fbpx Sociedad | Page 254 | Agencia Paco Urondo | Periodismo militante
Sociedad
23.12.2010

Capital Federal (Agencia Paco Urondo, video, por N. Arzamendia) La diputada porteña kirchnerista María José Lubertino criticó a macrismo por votar un presupuesto "muy injusto".

Ver video entrevista.
 

(Agencia Paco Urondo)

23.12.2010

Capital Federal (Agencia Paco Urondo, video, por N. Arzamendia) El diputado porteño Sergio Abrevaya (Coalición Cívica) analizó para La Paco Urondo la discusión en la Legislatura por el presupuesto de la Ciudad. Críticas al macrismo.

Ver video entrevista
 

(Agencia Paco Urondo)

23.12.2010

Capital Federal (Agencia Paco Urondo, video, por N. Arzamendia) El diputado porteño Gonzalo Ruanova, de Nuevo Encuentro, cuestionó en duros términos al macrismo: "el presupuesto beneficia a las empresas privadas vinculadas al Estado".

Ver video de la entrevista
 

(Agencia Paco Urondo)

23.12.2010

Capital Federal (Agencia Paco Urondo, video, por N. Arzamendia) El diputado porteño Fernado Sánchez, de la Coalición Cívica se refirió al presupuesto que se vota en la Legislatura de la Ciudad.

Ver video entrevista

(Agencia Paco Urondo)

22.12.2010

Ramos Mejía, La Matanza (Agencia Paco Urondo, gentileza Julio Fernández) Margarita Stolbizer (GEN, ex UCR) y Jorge Ceballos (Libres del Sur, integrados a Proyecto Sur) escucharon a vecinos de Ramos Mejía, la zona más rica de La Matanza, hablar sobre "el problema de la inseguridad". Estuvieron acompañados por los concejales de la Matanza Gustavo Ferragut y Sandra Oviedo. Stolbizer, supuestamente progresista, pidió más policías, una alusión genérica típica para mayor mano dura. 
Ferragut, Stolbizer, Ceballos y Oviedo. Foto: prensa GEN
La titular del GEN Margarita Stolbizer junto a Jorge Ceballos, referente provincial de Libres del Sur , y los concejales de la Matanza ,Gustavo Ferragut (GEN) y Sandra Oviedo (Libres del Sur), escucharon los planteos de los vecinos de Ramos Mejía sobre la inseguridad y la actuación policial. Se reunieron en un Centro de Salud, en dicha Ciudad del Partido de La Matanza.
En alusión al anuncio de la Presidenta de enviar Gendarmes al Conurbano, Stolbizer expresó que “ni la Gendarmería, ni la policía sirven para resolver los problemas sociales. Traer  gendarmes para reforzar la seguridad es reconocer la incapacidad de la fuerza policial, no es su competencia, su función es cuidar las fronteras para evitar el contrabando. No se puede dejar impune el delito de guante blanco, ni el crimen organizado (tráfico de drogas, armas y lavado de dinero), porque allí está el punto más grave del problema.”
Para Stolbizer, “el problema de la inseguridad no es insoluble, hay que inyectar los recursos necesarios, para que haya policías bien pagos, con personal suficiente y capacitado y que exista un riguroso control sobre la gestión policial”.
A su turno Jorge Ceballos agregó que “no hay que mirar para el costado como los hicieron el Gobierno Nacional, el de la ciudad y el Gobernador de la Provincia, que han implementado políticas de seguridad que han fracasado. Hay que hacernos cargo del problema, democratizar la fuerza de seguridad. No somos portadores de un discurso mágico, pero tenemos la convicción que se puede resolver el conflicto y dar respuestas abordando el problema con políticas de seguridad eficaz.” (Agencia Paco Urondo)

19.12.2010

Capital Federal (Agencia Paco Urondo) En todos los análisis serios que se realizan en los medios con el ánimo de indagar en las causas profundas que están detrás de los sucesos de Villa Soldati, surge en forma muy clara la vieja “cuestión de la vivienda”, por lo general expresado como “fracaso de las políticas de vivienda” o simplemente como que “faltan viviendas”. Es decir que el Estado no provee suficientes “viviendas sociales” que puedan resolver los problemas de aquella población que no tiene ingresos suficientes para su adquisición.

