fbpx "El déficit habitacional es un tema que está en la calle pero no en la agenda política"
Déficit habitacional //// 19.05.2015
"El déficit habitacional es un tema que está en la calle pero no en la agenda política"

El urbanista Raúl Fernández Wagner reflexionó sobre la actual campaña electoral y la ausencia de la problemática de la vivienda en los discursos de los candidatos. 

Por Enrique de la Calle
APU: ¿El déficit habitacional logra meterse en la campaña electoral?
Raúl Fernández Wagner: Si bien es un tema que está en la calle, que existe en términos sociales, incluso desde los sectores medios hasta los sectores populares, en la agenda política falta, no está.
Hace unos días participamos de un encuentro grande en el cine Gaumont por el “consenso nacional por un hábitat digno”, que estamos promocionando todas las organizaciones, desde HABITAR Argentina, que es un espacio multisectorial. Consultamos a los distintos candidatos y mandaron a sus equipos técnicos. Se escucharon algunas propuestas que asustaban un poco, pero en general el tono fue que todavía nos falta avanzar mucho y las propuestas de agenda todavía son relativamente débiles.
APU: El kirchnerismo defiende sus políticas, en particular el PROCREAR. Por su lado, Massa habla de un ambicioso plan de créditos hipotecarios y Macri no dice mucho.
RFW: En Argentina no alcanza con construir viviendas: hoy el tema es regular mercados y, particularmente, el mercado del suelo. Para eso hay que tocar la especulación inmobiliaria y ese es un tema que en general no aparece en los debates de los candidatos.
APU: Sacando la agenda electoral: ¿Cuáles son las problemáticas que hay que volver visibles en el debate público?
RFW: El tema central es el precio del suelo y el precio de las propiedades. Entonces hay que generar algo que pinche la burbuja de esos precios. El punto más sensible de todos, en estos momentos, tiene que ver con el mercado de alquileres, los precios son muy altos.
El PROCREAR también detectó el problema del mercado de suelo. Justamente, no se consigue suelo porque no se está articulando con una política de suelo, se busca suelo pero no se regulan los mercados. Ese es un tema que tiene injerencia clara en los municipios, los municipios son los que clasifican el suelo, dicen si se puede construir un piso o veinte.
Hoy, el tema más urgente se ha trasladado al mercado de alquileres y está afectando fuertemente a las clases medias, a los matrimonios jóvenes.
Otro punto altamente crítico es el alquiler informal en villas que crecen para arriba; los viejos villeros se convirtieron, en muchos casos, en propietarios de rentas. Es un mercado formal e informal.
APU: El PROCREAR detectó el problema de suelo y cambió el perfil del programa (ahora compra terrenos y construye por su lado). ¿Es un tema que de a poco empieza a ser comprendido por la política?
RFW: Muy de a poco; está claro que se identificó eso porque quedó prisionero y lo que está haciendo es expandir la ciudad a la periferia, con lo cual va a ser caro para quienes la habitan y vuelve caro el resto de la ciudad. Cuál sería la salida, una ciudad compacta con alta densidad y baja altura. Si expandimos la ciudad es un problema, vas a tener gente que tiene vivienda pero que no tiene ciudad porque va a estar a no sé cuantos minutos de su trabajo, de los centros de consumo, etc, ese es un tema crítico. Argentina no tiene una ley nacional de Desarrollo Urbano y a nivel de las provincias sólo tiene en dos. Ahora, lo más novedoso es la ley de Acceso Justo al Hábitat de la provincia de Buenos Aires que va en una lenta implementación. Hay unos diez o quince municipios que empiezan a plantearse el tema de la regulación del suelo formalmente. Está avanzando lentamente pero necesitamos una legislación más comprensiva en eso.