fbpx Inmune: música y poesía contra el aislamiento | Agencia Paco Urondo | Periodismo militante
Cultura //// 12.07.2020
Inmune: música y poesía contra el aislamiento

Realizado íntegramente a distancia en el presente período de ASPO, Inmune recoge, en tres discos, 38 tracks donde un colectivo de artistas le hace frente a la pandemia de forma solidaria e interactiva.

Por Gito Minore / Ilustración: Cristian English

 

Más allá de la tristeza, el malestar y la incertidumbre inevitable que depara esta cuarentena XXL, resulta importante señalar que, a la par de ello (o como consecuencia), muchos proyectos artísticos están floreciendo. Recitales vía streaming, conversatorios por Zoom, y grupos de Facebook donde intercambiar ebooks, se ubican a la cabecera de los más populares. Entre esta vastedad de propuestas, hace pocos días salió a la luz Inmune. Proyecto Interacciones 2020, una serie de tres discos que se pueden escuchar por Youtube, en los cuales se recopilan 38 tracks creados de manera colectiva y a distancia por diferentes músicxs, poetas, locutorxs, actores y actrices de diferentes puntos de Argentina y el mundo.

Con motivo de esta edición, Agencia Paco Urondo conversó con Gabriel Dellarosa, Luis Maldonado, Fernando Parisi, Ernesto Romeo y Vanesa Jiménez, responsables de esta original aventura artística.

 

Agencia Paco Urondo: ¿Cómo surge la idea de Inmune. Proyecto Interacciones 2020?

Luis Maldonado: Inmune nació de la necesidad de continuar con nuestro proyecto desde un lugar nuevo e insospechado como es una cuarentena. Y era también un paso lógico. El proyecto se reorganiza en base a dos cosas, las dificultades que surgen y la idea de no repetir el mismo método en cada edición, sino tomar lo ya hecho como escalón para probar nuevos desafíos y riesgos. El proyecto no obedece ninguna lógica comercial, solo pura búsqueda artística colaborativa abierta. No conozco referencias de una estructura así. Se fue creando y recreando con el aporte de cada nuevo participante.

 

APU: ¿Qué los motivó a generar este espacio de intercambio musical llamado Interacciones?

Gabriel Dellarosa: El proyecto comenzó en 2014 con una convocatoria de Luis en Argensynth  -un grupo de Facebook que nos brindó un espacio, desde un primer momento- a la cual acudí casi de inmediato aportando música, y al ver lo interesante y motivador que resultó para mí me integré como parte de la producción.

L.M.: El deseo de que sean aprovechadas las posibilidades reales de internet en cuanto a creación, comunicación e intercambio de ideas y archivos para la realización artística.

 

APU: ¿Hubo algún tema o eje central al que trataron de responder al generar estos contenidos?

Fernando Parisi: Referido a Inmune, la manera de afrontar la cuarentena de cada participante. Sobre el proyecto, la unidad de interactuar libremente sin prejuicios ni intereses de por medio.

Ernesto Romeo: Inmune reflejó en forma inmediata el estado de urgencia creativa de artistas frente a la necesidad de aislación preventiva y multiplicó la participación, propiciando una nueva etapa de Interacciones.

 

APU: Cada uno de los tracks incluye la participación de varios artistas trabajando a distancia ¿Cómo fue el proceso compositivo entre ellxs con este condicionante?

