haciéndonos pasar de un “¿por qué hacer una serie con ellos?” a un “quiero más ”. El final deja muchas puertas abiertas para futuros proyectos y temporadas, al mismo tiempo que ayuda a insertar a sus personajes en el corazón del MCU. La mención indirecta de Doctor Strange en el último capítulo, por ejemplo, nos da la pauta de que Wanda podría formar parte de su próxima película que, desafortunadamente, no llegará hasta 2022. 

Este primer estreno en Disney+ deja la vara alta para las producciones de Marvel —algo que ya había hecho antes The Mandalorian con Star Wars— y deja en claro que el formato de serie llegó para quedarse a complementar su universo de películas.