fbpx Radio Universidad de La Plata: la primera emisora universitaria del mundo | Agencia Paco Urondo | Periodismo militante
Cultura //// 23.08.2020
Radio Universidad de La Plata: la primera emisora universitaria del mundo

Durante décadas la radiofonía constituyó la manera más directa de la comunicación popular. La radio de la UNLP supo conjugar la divulgación académica con el acercamiento a aspectos culturales por fuera de los claustros.

Por Leandro Andrini | Ilustración: Silvia Lucero

La Universidad de La Plata comenzó su curso en 1897 como universidad provincial bajo la dirección de Dardo Rocha. En 1905 se nacionalizó, pasando a presidirla Joaquín V. González hasta 1918, con una estructura del tipo de república (el rectorado, la presidencia; las facultades, las provincias; y los departamentos, los distritos provinciales). Este armado respondía a un ideario centrado en modelos como los anglosajones, prioritariamente, y sobre todo se creaba una universidad con un marcado corte académico-científico (dentro de un variado esquema positivista).

En este contexto, la Universidad Nacional de la Plata (UNLP) trató de estar a la saga en cuanto a investigación científica y académica, contratando una amplia dotación de científicos alemanes para llevar adelante los avances pretendidos. Por caso, a la muerte del físico alemán Emil Bose, se contrató para dirigir lo que hoy se conoce como Departamento de Física al físico alemán Richard Gans, quien se había doctorado bajo la supervisión de Karl Braun. Braun obtuvo el Premio Nobel en 1909 por los estudios sobre transmisión/recepción de señales electromagnéticas a través de antenas (un hecho íntimamente relacionado con la radiofonía). Esta anécdota nos transporta a 1923.

En 1923, bajo la presidencia de Benito Nazar Anchorena, de filiación yrigoyenista, se propone la creación de una radio universitaria con el criterio iluminista de acercar las artes y las ciencias a las masas trabajadoras, con un criterio de extensión universitaria que pretendía vincular a la sociedad con la universidad. Según la Asociación de Radios de Universidades Nacionales Argentinas (ARUNA), Nazar Anchorena fundamentó que “a la Universidad de La Plata le corresponde la iniciativa de haber empleado una estación radiotelefónica no sólo como excelente elemento de enseñanza e investigación para la Radiotécnica, sino también para fines de divulgación científica, o sea, como elemento de extensión universitaria”, agregando que la radio sirve “para vincular más aún la Universidad con el medio social en que actúa, devolviendo con ventaja al país el esfuerzo que la Nación realiza para sostenerla”. En este breve texto citado, se comprende cuál había sido el propósito general de la nueva universidad, fundada en La Plata, y que se oponía a las “profesionalizantes” de Buenos Aires y Córdoba. Integraban su ideario la tríada enseñanza-investigación-extensión, de forma que la estación radiotelefónica constituía un “excelente elemento de enseñanza e investigación para la Radiotécnica” y un “elemento de extensión universitaria”.

El 5 de abril de 1924, en el Colegio Nacional Rafael Hernández perteneciente a la universidad, transmitió por primera vez la radio de la UNLP, iniciando el ciclo lectivo y homenajeando al primer presidente de la casa, al Dr. J.V. González.

Ubicada en los terrenos del colegio, comenzó funcionando en una longitud de onda de 425 metros y en una frecuencia de 685 kHz bajo la sigla LOP. En 1927 cambió su identificación por la de LT2, y en 1934, tomo la sigla definitiva de LR11 y se le adjudicó la frecuencia de 1390 kHz.

La radio de la UNLP pasó por los avatares políticos del país, signando su existencia, y como marca ininterrumpida de emisión. Algunos detalles de esta historia se encuentran en Wikipedia, producida por la propia UNLP.

Conjeturas

Puede conjeturarse que la comunicación radiofónica en esta institución surgió como “un producto” subsidiario a un proyecto institucional, y no como un fin en sí mismo. Respondía por partida triple ese proyecto.

También puede conjeturarse que no se trató de un acto de vanguardia, ni pretendió serlo, sino que era solidario a una forma de comprender a la universidad, incluso integrarla a las masas excluidas que no llegaban a sus aulas (por elitista que hoy nos parezca este argumento).

Durante décadas la radiofonía constituyó la manera más directa de la comunicación popular, y la radio de la UNLP supo conjugar el estilo académico y de difusión con el acercamiento a aspectos culturales por fuera de los claustros. Es por ello que está lindante a cumplir sus 100 años, conservando como sustento los valores sobre las que fue fundada.