G.D.: La manera en la que se trabajó con las composiciones de Inmune fue la misma que en las ediciones anteriores de Interacciones, salvo que se realizó de una manera vertiginosa, acelerada. Los participantes aportamos ideas iniciales como bases rítmicas, melodías, acordes, poesías, etc, las cuales fui reenviando a otros participantes para que agreguen su parte hasta concluir la obra musical. Recién en el momento en que se reunieron todas las composiciones, ahí edité, arreglé, mezclé e hice un master. Seguidamente se realizó el registro y se obtuvo una licencia Creative Commons que permite la libre descarga y reutilización del material. Luego se recopiló la información que contiene el álbum, a saber: nombres de los participantes, estudios, colaboradores, equipamiento utilizado, etcétera. Todo esa data la revisó y corrigió Fernando Parisi (quien a su vez participó como músico). Finalmente fue enviado a Daniel Cabrera quien se encargó del diseño gráfico de todos los discos editados hasta el momento. Hay otras cuestiones para destacar ya que parte del proceso en el audio incluye “sonido de campo”, presente en casi todas nuestras ediciones, como efectos sonoros ambientales que fueron obtenidos de otras licencias C.C. y la colaboración de traductores de italiano, japonés, etc., para el tema “Semilla”.

Los participantes trabajaron sobre las piezas musicales desconociendo con quienes comparten dicha obra, lo cual los ubica en una situación de horizontalidad en Interacciones ya que artistas desconocidos o de reconocimiento internacional están a un mismo nivel de valoración para mí. Recién al momento de la edición pueden conocer la totalidad de participantes de la edición.

APU: Tal como ustedes cuentan, entre los diferentes músicos, artistas, actores, locutores hay quienes tienen una trayectoria y un nombre instalado en el medio, por ejemplo King África, B.B. Sanzo, Karen Benneth, junto a otrxs más desconocidos ¿Cuál fue el criterio de la convocatoria?

L.M.: La convocatoria está abierta a todo el que tiene algo para decir, siempre y cuando sea con amor y respeto, y siempre que se relacionase con el tema del confinamiento obligatorio por la covid 19.

F.P.: Agrego a lo dicho por Luis que la convocatoria está abierta para cualquier artista responsable con los plazos de entrega y dedicación. De paso, aprovechamos a extender una invitación al lector.

 

APU: ¿Cuáles fueron las facilidades y dificultades técnicas que surgieron trabajando con esta modalidad?

G.D.: Para varios y varias participantes hubo más facilidades en cuanto a tiempo libre para crear, otros escribieron letras de canciones, poesías sobre la pandemia y comentaron que les sirvió como desahogo. Algunas grabaciones, por ejemplo las percusiones grabadas por Carlos Erramouspe, se hicieron mediante pistas de referencias en mp3 enviadas por mail y sus tomas se hicieron por teléfono a través de WhatsApp. Otros, ante la imposibilidad de ir a un estudio, improvisaron salas de grabación en sus casas, en un caso incluso en un baño, a veces con micrófonos más o menos profesionales y otras con los que vienen incorporados en las notebooks. Me llevé una grata sorpresa al recibir al menos una docena de mensajes diciendo que su participación en este disco implicó la vuelta a la música luego de varios años, incluso que ya habían perdido motivación, o que estaban vendiendo sus equipos y que al participar en Inmune se sintieron con ganas de volver al ruedo. Quiero resaltar que Cristian English realizó la pintura que terminó siendo la portada del disco mientras atravesaba el dolor de perder a su abuela y días más tarde a su padre; y también que valoro la predisposición de Mario Siperman quien intentó participar, pero finalmente no pudo por estar en una situación similar al perder un ser querido. Algo que destaco es la colaboración de Nicolás Guerrieri, que si bien viene participando hace varios años, me dio una mano importante con cuestiones de producción convocando e intermediando con varios artistas al mismo tiempo que hacían su aporte musical.

 

APU: Cambiando de tema, si bien entre los diferentes tracks de los tres discos del primer proyecto se pueden escuchar distintos ritmos y climas, hay una marcada preferencia por la música electrónica ¿Fue buscada o se dio naturalmente?

L.M.: El proyecto nació, en parte, como una forma de experimentar a distancia e intercambiar también data y soluciones a las dificultades técnicas que surgiesen. En un primer momento se había pensado hacer un volumen acerca de la tecnología analógica y otro acerca de la digital, pero fue prevaleciendo el concepto de democratizar la idea hacia una construcción grupal. Fuimos creando el método a medida que fueron surgiendo las dificultades. Que la idea haya sido tomada con tan buena repercusión, sin duda hizo que replanteáramos la idea inicial, creando un concepto que nos permitió tener cada vez más libertad.

