fbpx “Jaula y delirio”: primer disco solista de Natalia Freibrun | Agencia Paco Urondo | Periodismo militante
Cultura //// 13.06.2021
“Jaula y delirio”: primer disco solista de Natalia Freibrun

APU dialogó con la cantautora y guitarrista que presentó su álbum debut. Participan como invitados Florencia Ruiz, Carlos Michelini y César Silva, entre otros. El EP se puede escuchar en Spotify y otras plataformas digitales.

Foto: Guillermo Cácharo

Por decisión de la entrevistada el artículo contiene lenguaje inclusivo.

La guitarrista, cantante y compositora Natalia Freibrun, de Ramos Mejía, Buenos Aires, presentó su primer disco solista. Jaula y delirio es un EP de seis canciones propias, compuestas y grabadas en tiempos de pandemia. Tiene dos temas instrumentales y cuatro con letras que, en pocos versos, condensan con sencillez historias y sensaciones de una época impensada.  

Su estética sonora se acerca a la canción urbana y algo del pop, aunque también refleja ciertos aires de folklore y de jazz, por lo que resulta una propuesta difícil de encasillar. Son composiciones surgidas a partir de la guitarra y la voz que, al ir tomando vuelo, dieron un lugar valioso a la improvisación, destacada en los solos de los grandes músicos que participan del álbum.

AGENCIA PACO URONDO: El nombre de tu álbum debut es muy elocuente, teniendo en cuenta que se gestó el año pasado en pleno confinamiento. ¿Cómo se fue armando, desde la etapa de composición, hasta grabarlo con tantos músicos invitados?  

Natalia Freibrun: Sí, fue inesperado, me encontré encerrada con mi hija (como todxs); guardadas meses y más meses. Comencé a interpelarme y a hacer una introspección bastante aguda. Empecé a escribir en un cuaderno palabras que remitían a pandemia y confinamiento, era parte del pasatiempo y se transformó en un ejercicio para no perder la escritura y la cordura.

El modo de abordar las composiciones de este disco, fue transitando por distintos caminos, ya que el día a día era (o aún es) incierto. Y ahí comienza la aventura creativa, con oraciones que se transformaron en versos, melodías que se iban armando a partir de frases, otras a partir de la improvisación, de la armonía y el ritmo, y así fue tomando forma.

Armé un pequeño estudio en casa y empecé a grabar las maquetas del disco. El nombre, Jaula y delirio, remite a una de las primeras canciones que hice, en abril del 2020, y dado el contexto de encierro y locura, me gustó la idea de que el EP se llame así.

Lxs músicxs que participaron son personas muy queridas por mí, condición que sentí necesaria para grabar mi música, así que fue hermoso y mágico el proceso. Grabamos todos de forma virtual, excepto Carlitos Michelini y yo que fuimos al estudio de Claudio Turica a grabar el clarinete (él), guitarra y voces (yo).

Tuve la enorme alegría de que Florencia Ruiz participara  en una canción que está dedicada a Rosario Bléfari. Patricio Pietrek grabó los bajos, es un músico exquisito con un gran criterio musical. Tomás Babjaczuk participó en tres canciones y es uno de mis bateristas preferidos de la escena nacional. Claudio Turica grabó, mezcló, tocó guitarra eléctrica y produjo este disco, con mucha dedicación y talento. Y por último César Silva masterizó y grabó mágicamente un lap steel para la canción “Jaula y delirio”. El disco lo pueden escuchar en YouTube y en todas las plataformas digitales.

APU: De chica te exiliaste con tu familia en Perú, después pasaste un tiempo en Brasil estudiando música. ¿En qué aspectos reconocés esas influencias, si es que las hay?  

N.F.: En Perú hice mis primeros pasos en la música, empecé a estudiar de muy pequeña, a los tres años. Y con Brasil tengo un lazo de sangre, ya que mi madre es brasilera. Tengo un contacto muy estrecho con nuestro país hermano, viví en Bahía, mi segundo lugar en el mundo, y volví muchas veces.

En el 2009 participé en las oficinas de música de Curitiba, donde conocí a muchísimos músicos muy talentosos de Argentina y de Brasil. Además fui parte de diversas agrupaciones de música popular brasilera en Buenos Aires.

Actualmente, en esta etapa donde me dediqué a componer mis propios temas, busqué despegarme de toda experiencia musical anterior para encontrar mi propia identidad musical. Sé que es un largo camino a recorrer...Realmente no sé si en el disco habrá influencia de esas experiencias, seguramente que sí, aunque no sean conscientes en mí.   

APU: Sos música, compositora, mamá de una niña y vecina de Haedo, donde hace unos años fundaste un espacio cultural en tu propia casa. Contanos cómo surgió esa idea y qué te motivó a concretarla.    

N.F.: Me mudé a una casa en Haedo cuando nació mi hija, Nina. Soy madre soltera por elección y eso implica vivir los 365 días del año juntas. Al año de su nacimiento, retomé mi laburo dando clases de música y en ese momento, sentí la necesidad de salir de noche, ir a recitales, y al estar con una nena pequeña, no era fácil hacerlo. Empecé a pensar en un espacio con música en vivo dentro de casa. En 2016 armé Boulevard Espacio Cultural, equipé el espacio a todo pulmón, compré equipos, consola, cajas, armé un pequeño escenario, monté luces y acusticé la sala. 

Melania Pérez inauguró el lugar dando una clínica de canto de dos días, ¡fue muy lindo! Y a partir de ese día, hasta el comienzo de 2020, participaron más de 50 artistas de la escena nacional, de Uruguay y de Cuba. Es un ambiente pequeño, con lo cual, los conciertos son muy intimistas y de una escucha exquisita. La gestión cultural es una de las experiencias más hermosas que pude transitar. Además, tan necesaria para aquellos tiempos tan duros, donde había que resistir desde algún lugar. Y que haya venido gente tan grosa y talentosa al espacio me llena de gratitud.

APU: La cantante Florencia Ruiz dijo: "Jaula y delirio tiene todo lo que me gusta encontrar en un disco: ideas, profundidad, corazón, sutilezas, matices y mucho sentimiento" ¿Qué te gusta a vos encontrar en un disco, y en este en particular?    

N.F.: Florencia es una queridísima amiga y una música que admiro mucho; estudiamos en el mismo conservatorio de Morón y vino dos veces junto al Mono Fontana a tocar a Boulevard. Es un honor para mí que haya grabado en el disco, me conmueven sus palabras y su generosidad.

En un disco me gustan los climas, las sorpresas y encontrarme con lugares inesperados. Me gusta dejarme llevar sin que influyan los prejuicios. Y de mi disco, ¿qué te puedo decir? Realmente estoy muy feliz de haberlo lanzado al mundo y de concretar este sueño, de animarme y de confiar en mí misma, haber plasmado una idea, una semilla, que nació en la intimidad de casa junto a mi voz y la guitarra. En Jaula y delirio hay un poco de todo, se condensan rítmicas, melodías, improvisaciones, letras y un grupo humano que aportó lo mejor para que la obra tome toda su forma.

**

Jaula y delirio se puede escuchar en YouTube