fbpx “Las cámaras grabaron cómo los agentes de Prefectura asesinaron impunemente a mi hijo” | Agencia Paco Urondo | Periodismo militante
Violencia Institucional //// 11.11.2020
“Las cámaras grabaron cómo los agentes de Prefectura asesinaron impunemente a mi hijo”

Jorge Rego, padre de la víctima de gatillo fácil Christopher Rego, dialogó con AGENCIA PACO URONDO sobre el juicio que comenzará este viernes 12 de octubre por el asesinato del joven perpetrado en agosto del 2018, en Parque Patricios. 

Por Juan Borges

Jorge Rego, padre de la víctima de gatillo fácil Christopher Rego, dialogó con AGENCIA PACO URONDO sobre el juicio que comenzará este viernes 12 de octubre en el cual se juzgará a los efectivos de Prefectura Naval Argentina acusados por el crimen del joven de 26 años, el 12 de agosto de 2018, en Parque Patricios.

Christopher, también conocido por sus amigos como “El Bocha” regresaba a su casa en camioneta se encontró con un control vehicular de la Prefectura. Al haberse olvidado los papeles del vehículo no frenó ante el control. En ese marco, el oficial prefecto Pablo Brítez le disparo y el joven terminó estrellándose contra un poste de luz.

La querella comprobó que en un intento de encubrir el crimen, los uniformados intentaron quitar los casquillos de bala que se encontraban en el lugar. Al llegar al lugar personal policial de la ciudad encontró el cuerpo y la camioneta con dos disparos de arma de fuego en el lateral derecho y otro en la parte trasera.

Los agentes Pablo Brítez, Javier Fernández, Mariano Paredes, Axel Díaz Guevara, Rubén Viana, Cristian López, Lucila Carrizo y Jacqueline Acosta deberán responder por los delitos de homicidio y encubrimiento.

APU: ¿Cómo fueron los hechos que desembocaron en el asesinato de su hijo?

JR: Era un domingo a la madrugada y a las 2 y media de la madrugada. Bocha había dejado a Luana, su esposa y a Bastian su hijo en un cumpleaños. En ese horario la llama y le avisa que iría a buscarla a Nueva Pompeya donde era el cumpleaños.

Hacía pocos días había comprado el Bocha una camioneta y todavía no tenía todos los papeles, por eso en el trayecto no paro en el control vehicular. Había ocho prefectos haciendo el control, ellos no debían estar ahí. Pablo Brítez es el asesino de mi hijo, le disparo a sangre fría y lo hizo chocar contra otro vehículo. Llegan otros prefectos que buscaron tapar las evidencias, mi hijo seguía vivo y lo dejaron morir. No llamaron al SAME y murió en ese lugar. Por suerte hubo un testigo que vio todo y además las cámaras grabaron todo. Como lo mataron impunemente, como borraron las evidencias, todo.

Avances todavía no veo ninguno. En marzo se iba a iniciar el juicio pero con el inicio de la pandemia se pospuso. Recién este viernes 13 de noviembre se realizará la primera audiencia. De los ocho detenidos, quedan apenas tres presos. Los demás los fueron liberando de a poco.

APU: ¿Qué espera del juicio oral que comienza mañana?

JR: Del juicio oral espero que se haga justicia, mi hijo está muerto injustamente. Mi hijo lo único que no hizo fue no pararse en un control vehicular muy extraño que no cumplía con las reglas para hacerlo. Es horrible como lo mataron, las fuerzas de seguridad que nos tienen que cuidar terminan matando a nuestros hijos, tienen una preparación muy básica, no les hacen un test psicológico como debe ser y le dan una placa y un arma cuando no están preparados lo suficiente. Milito en la Marcha Nacional contra el gatillo fácil, hay 7600 casos de asesinatos como el de mi hijo.

APU:  Christopher era padre de un niño pequeño...

JR: Mi nieto Bastian es lo más hermoso que nos dejó el Bochita. Es muy parecido al padre, es rubio pero tiene los ojos marrones, travieso como era el Bochita cuando era chiquito. Bastian tiene dos años y dos meses. Es un ángel mi nieto.

Desde el 12 de agosto de 2018, que lo mataron al Bocha extraño todo. Lo recuerdo todos los días, a cada momento se me viene una imagen de él. Cuando voy en el auto y paso por lugares donde desayunaba con él, ir a la cancha de Huracán los dos juntos. Extraño todo, era un pibe espectacular, buen hijo, buen hermano. Era muy trabajador. Cuando nació su hijo se compró la camioneta usada para trabajar. Lo extraño mucho, era un pibe muy querido. En su velorio fueron cerca de 500 personas, le hicieron cinco murales sus amigos, le hicieron una canción y una bandera en la cancha de Huracan. El club de sus amores.