fbpx Enredos sociales: una obra performática en clave virtual | Agencia Paco Urondo | Periodismo militante
Cultura //// 13.12.2020
Enredos sociales: una obra performática en clave virtual

AGENCIA PACO URONDO dialogó con Camila Gavet, directora de la propuesta teatral del colectivo LaMarta, que tendrá su última presentación el viernes 18 de diciembre, a las 20:00h, por YouTube.

Por Maricruz Gareca | Foto: Colectivo LaMarta

Por decisión de la autora y de la entrevistada, el artículo contiene lenguaje inclusivo.

El 2020 fue, a causa del aislamiento social, preventivo y obligatorio causado por el COVID- 19, un año díficil para el mundo artístico. Sin embargo, los distintos colectivos (actores y actrices, músicxs, artistas visuales, entre otrxs) buscaron la manera de poder llegar al público de maneras alternativas, reinventándose a cada paso. En este escenario, el colectivo LaMarta no fue una excepción y su propuesta Enredos visuales es una muestra de ello. AGENCIA PACO URONDO dialogó con Camila Gavet, a cargo de la dirección de la obra, acerca de la propuesta performática que tendrá su última función el 18 de diciembre a través del canal You Tube, pero también sobre el grupo del que forma parte –junto a intérpretes, bailarines, músiques, productorxs, cineastas–, de lo que significó haber ganado el Concurso Nacional de Actividades Performativas en Entornos Virtuales –que otorga el Instituto Nacional del Teatro–, y por último, del panorama actual de las artes visuales, en particular de las performáticas.

***

AGENCIA PACO URONDO: ¿Qué es Enredos sociales y cómo nace esta propuesta?

Camila Gavet: Enredos Sociales nace de las ganas de indagar y mostrar la vida virtual de forma presencial. La idea, que surge previa a la situación pandémica, era poder mostrar lxs cuerpxs en la presencialidad del teatro, explorando sus facetas y movimientos, disolviendo la línea que divide lo virtual y lo físico. Por la pandemia tuvimos que adaptar y reformular la obra a la virtualidad, situación que en principio a mi, desde la dirección, no me cerraba, ya que sentía que era muy redundante (la obra virtual narrando la vida virtual). Sin embargo, con el acompañamiento de compañeres de LaMarta pude darle el giro y acomodarlo. Esta propuesta lo que busca es mostrar quiénes somos en un ambiente que nos descorporiza, cómo se reemplaza el tacto, el encuentro con le otre, y cuáles son las formas de vincularnos que se abren y se permiten en la redes sociales y plataformas. 

APU: ¿Cómo fue el proceso de producción de la obra, realizada íntegramente de manera virtual?

C. G.: Me parece importante decir que, en mi caso, tengo experiencia en la escena y nada de recorrido en lo audiovisual, por lo que fue verdaderamente un desafío repensarlo en la dimensión virtual. Dentro del colectivo hay dos personas que se dedican al cine, así que tuve la suerte de ser guiada por elles.

Fue un contexto complejo en general y la cultura no quedó al margen de esta complejización. Por esto, tomar las riendas de un proyecto y llevarlo adelante, teniendo en cuenta que las otras personas también estaban atravesadas por sus propias sombras pandémicas y sus precariedades tecnológicas, no fue fácil. Fue gracias al compromiso colectivo que, en cada paso y con cada ensayo virtual, pudimos afrontar las dificultades y superar las propuestas de cada encuentro a distancia.

Cuando tuvimos que pasar a la grabación de las escenas cada intérprete tuvo que ser su propix iluminadorx y camarógrafx (teniendo siempre en cuenta que la vara de la calidad dependía del celular con el que se filmaban), por lo que el proceso demandó mayor energía y tiempo de parte de cada une. Creo que no habríamos podido lograr algo así si no fuera porque siempre nos mantuvimos comunicades, consultándonos cada propuesta, acordando lo que gusta y lo que no, potenciando entre todes la obra. Cada comisión trabajó desde su lugar dando lo mejor, y de alguna manera logramos que el engranaje funcione y crezca.

