fbpx CABA: represión frente a la Embajada de Paraguay | Agencia Paco Urondo | Periodismo militante
Violencia Institucional //// 02.02.2021
CABA: represión frente a la Embajada de Paraguay

Una marcha que reclamaba por las violaciones a los derechos humanos en el país vecino terminó con detenciones tras la intervención de la Policía de la Ciudad y la Policía Federal.

Una movilización frente a la Embajada de Paraguay en Buenos Aires que reclamaba por las violaciones a los derechos humanos perpetrados en el país vecino, donde gobierna Mario Abdo Benítez, terminó en una represión por parte de la Policía de la Ciudad y agentes de la Policía Federal. Así lo informó la Secretaría de Trabajadores Migrantes y Refugiados/as – UTEP que detalló que los uniformados reprimieron y detuvieron a siete militantes que reclamaban por el pedido de justicia por las niñas argentinas y víctimas de la represión Lilian y María Carmen Villalba, la aparición con vida de las perseguidas políticas Carmen Oviedo Villalba “Lichita” y la libertad de la presa política Laura Villalba.

En este marco desde la organización popular señalaron que “el Estado argentino debe pronunciarse y no reprimir la protesta ni criminalizarla. Pedimos el cese de la persecución y los crímenes contra la familia Villalba”. “¡Exigimos aparición con vida de Carmen Elizabeth Oviedo Villalba! ¡El Estado paraguayo es responsable! ¡Fuera las FTC, fuera Mario Abdo Benitez! ¡Justicia por Lilian y Carmen!”, concluyeron desde el agrupación del campo popular", señalaron desde la UTEP.

Violaciones a los derechos humanos en Paraguay

En enero de este año, AGENCIA PACO URONDO dialogó con Carmen Villalba, la madre de Lichita, sobre la desaparición de su hija y sobre la situación de los derechos humanos en Paraguay. “Soy madre de Carmen Elizabeth, de 14 añitos, una de mis hijas mellizas nacida en cautiverio. Fue herida en el ataque a un parador transitorio del EPP el 2 de setiembre, cuando asesinaron a sus primas. Lichita las acompañó a ver a sus padres. Mi hija fue a Paraguay junto a sus dos primas y a la madre de ella, mi hermana, Laura Villalba, quien ahora fue detenida. Está presa en un cuartel militar. Ni Stroessner aisló en un cuartel militar a una presa política. Hoy, Laura tiene un grave estado de desnutrición con 42 kilos y tiene un frágil estado psicológico. Sus hijas fueron asesinadas en la represión del 2 de septiembre en un ´operativo exitoso´, según declaró el heredero político e ideológico de la dictadura más larga y nefasta de Paraguay”, relató la perseguida política.

Además, Villalba, añadidó en relación a la situación política que se vive en Paraguay. "Graficaría mejor diciendo que el devenir histórico en momentos de crisis sistémica del capitalismo nos situó en el camino de la lucha más cruenta y dura. Se anidó en nuestros cuerpos sin pedirnos permiso, un día golpearon en nuestra puerta y nos dijeron que vivir la vida es tomar partido por nuestro pueblo en lucha y desde entonces trato de actuar en consecuencia.  Nos puso en el momento más duro de la lucha de clases, donde casi toda la militancia y dirigencia popular en Paraguay todavía están muy entretenidos en la desteñida contienda electoral mirando indiferentes cómo, unos pocos, se desangran en la feroz y encarniza lucha contra una oligarquía corrupta y vende patria habituada a dirimir las contradicciones a sangre, fuego. Pero la lucha de clases es así. La lucha por el poder entre el proletariado y la oligarquía explotadora y hambreadora es así. En la búsqueda de construir y acumular fuerzas, para que la correlación vaya favoreciendo al pueblo, para así, avanzar y romper la resistencia de los enemigos del pueblo, el capitalismo y la burguesía. En este duro andar, la historia nos pone a pruebas."

Cabe destacar que, en septiembre del año pasado, la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos de Argentina, junto a diversos organismos, repudió la brutal persecución ocurrida en Paraguay y enfatizó: “Estos hechos nos recuerdan las viejas prácticas represivas que creíamos superadas en la región”.

Asimismo, añadieron: “Exigimos justicia y que se resguarden los derechos de todos los niños y niñas residentes en el territorio”.