La condición de mercancía de la vivienda en las relaciones capitalistas de producción, y su relación con la propiedad privada territorial, fue definida por Engels en 1872, y la “vivienda social” como objeto de protección bajo tutela del estado de las relaciones de libre mercado, fue el dispositivo que permite organizar un sistema público de provisión habitacional en la República de Weimar en los ´20. Luego el Estado de Bienestar consagraría la vivienda como un derecho del trabajador, el cual se incorpora en muchas constituciones nacionales a partir de allí.
Pero es en el proceso de urbanización latinoamericano, cuando se produce desde los años ´50 un crecimiento explosivo de las ciudades –por la masiva migración campo-ciudad de la industrialización sustitutiva de importaciones- donde se intentó trasladar aquella concepción. Pero la planificación y construcción de viviendas sociales fracasó al comprobarse que lo que se expresaba como un problema de vivienda era en realidad un problema de acceso al suelo. Es decir que el “acceso a la ciudad” se manifestaba de acuerdo a como eran las condiciones de producción del suelo urbano.  Así, los sectores populares construyeron la ciudad Latinoamericana, tomando tierras, autoconstruyendo viviendas y conformando barrios que se denominaron chabolas, barriadas, campamentos, favelas, cantegriles, villas miseria, etc. Sesenta años después la expansión capitalista global ha provocado que –particularmente luego del neoliberalismo- este proceso se haya expandido a todo el planeta. Mike Davis habla en su trabajo “Planet of slums” (traducido poco felizmente en español como “Planeta de ciudades miseria”) que los asentamientos informales ya dominan la urbanización mundial.
Sesenta años de políticas habitacionales en América Latina –más allá de destacables experiencias mayormente remediales- en términos generales no contuvieron este fenómeno. Sencillamente porque el problema supera a la vivienda, y asume complejidad como cuestión por las condiciones particulares del “habitar” urbano que  conjugan un conjunto de bienes y servicios re-mercantilizados, sujetos a una progresiva valorización del suelo y su régimen de posesión y uso exclusivo. Situación que se agrava en los últimos años puesto que el suelo aumenta su importancia estratégica para las nuevas formas de reproducción del capital, y sencillamente porque también en sesenta años se ha multiplicado la población que disputa tal bien, físicamente irreproducible y por lo tanto intrínsecamente afectado por la escasez.  Como Oliver Mongin afirma: “en este tiempo la lucha de clases ha cedido su lugar a la lucha por el espacio urbano”.
El “problema de la vivienda” se traduce hoy en el desafío político de lograr una mejor distribución social del espacio construido. Por ello ya no lo expresamos como “lucha por la vivienda” sino como lucha por el derecho a la ciudad. Por ello, cuando el problema residencial está afectado hoy por los desarrollos urbanos del capital concentrado que generan fragmentación y segregación socio espacial,  ya no solo el reclamo  es por  “justicia social” sino  por “justicia espacial”. Pero lograr una mejor relación población-espacio habitable, sólo es posible afectando las condiciones de libre mercado en que se producen y usan los mencionados bienes y servicios del hábitat. Por ello hoy ya no solo hablamos de la función social de la propiedad, sino de la “función social de la ciudad”.
Quien tiene potestad y la obligación de revertir este proceso es el Estado. Pero no solo por su más o menos ejercido mandato de equidad social, sino primordialmente porque es también el Estado con sus intervenciones territoriales  quien más contribuye a la valorización del suelo, generando rentas ajenas a las acciones del propietario.
En Argentina, nos encontramos en el punto más crítico que tengamos memoria, respecto a esta cuestión. A los 25 años del retroceso socioeconómico de nuestra sociedad que llega hasta la crisis de 2001, le sucede una espectacular recuperación y un sostenido crecimiento de la economía, que se ha dado a partir de una reconstitución agroexportadora de nueva generación y una progresiva reindustrialización en donde el Estado se coloca como motor de inversión pública y también de redistribución, lo cual asegura paulatinamente mejores condiciones de empleo y condiciones de vida para la población.
Pero ello, provoca asimismo un aumento de los valores inmobiliarios sin precedentes. El precio del suelo para explotación agraria se ha multiplicado 10 veces en 8 años en las zonas más fértiles, y el suelo urbano según las ciudades y zonas también ha experimentado de 6 a 8 veces su precio en estos años.
