fbpx Disminuyó en un 20% el robo de autos gracias a operativos en contra de autopartes truchas
DDHH //// 31.05.2010
Disminuyó en un 20% el robo de autos gracias a operativos en contra de autopartes truchas

Capital Federal (Agencia Paco Urondo) El ministro de Justicia de la Nación, Julio Alak, dijo que los repuestos ilegales están manchadas con sangre. Y aseguró que si los robos y hurtos en la ciudad de Buenos Aires disminuyeron es gracias a los operativos para desbaratar desarmaderos y organizaciones ilícitas que venden las autopartes.
El ministro de Justicia y Seguridad, Julio Alak, aseguró que la disminución de robos en la ciudad de Buenos Aires está directamente relacionada con los operativos para terminar con la compra-venta de autopartes ilegales. “Son repuestos manchados con sangre”, graficó Alak tras haberse realizado un gran operativo en el que se secuestraron unas 15 mil piezas de repuestos, armas, y 25 vehículos robados. Este último trabajo de la Justicia fue en Avellaneda, pero la suma de todos los operativos permitió el secuestro de más de 15 mil autopartes, 25 autos robados y armas de fuego; la clausura de siete desarmaderos y la detención de dos personas.“Todo esto constituye el motivo principal por el que el robo y hurto de automóviles en la Capital Federal bajó un 19,45% entre el primer trimestre de este año y el mismo período de 2009”, consideró hoy el titular de Justicia y Seguridad.Y expresó Alak: “Si el Estado combate el comercio de autopartes ilegales, y los ciudadanos no abonan ese comercio evitando su compra, estaremos frente a la posibilidad cierta de seguir reduciendo el robo de autos, una verdadera cuna de delitos violentos y muerte”. En esa línea, y según informaron desde la cartera de Alak, los allanamientos de ayer en Avellaneda fueron ordenados por el juez federal de Quilmes Luis Armella, y estuvieron a cargo de la Dirección Nacional de Fiscalización de Desarmaderos y Autopartes de la cartera de Justicia, con apoyo de personal de la Policía Federal Argentina.En tanto, en un local, los inspectores hallaron cinco vehículos con sus numeraciones identificatorias originales erradicadas y reemplazadas por otras falsas, además de otros 20 autos completos que registraban pedidos de captura por haber sido botines de asaltos a mano armada. En uno de esos coches, expertos de la Policía Científica detectaron rastros de sangre, lo que da cuenta de que se trata de un vehículo cuyo propietario resultó herido durante el atraco.Al respecto, el ministro de Justicia, Julio Alak, dijo que “ese es el ejemplo más dramático de lo que habitualmente utilizamos como una metáfora: que los repuestos ilegales pueden estar manchados con sangre porque pueden ser el resultado de un delito violento con heridos o, incluso, con personas que perdieron la vida en ese episodio”. “Por eso trabajamos en forma sistemática para desarticular el negocio de los repuestos ilegales y llamamos a la población a abstenerse de comprarlos”, agregó Alak.

ESTADÍSTICASEl informe del Ministerio de Justicia señala que “las estadísticas de la División Sustracción de Automotores de la Policía Federal, indican que mientras en enero, febrero y marzo de 2009 se registraron 4689 robos y hurtos de vehículos, en idéntico lapso de este año las cifras cayeron a 3776 unidades; lo que representa una baja del 19,45 por ciento”. El ministro Alak explicó que “los controles de la Policía Federal y las acciones constantes contra los desarmaderos desalientan el delito, sobre todo el de aquellos destinados a la reducción y venta clandestina de las autopartes”.En torno a las cifras obtenidas, se precisó que “en 70 allanamientos realizados desde mayo del año pasado en distintos desarmaderos y locales de venta de repuestos en el área metropolitana, se secuestraron 1.200.000 autopartes provenientes del robo de autos, con un valor de mercado aproximado superior a los 25 millones de dólares”. “En esos procedimientos –agrega el comunicado -, se radicaron 45 denuncias penales”. En torno a las inspecciones realizadas, el documento oficial indica que desde abril de 2009 se completaron un total de 249 en las zonas de Pilar, Oeste y Sur de la Provincia de Buenos Aires; y la gran mayoría en jurisdicción de la Capital Federal, en especial en la zona de Warnes.En esos procedimientos se confeccionaron 110 sumarios administrativos y 45 denuncias penales. Las mayores infracciones obedecieron a la falta de habilitación del desarmadero, la carencia de stikers en las autopartes o intercambio de stikers entre ellas; y al registro irregular del movimiento de ingreso y egreso de las autopartes comercializadas.También se efectuaron operativos conjuntos con la Administración Federal de Ingresos Públicos, en los que participaron más de 120 agentes y 25 móviles de esa repartición y la Policía Federal. Allí se verificó la situación fiscal de 42 comercios y se labraron 13 actas de infracción; al tiempo que también los agentes relevaron la situación laboral de 108 trabajadores. (Agencia Paco Urondo)