fbpx Luis D´Elia sobre el 2001: “El pueblo entendió que no sólo se podía enfrentar al neoliberalismo, sino que podía vencerlo" | Agencia Paco Urondo | Periodismo militante
Dossier //// 19.12.2021
Luis D´Elia sobre el 2001: “El pueblo entendió que no sólo se podía enfrentar al neoliberalismo, sino que podía vencerlo"

El dirigente político y social dialogó con AGENCIA PACO URONDO y recordó las jornadas históricas de protesta del 19 y 20 de diciembre: “La necesidad de construir una sociedad más equilibrada aún sigue pendiente. Donde haya una real distribución de la riqueza. La justicia social es una demanda que está instalada y pendiente todavía”.

Por Juan Borges

El dirigente político y social Luis D´Elia dialogó con AGENCIA PACO URONDO y recordó las jornadas de protesta del 19 y 20 de diciembre del 2001: “La necesidad de construir una sociedad más equilibrada aún sigue pendiente. Donde haya una real distribución de la riqueza. La justicia social es una demanda que está instalada y pendiente todavía”.

AGENCIA PACO URONDO: ¿Qué recuerdos rescata de las jornadas del 19 y 20 de diciembre del 2001 en su rol de dirigente social y político?

Luis D´Elia: Para nosotros había comenzado todo aquello el 23 de mayo con el denominado “Matanzaso”. Es decir, casi seis meses antes. Tuvimos una pueblada enorme en La Matanza, que a diferencia de Cutral Co, Plaza Huincul, Mosconi, Tartagal no terminó en represión y muerte. La pueblada de La Matanza se ganó y se firmó un convenio multimillonario.

A partir de allí el pueblo entendió que no sólo se podía enfrentar al neoliberalismo, sino que podíamos vencerlo. A partir de mayo comenzaron movilizaciones, cortes de ruta y planes de lucha en toda la Argentina. Durante seis meses me preguntaba cada día cuándo estallaría el “Argentinazo” que estaba latente, pero sin fecha exacta de explosión.

Finalmente sucedió. Los únicos que teníamos preparada una marcha ese día (20 de diciembre) éramos la Federación Tierra y Vivienda (FTV) y la Corriente Clasista y Combativa (CCC). A esta última la frenaron a tiros en el barrio María Elena en Laferrere. A la FTV una feroz represión en el barrio “El Tambo” cerca de donde se desataron los saqueos. Ese episodio tuvo un muerto de parte nuestra. Así arrancamos aquella jornada y posteriormente todo lo que vino. Días después fuimos a reunirnos con Adolfo Rodríguez Saa ya en la presidencia. Fui con Hebe de Bonafini, Carlos Alderete y Néstor Pitrola. Nuestra función era pedir serenidad al pueblo argentino.

APU: ¿Cuáles demandas considera que aún siguen pendientes?

L.D.: La necesidad de construir una sociedad más equilibrada aún sigue pendiente, donde haya una real distribución de la riqueza. La justicia social es una demanda que está instalada y pendiente todavía. Considero que los gobiernos tanto de Néstor Kirchner como Cristina Fernández significaron doce años de acumulación y avance para la clase trabajadora y el pueblo. Mejoraron sustantivamente todos los indicadores. Hasta que en el 2015 nuevamente caímos en la catástrofe del neoliberalismo de la mano del macrismo.

APU: ¿Cómo evalúa el saldo político de los gobiernos populares posteriores al 2001?

L.D.: Hubo avances fenomenales. En esa etapa se redujeron sustantivamente los indicadores de pobreza. Que Cristina Kirchner haya terminado su mandato con un 5% de desocupación, indicador de crecimiento como nunca antes. El haber liquidado la deuda al Fondo Monetario y que haya tenido que cerrar sus puertas acá en Buenos Aires. Después además que no hayan aparecido durante casi una década. El avance contra los banqueros de las AFJP y su expropiación. Fueron indicadores extraordinarios. Afortunadamente algunos dirigentes supimos leer a Néstor Kirchner desde el minuto cero. Yo por mi parte pude construir una relación de trabajo diaria y sólida con él. Fue sin dudas un momento inolvidable.

APU: ¿Cómo analiza la situación actual en América Latina?

L.D.: Tengo mucha expectativa y esperanza. Nuevamente aparecen en el firmamento figuras y proyectos populares. Esas expectativas están fundadas en personas que buscan construir proyectos emancipadores contra la opresión del neoliberalismo. Estados Unidos está discutiendo su hegemonía mundial pero está sobrellevando una situación muy delicada y adversa. Esperemos que la salida de la pandemia no sea la guerra debido al enfrentamiento actual entre las grandes potencias mundiales que justamente buscan saldar las diferencias. Hay indicadores de conflictos que surgen. Disyuntivas de hierro muy sólidas e irreconciliables. Creo que Argentina debe buscar una favorable negociación con el fondo pero sin perder poder de acuerdos con China. Creo en la senda que están emprendiendo Alberto y Cristina. Es un tándem muy equilibrado.

APU: ¿Qué mirada tiene sobre el movimiento nacional y popular bajo la presidencia de Alberto Fernández?

L.D.: Estamos en un momento de altísima complejidad política donde nosotros debemos discutir absolutamente todo en el Frente de Todos. Si es necesario debatir a los gritos. Pero muy responsables en la unidad de nuestro Frente. Debemos ser conscientes que enfrente nuestro está el proyecto político de la oligarquía pro imperialista. De esa manera es necesario afianzarnos y llevar adelante todos los debates que sean necesarios pero manteniendo la unidad. Estamos en una etapa de mucho debate pero eso es saludable. Estamos en una situación muy compleja del país y del mundo. Sin embargo, confío plenamente que nuestro espacio político que sabrá llevar adelante las medidas más favorables para la clase trabajadora y el pueblo.