Esta fase neodesarrollista, apoya su despegue en el rol contracíclico de la obra pública, con un papel central de la construcción en la reactivación y la generación de empleo formal. Así el Estado realiza construcción de rutas, circunvalaciones, accesos y avenidas, y una notable expansión de infraestructuras urbanas y viviendas, que sumados contribuyen a una extraordinaria valorización de suelo. Lo cual nos enfrenta a una crítica paradoja: cuanto más crece la economía, cuanto más apoya el estado con obra pública el crecimiento económico, más se agudiza el problema del acceso al suelo urbano, el acceso a la ciudad, para la mayor parte de la población.
Así se configura un “orden urbano” que es necesario modificar atacando sus causas profundas desde la política.  Ello implica llevar a cabo un profundo proceso de reforma urbana. Pues este “orden” se compone del predominio del derecho de propiedad (privada) por encima de cualquier otro derecho reconocible (por ej. a la vivienda); la recepción sin límites de parte del propietario de todas las rentas ajenas a sus acciones que sobre su suelo se generan; un Estado donde muchas de sus instancias de gobierno favorecen inversiones inmobiliarias con la justificación de movilización económica y/o generación de empleo, que en realidad ocultan la hipervalorización del suelo; la retención especulativa del suelo (o la vivienda) que no está penada. Se compone también de alquileres que favorecen los derechos de los propietarios más que el de los inquilinos, hoy con contratos en negro; y la proliferación de nichos de mercado informal que venden “productos” inhabitables, inseguros, sin privacidad, y expuestos a las consecuencias de los desalojos.
Un “orden urbano” que pretende eliminar villas, mientras nuestras ciudades se expanden sobre sus periferias con barrios cerrados que profundizan la segregación residencial, consumen suelo valioso en exceso, expulsan los pequeños productores hortícolas y eliminan el suelo accesible para capas medias y bajas en la expansión urbana. Las consecuencias de las extraordinarias rentas (hedónicas) del suelo de la periferia urbana, presiona a su vez sobre los centros como únicos receptores de la nueva población de ingresos medios y bajos.
En el caso de Buenos Aires, para entender los sucesos de Villa Soldati también hay que analizar los componentes de la desigualdad socio espacial, que en la visión más macro incluye los 565 barrios cerrados construidos en la región metropolitana en forma irregular (casi la mitad sin aprobar) que ya ocupan 40.000 has. El doble que la superficie de la CABA, a una densidad de 3 hogares por ha., mientras en la CABA hay 51 hogares por ha. Esto significa que en 20 años hubo una fenomenal regresión en la distribución del espacio residencial y el fin del suelo accesible para sectores de ingresos medios y bajos. Tal inequidad socio espacial toma otra forma en la CABA, como el boom de construcción de departamentos suntuosos y lujosos que suman el 80% de nuevos metros cuadrados residenciales, concentrados en el 32% de su territorio (el más rico). Mientras los cinco distritos más pobres del sur (incluido Villa Soldati) solo concentran el 1,9% de los nuevos metros cuadrados residenciales.   En la Región Metropolitana de Buenos Aires, de cada 10 habitantes nuevos, 6 “acceden a la ciudad” a través del mercado informal del suelo urbano.
Esta desigualdad no tributa ni compensa, pues el Estado no condiciona a los desarrolladores, como en el  hecho  de que en la ciudad de Buenos Aires haya tantas viviendas desocupadas como demanda de las mismas, sin que el Estado aplique impuestos progresivos que induzcan a la obligación de usarlas, como demandaría todo elemental ejercicio de función social de la propiedad. Un orden injusto que se consuma también con la usurpación como delito penal, o cuando se ejecutan desalojos masivos como el de la escala actual, lo cual tiene un impacto directo sobre el mercado informal del suelo. Por eso aunque el racista e ineficiente jefe de gobierno porteño hubiera construido muchas viviendas, no habría alterado mayormente la ecuación social perversa del orden urbano que prima en la ciudad.
En la iniciativa multisectorial “Habitar Argentina” nos ilusionamos con generar un marco legislativo que progresivamente desarrolle el proceso de reforma urbana que la búsqueda de una sociedad más justa demanda. (Agencia Paco Urondo)

