fbpx Caso Nisman: “Stiuso le suministró carne podrida para que realizara su denuncia”
Destacado //// 24.01.2017
Caso Nisman: “Stiuso le suministró carne podrida para que realizara su denuncia”

A dos años de la muerte del fiscal Alberto Nisman, el periodista de investigación Javier Llorens dialogó con el programa de Agencia Paco Urondo, por Radio Cooperativa AM 770.

Por Juan Cruz Guido
Agencia Paco Urondo: A pesar de lo obrado en los expedientes, que sindican la muerte del fiscal Alberto Nisman como un suicidio, se ha logrado instalar la hipótesis de la querella de que lo mataron. ¿Cómo ve está situación?
Javier Llorens*: Lo primero es que a Alberto Nisman no lo mataron. Toda la evidencia acumulada en el expediente señala que él se mató de forma solitaria y en un ambiente cerrado. Eso como consecuencia de que descubre la falsedad de la denuncia que había presentado contra el gobierno anterior. Esto se debe a que Jaime Stiuso le había suministrado “carne podrida” para que se precipite a su denuncia, pero, por otro lado, denunció a “Allan” Bogado, que era el eje de esa maniobra de supuesto encubrimiento. En la presentación de Nisman Bogado es presentado como un agente especial de Presidencia aunque Stiuso, sin que el fiscal lo supiera, lo había denunciado previamente como un “impostor”, un falso agente. Entonces, al percatarse de esa situación, Nisman se encuentra con que enfrentaría un enorme bochorno el lunes en el congreso. Conforme su perfil narcisístico, como han señalado diversos psiquiatras, no le queda otra salida que pegarse un tiro.
APU: Se ha señalado mucho la preocupación del fiscal por su imagen y lo que se decía de él en los medios…
JL: Hay distintos informes. Incluso el del mismo perito que contrata la querella de Arroyo Salgado señala ese perfil del fiscal y destaca el hecho de si hubiera un colapso narcisístico, es decir, una profunda frustración como la que le pudo haber generado la denuncia que hizo contra la ex presidenta, podría llevarlo entonces al suicidio. La autopsia forense que realizó interesadamente la justicia federal asegura que no hay motivos para que se hubiera matado, pero señala expresamente que el informe no cubre los últimos tres días de vida del fiscal. Y es justamente en esos tres días que Nisman realiza la denuncia contra la ex presidenta pero descubre que el pivot de la misma, que era la figura del agente de presidencia Bogado, había sido denunciado por el mismo Stiuso como un impostor.
APU: Hoy ambos expedientes, el de su muerte, gracias a una resolución de la Corte Suprema, y su denuncia, sacada de archivo por decisión de Casación, tramitan en la justicia federal. ¿Vislumbra la utilización política de las causas en un año electoral?
JL: Exactamente. El ex fiscal de la Junta Militar, Luis Moreno Ocampo, denomina a la justicia federal “la casa de Stiuso”. De Menem en adelante fue operando en el fuero federal poniendo y removiendo jueces que respondían directamente a él. Teniendo en cuenta que la denuncia de Nisman estaba cerrada y que para instalar la idea del asesinato en el expediente de su muerte hay que tener un móvil, se presionó a la Cámara Federal para que sacara una resolución insólita que resucita su denuncia. De esta manera, en un año electoral, como lo fue 2015, se buscará utilizar la muerte y la denuncia contra el gobierno anterior. El problema es que ahora Stiuso está complicado por la declaración de Bogado. Pero este año, el juez Luis Rodríguez, un compadre de Stiuso, lo presionó para que negara ser agente de la ex SIDE y así evitar un procesamiento por tráfico de influencias. De esta forma Stiuso, a través de Luis Rodríguez, lo tiene controlado a Bogado que, luego del triunfo del macrismo, no volvió a hablar más.
APU: ¿Cómo analiza la situación de Gustavo Arribas en la AFI, teniendo en cuenta las denuncias por corrupción que pesan sobre su figura? ¿Las considera una debilidad que permita el regreso de sectores relegados de la ex SIDE?
JL: Arribas es una persona estrictamente fiel a Mauricio Macri, por eso lo puso ahí. Pero esa lealtad proviene indudablemente de actividades non sanctas, donde se pactan las verdaderas lealtades. El problema es que los servicios de inteligencia responden a las estructuras mundiales que controlan la actividad de los países periféricos. A partir de allí generan una construcción de la realidad funcional a sus intereses. Entonces sí creo que hoy existe una pugna entre una agencia útil al gobierno de Macri y a la vez al los servicios extranjeros. Aunque puede suceder que los intereses de ambos coincidan, como con el caso Nisman.
*Responsable del blog stripteasedelpoder.com