fbpx Poder adquisitivo: ¿Cuánto perdieron los trabajadores formales en los últimos 5 años? | Agencia Paco Urondo | Periodismo militante
Economía //// 05.02.2021
Poder adquisitivo: ¿Cuánto perdieron los trabajadores formales en los últimos 5 años?

Durante el macrismo, los trabajadores perdieron casi un 30% de poder adquisitivo. En el primer año de Alberto Fernández, la pandemia también golpeó a los empleados formales. ¿Qué pasará en 2021?

Con la perspectiva de mejorar la situación económica de los trabajadores que han sufrido un deterioro importante en sus salarios desde 2016 hasta la fecha, el ministro de Economía, Martín Guzmán, expresó en una entrevista que para poder lograr la “recuperación económica” es condición necesaria que la gente recobre la capacidad de compra. “Los salarios deberán crecer más que los precios”, resumió. ¿Qué pasó en los últimos años con el poder adquisitivo de los trabajadores?

Durante el gobierno de Mauricio Macri, no solo se perdieron miles de puestos de trabajo, sino que los salarios se vieron perjudicados por los aumentos en los precios de los alimentos y el reajuste brutal de tarifas. En 2020, la llegada de la pandemia de COVID-19 empeoró un escenario ya muy malo para los/as trabajadores/as.

Según un estudio realizado por el Centro Estratégico Latinoamericano de Geopolítica (CELAG), en mayo de 2019, el poder adquisitivo del salario perdió durante el macrismo. “El IPC indica que en 2016 la inflación fue del 40,3%, en 2017 de 24,6% y 2018 arroja una inflación de 47,6%, lo cual hace una inflación acumulada de 112,5%. (…) Los salarios reales perdieron en 23,5% en estos últimos tres años”. En 2019 la cuestión fue todavía peor, ya que el país sufrió la inflación más alta desde 1991, cuando llegó al 53,8% (los salarios subieron alrededor del 40%). 

Durante el 2020, el plan económico del Gobierno apuntó a tomar medidas de emergencia para auxiliar a aquellos que ya se encontraban en una mala situación económica y a todos los que se vieron perjudicados por la pandemia, otorgando subsidios y ayudas, como el congelamiento de tarifas, la extensión de la Asignación Universal por Hijo, la ATP a empresas para pagar los sueldos o las contribuciones al sector del Turismo.

Sin embargo, aun con estas políticas, los salarios quedaron retrasados con respecto a la inflación que, aunque fue menor a la de 2019, terminó siendo del 36,1% por ciento. Consultoras privadas calcularon que los empleados formales perdieron entre 2 y 3,5%.

A pesar de estos antecedentes, el ministro Guzmán se mostró optimista en la entrevista y declaró que durante los últimos cinco meses la economía ha ido creciendo, pero que es necesario tomar medidas para que ese crecimiento se vea reflejado en los bolsillos de la gente.

De este modo, Guzmán explicó que se aplicarán políticas que permitirán que el salario real se vaya recuperando. Para ello, tratarán de poner la atención en los precios y crearán un cuadro tarifario de transición que reemplazará el que había establecido el gobierno anterior.

El ministro confirmó además que la meta de inflación para 2021 estará en el orden del 29%, lo que debería ser el piso de las paritarias, si se pretende que los salarios recuperen el terreno perdido. En ese sentido, vale señalar que provincia de Buenos Aires, donde gobierna el peronista Axel Kicillof (muy alineado con Casa Rosada), ofreció a los empleados de la salud y la educación aumentos del orden del 35%/40%.

En gran medida, la administración nacional sabe que en esa dinámica de salarios e inflación se juega el destino del Frente de Todos en su primera contienda electoral desde su triunfo en 2019.