18.12.2010

Capital Federal (Agencia Paco Urondo, por Noemí Arzamendia) La legisladora porteña Gabriela Alegre, del bloque Encuentro Popular por la Victoria analizó el show mediático que realizó el macrismo el pasado jueves 16 para levantar la sesión que informaba sobre las escuchas a familiares de la AMIA. Alegre manifestó además su insatisfacción de como el diputado Raffo, de Proyecto Sur, había manejado la sesión.
 

(Agencia Paco Urondo)
 

18.12.2010

Capital Federal (Agencia Paco Urondo, entrevista realizada por Noemí Arzamendia) La legisladora porteña del bloque Nuevo Encuentro analizó el escándalo que realizó el macrismo este jueves 16 para levantar la sesión donde se presentaba el informe sobre las escuchas a los familiares de la víctimas de la AMIA.
 

(Agencia Paco Urondo)
 

17.12.2010

Capital Federal (Agencia Paco Urondo) Anoche, se levantó la sesión especial, en la que los legisladores de la oposición presentaron el informe final de la Comisión Investigadora sobre las Escuchas (CIE), causa en la que Mauricio Macri se encuentra procesado. Asimismo, dicha sesión contemplaba la presentación de un segundo informe hecho por el macrismo, sin embargo el PRO no se presentó sino hasta una hora más tarde de comenzada la sesión con claras intenciones de romper la sesión o forzar una votación. El diputado Cristian Ritondo, presidente del bloque oficialista, pidió una interrupción para preguntar "de qué se trata el tema de hoy", luego acusó una falta en el reglamento (los dos tercios presentes), a los gritos y escandalizado aludió que sin los dos tercios de la cámara no se podía sesionar. Hasta el momento tres diputatados pidieron juicio político: Gabriela Cerruti (Encuentro por la Democracia y la Equidad), Fabio Basteiro (Proyecto Sur) y Marcelo Parrilli de Nueva Izquierda. Por su parte la diputada Gabriela Cerruti aseguró: "No solo la oposición firmó un dictamen unido, sino que algunos diputados pedimos el juicio político, con lo cual hay que iniciar el proceso, no queda otro remedio". Con respecto a la actuación del bloque oficialista, sentenció: "es una típica movida tomista (por Miguel Ángel Toma, ex titular de la SIDE durante el menemismo). Siempre buscan embarrar la cancha y montar un show mediático".
"No hay nada que votar" alegó el presidente de la cámara, Oscar Moscariello. Aclaró que al tratarse de la presentación de un informe donde se presentarían las conclusiones del mismo, él interpretaba que no era necesaria la presencia de los dos tercios, ya que no se votaría ninguna moción a la fecha. Ritondo y Osvaldo Borrelli, del bloque oficialista, hicieron lo imposible por interrumpir a los oradores y forzar una votación de archivar el informe final. Luego de un cuarto intermedio, para revisar el reglamento, los diputados bajaron al recinto, pero nuevamente no fue posible sesionar.
"No vamos a prestarnos al escándalo". Los opositores levantaron la sesión, después de las diatribas de Ritondo y de no permitir la alocución de los oradores, insultándolos o gritando acusaciones. Gabriela Alegre, diputada del bloque Encuentro para la Victoria, explicó: "Aclaramos durante el cuarto intermedio que si insistían con la cuestión reglamentaria, levantaríamos la sesión. Lo hicieron, y por eso la levantamos". "Durante la investigación los oficialistas hicieron todo lo posible por impedir nuestro trabajo. No obstante la comisión siguió adelante", aseguró Martín Hourest, presidente de la CIE, "Ahora también van a impedir esta sesión", prosiguió y aseguró que "el informe presenta la inapelable responsabilidad de Macri".
Gabriela Alegre, amplió que "ante la unanimidad de la oposición de haber realizado una recomendación por parte de la comisión investigadora donde hay causales de mal desempeño del Jefe de Gobierno, el PRO intentó falsear una norma reglamentaria, donde no es necesaria la presencia de la mayoría, como fue el caso del informe de Rodríguez Larreta (por los hechos de Soldati), donde nadie tiene que votar nada". Alegre también se refirió a la actuación del bloque oficialista: "provocan una situación agresiva. Ritondo se pone a gritar e insultar a los diputados en una clara muestra de inexperiencia"Fabio Bateiro, otro de los diputados que piden juicio dijo: "Macri es el responsable directo de la estructuración, la inoperancia, la ineficacia, y fundamentalmente los hechos de corrupción en montar una policía con las cúpulas vinculadas a la dictadura que forma parte de la historia más negra de nuestro país". Alegre también explicó que "aunque el PRO no haya mandado ni siquiera un informante de su dictamen, esto tiene que seguir su curso. La sala Acusadora tomará en cuenta y evaluará los dictámenes." Aseguró también que "La situación de Macri no mejora. La causa por vía judicial continúa y esto sin dudas lo complica para enfrentar un proceso eleccionario el año que viene". Todo continuará en marzo del año que viene. Mes en el que también serán las elecciones de Jefe de Gobierno. (Agencia Paco Urondo)

