fbpx Juana Azurduy: debate político y traslado de una obra incompleta | Agencia Paco Urondo | Periodismo militante
Cultura //// 13.05.2017
Juana Azurduy: debate político y traslado de una obra incompleta

La Legislatura porteña aprobó el 4 de mayo la remoción y el traslado de la escultura de Juana Azurduy a un parque que se conformará frente al Centro Cultural Kirchner (CCK). El motivo sería la concreción del proyecto del Paseo del Bajo, que modificará la traza de la avenida De la Rábida y reducirá la superficie del Parque Colón. Andrés Zerneri, autor de la obra, definió el estado actual del monumento y las condiciones en que debería realizarse su reubicación.

Por Estefanía Cendón

AGENCIA PACO URONDO: ¿Existe una motivación de índole política para mudar la estatua?

Andrés Zerneri: No van a hacer una autopista solamente para sacar a Juana Azurduy, pero les cerró muy bien la idea de quitar el monumento junto a esta propuesta. Para mí era fácil de predecir que este gobierno iba a intentar sacar a Juana dentro de lo que maneja, lo administrativo, lo urbanístico, esa iba a ser la excusa. El intento fue muy certero: primero se realizó el anuncio en términos de un mejoramiento de la ciudad con la unión de las autopistas, la del sur con la del norte, y allí la consecuencia es trasladar el monumento de Juana Azurduy. Yo participé de las reuniones en donde se habló de este tema. Con respecto al monumento a Colón, siempre está latente la idea de restituirlo a su espacio originario por parte de las personas que tienen poder de decisión. No es solamente una cuestión de espacio.

APU: ¿Existe la posibilidad de que regrese el monumento a Colón?

AZ: Yo siempre escucho que está presente esa posibilidad y se están dando apoyo unos con otros afirmando que sería bueno, que no es tan caro. El primer motivo por el que sacan a Juana es por una cuestión de espacio, pero cuando se termina de hablar del tema Juana Azurduy resulta que queda espacio para poner a Colón.

APU: Una vez retirada la estatua de Azurduy,  ¿será necesaria una restauración?

AZ: Mi viaje a Buenos Aires tuvo que ver con ese tema. Dentro de lo que yo puedo incidir, que es bastante poco, pregunté y me informaron que al momento del traslado será un viaje sin escalas entre donde se encuentra ahora el monumento y el lugar definitivo. Eso me preocupaba porque hay antecedentes parecidos en donde pueden pasar 15 años entre que se restaura la escultura y se la lleva al sitio elegido.

APU: ¿Como artista y creador de la obra fuiste consultado acerca de la reubicación del monumento?

AZ: Podría decir que sí. Desde el primer momento me hablaron de esta posibilidad, luego fuimos hablando del lugar donde podría quedar.

APU: ¿A qué se debe la elección del CCK?

AZ: Fue una propuesta nuestra. En el CCK no sólo el monumento va a ser visto por mucha más gente, sino que continúa estando en un espacio importante. Las personas van a poder rodearlo, lo van a poder contemplar. En relación a la ubicación actual detrás de la Casa Rosada, un lugar que defendí mucho en su momento con el debate Colón-Juana Azurduy, este nuevo espacio me convence porque el público va a tener más accesibilidad.

APU: Desde la Comisión Nacional de Monumentos, de Lugares y de Bienes Históricos se recomendó un nuevo diseño de la base de la escultura de Juana Azurduy por uno más simple que no genere una competencia con la obra en sí. Ese pie fue concebido para la ubicación original. ¿Cómo será ese cambio?

AZ: Yo no quise discutir cada cosa. Respecto a la base que tiene ahora si bien yo consideré que tuviese la forma como una pirámide de Tiahuanaco con un sesgo americano, similar a las pirámides Mayas, al final no tuvo la escalera que diseñé y en vez de los cuatro niveles que sugerí fueron tres. Me resultó demasiado geométrica. Es una oportunidad para hacer una nueva base. Lo hablé con Teresa de Anchorena, la presidenta de la Comisión, y ella presentó una serie de bocetos a tener en cuenta para la reubicación y acordamos uno en particular que es el más plano.

APU: Esta obra fue donada por el gobierno de Bolivia. ¿Hubo algún tipo de pronunciamiento por parte de las autoridades del país vecino al tomar conocimiento del traslado de la obra?

AZ: Si tomaron conocimiento, el embajador me lo comentó a mi personalmente. Expresó que no tiene ninguna objeción con respecto a los cambios que decida Argentina respecto de la escultura, en tanto se mantenga el leitmotiv de aquello que se quiere trasmitir con la escultura: es un monumento que representa a una mujer que luchó exactamente por lo mismo que San Martín, Güemes, Belgrano, padres de la Patria que conocemos tradicionalmente.

APU: Existe la voluntad de que el traslado se dé sin restauración de por medio y que su destino sea directamente el CCK. ¿Cuál es el estado actual de la obra?

A.Z: Hoy la escultura está sin terminar. Una empresa, con la cual no estoy involucrado ya que mi contratación tuvo que ver con el diseño y la parte del trabajo en yeso, después de una fundición realizaba todo lo asociado con el bronce. Yo ayudé en ese proceso, pero no estaba a cargo de esa tarea. Esa empresa no terminó y no hicieron la estructura interna de la escultura. Para cuando cambió el gobierno esa empresa no pudo seguir y la escultura quedó así. Yo pedí que se finalizara. Si no se completa ese proceso no sería recomendable tanto traslado antes de llevarla al CCK. En términos prácticos y de ingeniería con la obra no es lo mismo llevarla a 200 m que a 7.000 m, si la llevan a otro lugar tendrían que desarmarla. También en términos simbólicos lo que me queda, por ser el artista que la realizó y encontrarme con vida, es defender la obra para que la gente la pueda ver en lo inmediato y se siga sosteniendo lo que se quiere trasmitir.