fbpx Cecilia Moreau: "La oposición ha descuidado la salud y la vida de la gente" | Agencia Paco Urondo | Periodismo militante
Coronavirus //// 18.05.2021
Cecilia Moreau: "La oposición ha descuidado la salud y la vida de la gente"

La diputada nacional y vicepresidenta del bloque del Frente de Todos dialogó con AGENCIA PACO URONDO RADIO (domingos de 10 a 12, en FM La Patriada) sobre el proyecto de ley de emergencia COVID. "No se trata de ver lo que piensa Patricia Bullrich, nosotros escuchamos la palabra de los epidemiólogos y los intensivistas que están en la primera línea", apuntó.

Por Martín Massad

AGENCIA PACO URONDO: ¿Cómo analiza el impulso del proyecto de ley que envió el presidente Alberto Fernández para tener facultades sobre el control de la pandemia en Argentina?

Cecilia Moreau: El proyecto de ley se va a debatir esta semana en el Senado y después en la Cámara de Diputados, pero aún no sabemos si va a tener modificaciones. Como es sabido, los proyectos de ley siempre pueden ser perfectibles, mejorados, y de eso se trata el Parlamento, que es donde están representadas todas las fuerzas políticas de la democracia.

Por otro lado, me preocupa mucho la actitud de irresponsabilidad que tiene la oposición con respecto a la pandemia en general. No me preocupa en términos de cómo les afecte electoralmente, sino en términos de que están todo el tiempo descuidando la salud y la vida de la gente. Esto pasó con las marchas anticuarentena y también con la recomendación de no ponerse la vacuna, sin embargo, después fueron los primeros que se la pusieron. Pasa lo mismo con este tipo de proyectos de ley. Cuando tratamos el IFE, el ATP o la ley de vacunas, las primeras reacciones de la oposición, antes de leer, fue oponerse y no acompañar las propuestas. En este caso, encararon el título de “superpoderes”, sin embargo, estamos lejos de que Alberto Fernández tenga superpoderes para controlar esta pandemia que está haciéndole tanto daño al mundo. Además, este último tiempo surgió, de la locura opositora, una vez más, la justicia intentando atarle las manos al presidente y al Poder Ejecutivo para gestionar, cuando esto se resuelve con gestión. Entonces, frente a este problema que plantean la oposición, la justicia y algunos medios de comunicación, el gobierno intentó buscar una herramienta legal y superadora para poder seguir avanzando desde la política.

Este proyecto de ley define las facultades del presidente en cada una de las medidas que hay que adoptar, de acuerdo a cada zona epidemiológica y sus estados de alerta. Esto lo implementaron varios países del mundo y tiene que ver con un criterio numérico y no con cuestiones políticas o de quien gobierna.  Ahora, lo que no menciona la oposición es que este proyecto de ley también establece que cualquier decisión que el presidente tome será en conjunto con los gobernadores e intendentes. 

Necesitamos parámetros objetivos, es decir, no es algo opinable ni de un lado ni del otro. No se trata de ver lo que piensa Patricia Bullrich, nosotros escuchamos la palabra de los epidemiólogos y los intensivistas que están en la primera línea y tienen cifras que tienen que ver con la cantidad de casos de las últimas dos semanas que pasaron, la incidencia de casos por cada 100 mil habitantes y la ocupación de camas de terapia intensiva, con el objetivo central de que no desborde el sistema de salud.    

APU: ¿Considera que el presidente Alberto Fernández debería haber consultado previamente con Rodríguez Larreta la suspensión de clases presenciales?

C. M.: Creo que el presidente Alberto Fernández, desde que empezó a gobernar, tiene que tomar decisiones difíciles todos los días y estas decisiones son más difíciles, aún más en el marco de la pandemia mundial. Lo cierto es que era muy brusca la campaña de presencialidad por parte del gobierno de Rodríguez Larreta. En todo caso, el Presidente debería haber hablado con Mauricio Macri, entendiendo que es quien decide y da las órdenes en la oposición. Tanto Rodríguez Larreta, Patricia Bullrich, María Eugenia Vidal son actores secundarios.

APU: ¿Considera que se politizaron demasiado las medidas a tomar en la pandemia para llevar votos a la oposición?