F.P.: De ese modo, el sonido final es el resultado del toque personal de cada aporte y con total libertad creativa.

E.R.: La herramientas electrónicas, por su naturaleza de audio y control, favorecen mucho la exploración en experiencias de creación comunitaria a distancia; por ejemplo, la posibilidad de sincronización de máquinas a partir de un BPM en común, el poder crear paisajes sonoros evolutivos, secuencias que dialogan en contrapuntos programables por diferentes artistas, formas de control de parámetros que no dependen necesariamente de la "habilidad" interpretativa del artista, etcétera.

APU: ¿Cuál es el balance que hacen hoy de la experiencia?

Vanesa Jiménez: Hoy en día el proyecto cuenta con una diversidad de músicos de todo tipo y estilo, de todas partes del mundo y cuanto más se expande, más músicos se interesan. También creció la participación  femenina y seguimos buscando crecer allí.

Interacciones tienen mucho futuro aún por recorrer y un poder de adaptación hacia el hacer musical que une a cada músico.

E.R.: En una experiencia comunitaria enriquecedora y expansiva. Interacciones es un organismo creativo en constante desarrollo.

L.M.: El proyecto no para de crecer y diversificarse. No podemos pedir más.

 

APU: ¿Cuál fue la anécdota más curiosa que les deparó este trabajo?

G.D.: En la edición triple del volumen 3 de Interacciones, más precisamente el tema 1 de la parte 3, hay una pieza que se llama “Viaje en subterráneo a la Cordillera de los Andes” y tiene una historia. En el año 1996 se estrenó la película Moebius, del director Gustavo Mosquera y cuenta una historia sobre la desaparición de un tren subterráneo, el UM-86, el cual ingresó a una dimensión que nos impide verlo aunque los controles del sistema de trenes detectan su presencia. Es acá donde aparece un personaje especial, un topólogo que interpreta el actor Guillermo Angelelli. Se me ocurrió crear otra fantasía dentro de esa temática y es por eso que la formación UM-86 desapareció en 1996 y reapareció en 2019, pero sigue siendo invisible, puede oírse su marcha recorriendo las estaciones de subte Pergamino, Venado Tuerto, Río Cuarto, Villa Mercedes, Potrero de Funes, La Paz, Luján de Cuyo y finalmente la estación Cordillera de los Andes. Es en esta última donde perdemos el rastro del tren y creemos que reaparecerá en futuras ediciones de Interacciones.

En esta obra musical participa el propio Guillermo Angelelli, protagosnista de la mencionada película con un texto que escribí pensando en él, dentro de uno de los vagones de ese tren.

Además podemos escuchar la voz de Viviana Mónica Nelli, la voz oficial de trenes y subtes de Buenos Aires, quien va anunciando las estaciones del recorrido.

Para esta pieza, el dúo Mutandia recogió sonidos de distintos trenes y los aportaron al proyecto. Se obtuvo, además, un audio del tren Flåmsbana - Norwegian Broadcasting Corporation cuya licencia C.C. nos fue permitida desde Noruega. Solamente esta pieza llevó un trabajo de casi dos años.

 

APU: ¿Se imaginan una presentación en vivo de modo tradicional de este proyecto?

L.M.: Sí, pero no una presentación tradicional. Imaginamos festejar nuestros 10 años. Se podría ensayar a distancia, filmar, incluso tocar en vivo. Grabar y filmar un evento así y que quede documentado completo sería una conclusión perfecta para 10 años de trabajo.

 

APU: ¿Existen otros proyectos en camino?

G.D.: Claro, estamos trabajando en varias ediciones, tendremos Interacciones por varios años más y siempre incorporando novedades.