17.12.2010

Necochea, Buenos Aires (Agencia Paco Urondo) “La agenda de los medios de comunicación es recurrente y cíclica; ciertos temas regresan a escena cuando es necesario atizar en amplios sectores de la población la insoportable sensación de una inseguridad creciente que se asocia, en el imaginario colectivo incentivado por los lenguajes mediáticos, con el miedo” dice Ricardo Forster, (Dr en Filosofía, Profesor de la Facultad de Ciencias Sociales, UBA), y recuerda que la función del miedo y las cosas de la política ya fueron estudiadas por grandes pensadores como Spinoza y Hobbes en el siglo XVII, o Foucault en el siglo XX en “Microfísica del Poder” con diferentes enfoques pero siempre concluyendo que el poder de turno (económico, político, religioso, militar) instrumentaba el miedo para beneficio de sectores, de políticas, de modos culturales. Miedo + desesperanza, combinación letal de conjuntos cognito-afectivos-valorativos sobre la personalidad, han sido una de las armas más usadas en las últimas décadas para colonizar nuestras mentes y someternos desde el poder del norte (EEUU, Europa, Japón) mediante la emisión de mensajes desde los medios de comunicación y formación de opinión de los que son sus dueños en un 95%.
Salud Mental y Medios de Comunicación
 
Actualmente se han producido avances notables en la comunidad científica psi que no han tenido suficiente difusión dados los intereses económicos en juego, que explican los efectos de las modernas tecnologías de los medios audiovisuales y de los intereses que los manipulan sobre la sociedad y la personalidad, explicando de qué modo los mensajes de la tele y otros canales de emisión afectan el aparato cognitivo, afectivo, moral, valorativo de la gente en una sociedad a través de modificar las pautas psicosociales de interrelación de los ciudadanos, así como los dispositivos y componentes de la personalidad de esos sujetos (nosotros) en la vida cotidiana.
 
Concentración mediática
 
La concentración en pocas manos del total de los medios de formación de opinión es un fenómeno que acompañó en América Latina al las dictaduras y luego al neoliberalismo desde los años ‘70 en adelante como estrategia de dominación desde el norte. En Argentina el 10% más poderoso de la población se queda con el 35 % de la riqueza mientras el 10 % más pobre se reparte el 1,5 %. Estamos hablando de lo que se ha llamado el capitalismo salvaje, con el rol hegemónico y dominante de las corporaciones y naciones del norte (EEUU, Unión Europea y Japón) quienes así también son dueñas de 270 de las 300 empresas más importantes de información y comunicación, como lo expresa un estudio realizado por Ignacio Ramonet, en “La tiranía de la comunicación”.
 
¿Existe la opinión pública?
 
La nueva censora invisible es la publicidad como lo propone Pierre Bourdieu en “La opinión pública no existe”; si tienes dinero podrás emitir mensajes, si tienes mucho dinero podrás dominar la opinión pública, es decir, crear un pensamiento globalizado y único ya que corresponderá a los intereses de los que detentan el poder económico nacional y mundial. Tal como lo expresa Cornelius Castoriadis, en “La institución imaginaria de la sociedad”, la producción imaginaria se desarrolla sobre un equívoco, y allí permanece, ya que el modelo emisormensaje- receptor estático no permite interacción alguna, o peor, inclusive se organiza la ilusión de la interacción con los llamados del oyente que en realidad han pasado el filtro de la empresa con su censura y tiende a crear una realidad de opinión que a su vez vuelve al oyente como la voz de la calle o de Doña Rosa.
 
Pagar con salud
 
Ahora bien, pero ¿qué efectos produce en la subjetividad, en el público, en todos nosotros receptores pasivos o ilusoriamente activos…?¿cuál es el precio de la salud mental de la reiteración maniática de tanta tragedia y mensajes frustrantes, impactantes, desesperanzadores, sobre la personalidad del ciudadano…?¿qué tipo de determinantes y cómo actúan estas formas y modos de presentar y construir un a realidad sobre nuestra mente, nuestra conciencia…?¿cómo afecta el núcleo de las emociones morales, núcleo esencial del yo, y por lo tanto cómo actuará sobre los ánimos y temperamentos… y sobre la formación de los valores, eje primordial, rector, en la personalidad..? Al perder (y abandonar) el Estado el cuidado de los medios y dejarlos en esas pocas manos privadas del poder económico, dejó librado el campo ideológico y cultural a las apetencias consumistas formadores del rating y de la opinión del rebaño. La calidad de los mensajes sólo obedece a la ley del mercado y a su voracidad consumista.
 
