fbpx “Me interesó pensar la historia de la traición desde un lugar humano”
Cultura //// 09.02.2013
“Me interesó pensar la historia de la traición desde un lugar humano”

Entrevista con el director de El otro Judas, Mariano Dossena. Es la puesta de la primer obra teatral de Abelardo Castillo. "El texto es una partitura, no se le podría quitar ni una palabra".

APU (Por Maricruz Gareca) : Pablo es el productor de la obra El otro Judas y el director es Mariano Dossena que es actor, director y docente. Mariano, nos gustaría que nos cuentes un poco sobre El otro Judas. ¿Por qué elegiste este texto y por qué te gustó este personaje?
Mariano Dossena: Me gustó el personaje místico de Judas, es un personaje muy demonizado por la historia católica. Me interesó esta mirada de Abelardo Castillo de pensar la historia de la traición desde un lugar humano. Un pedido de Jesús a Judas para que lo traicione y así lograr la iluminación y la revuelta en el pueblo, cosa que no sucede. Me interesó mucho la poesía que tiene la obra. Es una tragedia griega de un autor argentino contemporáneo, interesante como idea de proyecto, es Judas y las voces, digamos que los apóstoles ofician un poco como coro de Judas. La contradicción que tiene Judas se manifiesta a través de los otros, es una obra a siete voces.
APU: La puesta en escena de la obra es muy despojada, en el escenario realmente se le da protagonismo a Judas y a las voces y sobre todo a la palabra. Estuve leyendo que a vos te interesa mucho la poética en el teatro y la importancia que le da Abelardo Castillo a la palabra en ese texto.
MD: El texto es una partitura, no se le podría quitar ni una palabra porque cada palabra es muy precisa y eso construye la poesía también. Me interesaba que nada superara la palabra que fuera protagonista, hoy que está tan devaluada, desgastada, hay palabras que ya no se usan más y me pareció interesante proponer desde el teatro un lenguaje de ello.
APU: De hecho logran, vos como director, Walter Quiróz como Judas y los demás personajes atrapar al público. He visto la obra y estuve todo el tiempo muy atenta, la poesía es muy linda y todo el tiempo te tiene atento a lo que está pasando. ¿Hablaste con Abelardo Castillo respecto a esto, lo trabajaste con él?
MD: Hemos tenido un par de reuniones y siempre fue muy amable y hemos tenido un diálogo muy interesante. Para un director tener al autor de la obra vivo es todo un desafío porque no sabés qué va a opinar. Pero la verdad que fue muy grato el encuentro y su devolución.
APU: ¿Cómo fue el trabajo con los actores?
MD: Empezamos a trabajar con el cuerpo, la primer etapa fue un trabajo de investigación entre el cuerpo, la palabra, cómo abordar ese texto porque es un texto casi imposible. Los actores tampoco están acostumbrados a trabajar con un lenguaje tan poético y a la vez orgánico. La primera etapa del trabajo fue casi como de taller, de investigación. Empezamos a ver cómo se vinculaban estos apóstoles y a partir de ese trabajo de taller, de esa investigación y así surgió la puesta. El proceso fue muy enriquecedor y de mucho aprendizaje.
APU: Es como un trabajo más colectivo.
MD: Sí, absolutamente. Ese era el tema, que esa palabra tenga cuerpo, que pueda atrapar. Que uno pueda seguir el texto sin tornarse aburrido y eso es cuando el texto tiene vida, tiene acción.
APU: Antes hablabas de tu formación católica, somos un país que depende mucho de la formación católica ¿Cómo pensabas que puede impactar la obra en la sociedad?
MD: La obra habla mucho de la fe y de la fe en la palabra. Está bueno creer, como dice la obra, creer en lo inexplicable y en lo explicable. Hoy en día siento que hay creencia en lo político pero no hay fe. Me parece que está bueno en cuanto a lo social que recuperemos la fe en las cosas.
APU: En ese punto está el papel de Judas, que es el más complicado.
MD: Absolutamente, es de una extrema contradicción, la obra tiene esa intensidad, es en tiempo real, para el actor que es Walter Quiroz es un extremo desgaste, es interlocutor de todos los actores. Es casi un monólogo que va siendo asistido de una gran complejidad y de un desgaste emocional. Todo se fue dando también en cómo iba creciendo el trabajo, tuvimos una experiencia muy grata en “Espectros” junto con Ingrid Pelicori y un elenco muy interesante. Decidimos renovar votos y emprender otro trabajo que fue totalmente distinto y creo que los dos probamos otra cosa totalmente distinta. Pero fue muy grato y lo volveríamos a repetir.
APU: ¿Cómo fue la recepción de la obra el año pasado?
MD: Estábamos todos muy sorprendidos porque pensamos que era una obra para un cierto público, no sabíamos qué iba a pasar. Nos gustaba mucho la obra pero no sabíamos que correlato iba a tener con la realidad. Nos encontramos con que fue muy interesante la recepción, incluso hasta para la gente joven, las devoluciones que hemos tenido.
APU: Abelardo Castillo está asociado a la narrativa y me imagino que a mucha gente le habrá causado algo de curiosidad ver una obra que escribió en 1959, cuando tenía 22, 23 años.
MD: Sí, fue su primer obra de teatro. Un texto literario, no tiene una estructura dramática común y es algo que no se ve mucho y hay como un huequito ahí que hay que empezar a cubrir.
APU: En algún momento leí algo que dijiste que no era muy común que la poesía llegue al teatro independiente y que esto sea como un motor para que otros también se animen.
MD: Hay que animarse, porque sino uno cree que la poesía esta devaluada; y que sólo hay que construir situaciones en el teatro, o apuntar a algo más humorístico.
APU: ¿Hubo alguna otra puesta del texto de Abelardo?
MD: Sí, hubo hace unos 30 y pico de años y la dirigió Onofre Lovero pero en este ínterin no hubo otra apuesta. Abelardo es un poco reacio a dar sus textos también.
APU: ¿Nos querés comentar un poco esa devolución que decís que fue muy interesante con él?
MD: Le gustó mucho como estaba pansada la puesta, le gustó el coro final que él no lo había pensado en la escena, elogió el trabajo de Walter. En general fueron todas alabanzas, con Walter ha tenido muy buena química las veces que se han encontrado, así que fue muy gratificante porque uno ve que la tarea tiene sentido. Por suerte salimos airosos.

“EL OTRO JUDAS”Autor: Abelardo CastilloGénero / duración: Drama – 60 minutosPersonajes: Seis personajes masculinos y un femenino.Dirección: Mariano DossenaPagina en FACEBOOK www.facebook.com/ElOtroJudasDOMINGO 2030 hsTeatro CC Cooperación – Av Corientes 1543 Buenos Aires / tel 5077-8000Buenos Aires