fbpx Villa 1.11.14: confirmaron un caso de COVID-19 en un bebé de seis meses | Agencia Paco Urondo | Periodismo militante
Sociedad //// 27.04.2020
Villa 1.11.14: confirmaron un caso de COVID-19 en un bebé de seis meses

La noticia fue confirmada por autoridades del Hospital Garrahan. Los padres habían dado positivo por la misma patología.

El Barrio Padre Rodolfo Ricciardelli, también conocido como Villa 1-11-14, aportó un nuevo caso positivo de COVID-19. Se trata de un bebé de seis meses que reside en allí, según detalló el portal Izquierda Diario. Los padres del niño habían dado positivo por la misma patología. La madre junto a su hijo se encontraban internados en el Hospital Garrahan y luego fueron trasladados al Hospital Durand donde se encuentra internado hace unos días el padre. Antes de confirmarse el nuevo caso eran siete las personas con COVID-19 en barrios populares de la Ciudad de Buenos Aires.

Hace unas semanas, la Red de familias, docentes y organizaciones del Bajo Flores emitió un texto que en el cual señaló que "las instituciones de salud de la zona (Hospital Piñero y centros de salud -CeSACs-) cuentan con personal y recursos insuficientes para afrontar dichas problemáticas de salud. En este contexto sabemos que las medidas de distanciamiento social recomendadas por los organismos oficiales nacionales e internacionales son muy difíciles de llevar adelante en el Bajo Flores. De la misma manera, estas medidas profundizará en el corto y mediano plazo las ya golpeadas condiciones de vida de la población."

En este mismo sentido la red había agregado: "Somos conscientes de que estos reclamos son históricos y no se resuelven con la urgencia que la emergencia sanitaria necesita. Es por esto que desde los distintos centros de salud intentaremos facilitar el acceso tanto al sistema de salud como a la información. En nuestras redes sociales estaremos publicando información de interés (qué espacios de atención que se mantienen, actualizaciones de las campañas de vacunación, atención de dengue y covid)."

"Las medidas de aislamiento, sin un sostén material para las familias que viven de trabajos en negro, precarizados y de la economía popular, en la mayoría inquilinos y con niñxs y adultxs mayores a su cargo, algunxs sin requisitos para el acceso a planes sociales y sin acceso a la red de gas y saneamiento, implican confinarlas no sólo a la pandemia, sino también al hambre y la imposibilidad de afrontar gastos mínimos de su vida cotidiana", subrayaron.