fbpx Pedagogía libertaria: "La anarquía explicada a los niños" | Agencia Paco Urondo | Periodismo militante
Cultura //// 19.09.2021
Pedagogía libertaria: "La anarquía explicada a los niños"

Reseña del libro editado por Libros del Zorro Rojo a 90 años de su publicación. En tiempos en los que las palabras son vejadas, este material para grandes y chicos da cuenta de una época y expone con amor los valores libertarios.

Por Martín Tesouro

Por decisión del autor, el artículo contiene lenguaje inclusivo.

A 90 años de su publicación original, La anarquía explicada a los niños (1931) es reeditada en Buenos Aires por Libros del Zorro Rojo, con ilustraciones de Fábrica de Estampas. La obra de José Antonio Emmanuel fue un aporte valioso para escapar de la escuela controlada por la Iglesia y el Estado, instituciones contrarias a la libertad, interesadas en fomentar un nacionalismo ciego, un claustro estéril contaminado de creencias culposas.

El autor, José Antonio Emmanuel, seudónimo de José Ruiz Rodríguez, fue un pedagogo malagueño, alineado a Ferrer Guardia y a Pestalozzi. Impulsó las escuelas para les hijes de obreres, niñes desamparades que hasta ese entonces estaban excluides del sistema educativo. Fundó la Biblioteca Internacional Anarquista (BIA), que editó y publicó once títulos en dos años con la finalidad de difundir los ideales libertarios para la emancipación popular mediante la organización del proletariado, la acción sindical, la liberación de la mujer, la concepción de la niñez como estadio fundamental para iniciar la construcción de un sistema cuyos valores se edifiquen sobre el humanismo, la paz y la ciencia. Se pierde el rastro de este maestro emancipador que dedicó su vida a la lucha contra el oscurantismo y la explotación. Pudo haber permanecido oculto hasta su muerte o abandonado España para escapar de la dictadura liderada por el tirano Francisco Franco.

La anarquía explicada a los niños es una apología de la didáctica libertaria. A través de sus páginas podemos hallar el lugar de primacía que se le asigna a la educación en la difusión de las ideas y la transformación del mundo, y a sus protagonistas, les niñes. El epígrafe cita a Eliseo Reclus, “débiles y pequeños los niños son, por eso mismo, sagrados.” y dedica el trabajo “a los Hijos del Proletariado Español”.La obra fue publicada en 1931, año de la fundación de la Segunda República Española, proceso que movilizó un desarrollo revolucionario en las políticas educativas que tuvieron como destinatarias a las masas analfabetas, tales como la creación de cinco mil escuelas y la extirpación de la injerencia religiosa en los asuntos áulicos. Es un documento de época que expone los ideales que movilizaron al anarquismo español tras la dictadura de Primo de Rivera.

El “folleto”, como lo denomina Emmanuel, está estructurado en tres segmentos. En el primero se hallan los conceptos claves: ¿Qué es la anarquía y cuáles son los enemigos del pueblo? Define a la doctrina como el camino a la libertad de la humanidad y expone al capitalismo, al militarismo y al clericalismo como los agentes inmediatos a combatir para erigir un mundo en el que la norma sea la solidaridad y la ciencia. “La anarquía quiere que investiguéis el origen de todas las desigualdades, el por qué de todas las injusticias”. 

En el segundo capítulo, “¿Cómo llegar a la Anarquía?”, se postula que el camino se traza a lo largo de la vida con tres instituciones: la Escuela Racionalista, el Sindicato y el Ateneo Cultural. De este modo la obra le propone al niñe una vida en la que siempre estará integrade, una realización en comunidad. Con referencias a tres libros que propone como guías y conductores, infaltables en cualquier biblioteca obrera, El dolor universal (Faure), La conquista del pan (Kropotkin) y La montaña (Reclus); reivindicando los logros de Ferrer, posiciona a la educación desde la primera infancia como la herramienta principal para alcanzar la liberación. “Si no libertáis en la escuela, costará trabajo libertaros cuando seáis grandes. La escuela os ha de enseñar a ser rebeldes”. La tercera división, “¿Cómo hacernos dignos de la anarquía?”, expone los diez postulados ácratas que dignifican la vida: ayuda, apoya, copia lo bello, labora, estudia, ama, protege, cultiva, no tengas esclavos, trabaja. “Levanta tus ojos a la belleza de la vida”. Con el desarrollo sencillo de estos preceptos amorosos y antagónicos del individualismo capitalista, Emmanuel invita a la militancia del anarquismo desde la infancia. “Abre las puertas de todas las jaulas, lima las rejas de todas las cárceles. Sé libre y puro”.

Las ilustraciones nos transportan al mundo en ebullición que disputó el poder con esperanza y valentía sin alejarse jamás de la belleza y el amor. Fábrica de Estampas es el colectivo de grabado fundado por Delfina Estrada y Victoria Volpini en el 2011. Desde su taller en el barrio porteño de Coghlan desarrollan la difusión del arte del grabado y la estampa.

Es difícil que la nostalgia no se haga presente al apreciar la distancia entre la ilusión libertaria de 1931 y el lugar que tienen sus ideas en la actualidad. La retrospección nos muestra la ilusión, la fe revolucionaria, la noción de que el imperio de la oscuridad y la ignorancia tocaban su fin para abrirle paso a un camino en el que la humanidad lograría su realización mediante el ejercicio del saber, de la vida en comunidad; el egoísmo sería un escollo del pasado, sucumbiría en las manos obreras, en las conciencias de esas infancias liberadas de las cruces y las culpas. Visto a casi un siglo de distancia y con la maquinaria mediática dispuesta a corromper la historia y las palabras, refugio popular siempre, nos queda muy cerca la posibilidad de enorgullecernos de aquel cariño con el que dieron la vida por el futuro soñado.