APU: ¿Cómo surgió el colectivo LaMarta y cómo es su dinámica de trabajo?

C. G.: LaMarta nace en abril de 2019. Creemos que es importante recordar que estábamos en el último año del macrismo donde los espacios artísticos y culturales eran cada vez menos y el trabajo remunerado era una posibilidad cada vez más irreal. Desde semejante crisis económica y cultural es que surge la necesidad de encontrarse y crear espacios colectivos. LaMarta surge entonces como un lugar de resistencia y afecto desde donde crear y hacer arte con otres.

Nuestra idea principal gira en torno a la multidisciplinariedad, ya que esto nos posibilita aprender de lxs demás y llevar adelante ideas de diversos formatos. Somos un colectivo compuesto de intérpretes, bailarines, músiques, productorxs, cineastas, de muy diversas edades y procedencias, que mantenemos una horizontalidad a la hora de encarar proyectos. Esto significa que cada trabajo que nos proponemos va variando en los roles que ocupamos, por ejemplo, quien hoy se encarga de la dirección puede, en el próximo trabajo, ser intérprete bajo la dirección de otrx: intercambiamos roles y nos acompañamos en los procesos.

En noviembre de 2019 llevamos adelante una puesta en escena de danza teatro que montamos en dos meses (SED, la llama que encenderá la resistencia) y la filmación de un video danza (¿Por qué grita esa mujer?). La primera se presentó con tres funciones en Espacio Cirujismo y el segundo formó parte de Políticas de deseo: para todes, tode (2020, CCK).

APU: Enredos sociales fue la obra ganadora del Concurso Nacional de Actividades Performativas en Entornos Virtuales del Instituto Nacional del Teatro ¿qué significa en todos los sentidos este reconocimiento para el colectivo LaMarta?

C. G.: Anímicamente generó mucha emoción. Recibir ese premio fue la motivación necesaria en medio de un contexto de incertidumbre, nos ayudó a comprometernos y llevar a cabo este proyecto independiente. Políticamente resulta un gesto de contención más que contundente y significativo ya que, como lo mencionamos antes, en contraposición a vaciamiento cultural del macrismo nosotres apuntamos a un arte y una cultura como formas de trabajo que puedan ocupar un rol central en la sociedad y en las políticas.

APU: ¿Cómo ven el panorama actual de las artes visuales, en particular de las performáticas?

C. G.: Las artes visuales y, más puntualmente, las performáticas históricamente tienden un vínculo con lxs espectadores que se motoriza gracias al espacio, el movimiento, lxs cuerpxs. El encierro, la imposibilidad de reunión, de ocupar lugares, empujó a este tipo de artes a atravesar una emergencia que las obligó a repensarse. Muchos teatros independientes tuvieron que cerrar sus puertas, muches trabajadores de la cultura tenemos una situación económica crítica, haciendo todavía más difícil visibilizar el trabajo independiente, lo que hacemos. Encontrar formas de vehiculizarlo, comunicarlo y que tenga llegada, depender de las redes sociales, del boca en boca, de la precariedad tecnológica y estructural, tornan muy difícil la cuestión, no sólo de la calidad del resultado final, sino también la continuación en nuestros proyectos.

***

Ficha Técnica:

Intérpretes: Alma Holovatuck, Elena Tato, Eugenia Fernández, Nahuel Baltasar, Zoe Videla Allende, Luna del Águila, Sofía Soriano, Carolina Celeste Fontenla, Vico Ipas y Mordisco Stu.
Dirección: Camila Gavet
Asistencia: Elena Tato
Realización Audiovisual: Vico Ipas y Alma Holovatuk
Dirección de Arte: Eugenia Fernández y Ana Lia Ruiz
Diseño Gráfico y visuales: Eugenia Fernández
Música original: Mordisco Stu
Producción: Maia Postolski
Instagram: @lamarta.colectivo

La obra Enredos Sociales tendrá su última presentación el viernes 18 de diciembre, a las 20 h, por YouTube. Las entradas se consiguen en Alternativa Teatral.