C. M.: La pandemia no le saca ni le agrega votos a ningún espacio político. Es una situación dramática que vivimos como pueblo y que tenemos que tratar de administrar desde nuestras conductas individuales y familiares, hasta los partidos de la oposición, los medios de comunicación y el gobierno de la mejor manera posible.

Creo que es muy difícil hablar con gente que intenta sacar rédito político constantemente, y esto sucede porque no se dan cuenta de que esto no se trata de Alberto Fernández, ni de CFK, ni del Frente de Todos, sino que tiene que ver con la vida y la salud de los argentinos. Realmente no les importa, lo descuidan y hacen que sea muy difícil la convivencia. 

APU: A su entender ¿falta control en los diferentes distritos de la provincia de Buenos aires?

C.M.: Puede ser que en algún municipio ocurra la falta de control. La provincia de Buenos Aires ha venido haciendo un esfuerzo feroz en materia de cuidados, vacunación y en la reestructuración del sistema sanitario. Personalmente, vivo en San Isidro, un distrito gobernado por Cambiemos, donde hay controles y el 90% de la población cumple con todas las normas que se establecieron. Estas normas nos hicieron comprender que esta es la forma en la que tenemos que cuidarnos. porque con estas medidas estamos logrando bajar la curva de contagios. Es decir, lo que estamos logrando no es generar una meseta porque hacer esto no sirve, ya que esto permite que continúen los miles de contagios y cientos de muertes por día. Lo que hay que hacer es bajar la curva, y esto se logra al bajar nuestra circulación porque así bajamos la circulación del virus.

Creo que hay conciencia y que la gente se cuida, pero obviamente están los irresponsables a los que no les importa nada, que son los mismos que no usan tapaboca y seguramente no están anotados para la vacunación, o tal vez creerán que el virus no existe y que es una mentira del comunismo para encerrar a la gente en sus casas. La verdad, entonces, es que llega un momento donde es muy difícil encontrar un marco de racionalidad.  Por eso, en el caso de que vean situaciones que son más laxas o incumplen las normas, es importante que se comuniquen con los números que la provincia de Buenos Aires tiene a disposición para realizar las denuncias.

APU: ¿Se espera consenso político para este proyecto de ley en la Cámara de Diputados? 

C.M.: Lo vamos a debatir en las comisiones como se debe y creo que vamos a lograr los consensos necesarios. Como se sabe, en Diputados no tenemos mayoría propia del Frente de Todos, sino que en cada ley tenemos que construir esas mayorías políticas con otros espacios políticos, y esto nos pone un enorme desafío.

Vamos a dejar todo para poder aprobar este proyecto porque es un tema muy sensible y de gran importancia. Esa falta de número propio implica siempre la posibilidad de mejorar los proyectos, buscar consenso y debatirlos más. En ese sentido, considero que es importante que no existan mayorías absolutas porque siempre es bueno que exista el debate político. 

APU: ¿Cree que se vislumbra un horizonte pandémico más tranquilo con la cantidad de vacunas que van a ingresar al país y la aprobación de este proyecto de ley?  

C. M.: Es difícil pensar en salir definitivamente de la pandemia porque tantas veces se espera que suceda y a pesar de eso siguen apareciendo etapas. Sin embargo, cuando uno mira lo que está pasando en el mundo, pasa lo mismo. Si nos ponemos a ver qué medidas tomó Alemania, Italia, Noruega para bajar las curvas de contagio, eran medidas mucho más estrictas, aunque obviamente tienen una situación económica distinta a la Argentina.

Otra cosa tiene que ver con esa premonición macrista que no se cumplió nunca sobre la falta de vacunas. Salvo un par de días en los que no hubo, nunca nos faltaron vacunas. Somos uno de los pocos países dentro de todo el mundo que tiene vacunas, y eso es para valorar el esfuerzo de nuestro sistema de salud, conformado por los médicos, las enfermeras, el personal de limpieza y auxiliar de hospitales y clínicas que están hace un año medio sin bajar los brazos y con muchas perdidas en el trayecto. Obviamente, el reconocimiento salarial es siempre necesario, pero más allá de eso, no nos damos cuenta de lo que significa el trabajo diario del sector sanitario para que no colapse. Mi agradecimiento explícito a todo ese sector que lo ha dado todo y lo sigue haciendo.