Secuelas del mensaje Los efectos desestabilizantes de la personalidad y del ánimo han sido estudiados y fundamentados por diversos autores en la comunidad científica psi; cada vez más trabajos científicos son presentados dando cuenta de comprobaciones del efecto y secuela por ejemplo de las imágenes reiteradas de la violencia sobre la personalidad en desarrollo en niños y adolescentes y también en adultos. En el último Congreso virtual de Psiquiatría y Psicología en la web (psiquiatria. com y psicología.com) en español así como trabajos publicados en revistas prestigiosas como Archives of General Psychiatry. Varios trabajos y mesas redondas de congresos en nuestro medio, en Argentina, han focalizado esta problemática tan severa de la salud mental y en América del Sur los cambios políticos en los últimos años han facilitado y estimulado los estudios y la preocupación de los intelectuales de la salud mental en este campo de la prevención y la promoción de la salud.
 
Deuda con la comunidad
 
Hay que decir que en este sentido hay una deuda de la comunidad psi a la comunidad general de toda la sociedad, pero en defensa de los psiquiatras y psicólogos tenemos que recordar que fue el espacio profesional más golpeado por la dictadura con las secuelas de desaparecidos, asesinados, torturados y exiliados y que tales circunstancias fue llevando, como en gran parte de la sociedad, a la autocensura, a la negación, al pesimismo, o simplemente a volcar el interés creativo en otros temas de la salud mental y de las llamadas ciencias del cerebro. No olvidemos que la década del cerebro, llamada así por la comunidad de neurocientíficos y estudiosos de la biología y la neuroquímica cerebral fue apoyada por los grandes laboratorios multinacionales durante la década del ’90 y fue llamada por algunos críticos del biologismo imperante en el mundo psi como la década infame.
 
El autor es Médico Consultor en Psiquiatría y Psicología Médica del Hospital Neuropsiquiátrico de Necochea. (Agencia Paco Urondo)
 

16.12.2010

Capital Federal (Agencia Paco Urondo)

Con esta afirmación, el diputado santafesino Marcelo Gastaldi definió lo que a su entender es una ajustada síntesis de la relación entre el gobernador y la empresa Terminal Puerto Rosario, a la luz de las distintas transacciones que se han dado en los últimos años.
 
“A las sospechas de la modificación de la decisión de que los 150 millones de pesos de la relocalización del área operativa –que en un primer momento los pagaba el concesionario privado Terminal Puerto Rosario (TPR) y ahora serían abonados desde el presupuesto provincial–, y a la inexplicable extensión de la concesión por siete años en beneficio de éste, por un monto de facturación de 350 millones de pesos, ahora se suma una dudosa maniobra con la Administración Provincial de Impuestos (API)”, fustigó el diputado provincial Marcelo Gastaldi. (Agencia Paco Urondo)

16.12.2010

Capital Federal (Agencia Paco Urondo) Cuando yo era chica, mi madre, bolche si las hubo, solía referirse a un misterioso personaje llamado “pequeñoburgués”. A juzgar por el rictus de sus labios, el tamañito del personaje no la enternecía para nada. Además, la mención del pequeñuelo iba siempre acompañada por la palabra “prejuicio”. Un montón de cosas que a mí me encantaban eran desechadas categóricamente por formar parte del “prejuicio pequeñoburgués”. Con el correr del tiempo tuve por fuerza que admitir la existencia real del enanito, y comprender, de paso, que su pequeñez no sólo se relacionaba con su bolsillo, menos abultado que el del gran burgués, sino con las dimensiones de su cerebro. No es que la gran burguesía no tenga cerebro de mosquito, sino que el del pequeñoburgués se empequeñece en la medida misma de su terror a que los haberes se le reduzcan todavía más, y a pasar de medio o cuarto de burgués a pobre entero. La definición del pequeño burgués y de su prejuicio podría justamente ser: alguien con miedo.
¿De qué? De que el diferente no se le vaya a convertir en semejante o, más bien, de que él no se encuentre de buenas a primeras convertido en otro: pobre, negro y feo. Y maloliente, ya que estamos. Cuando Jacques Chirac quiso congraciarse con la mayoría de pequeñoburgueses prejuiciosos que integra su país, aludió a “los olores” de la inmigración. Lo mismo ha hecho Sarkozy con los gitanos, obteniendo como compensación un 60 por ciento de opiniones pequeñoburguesas favorables, y lo mismito, para decirlo en boliviano, acaba de hacer Macri.
La falta de ternura de mi madre hacia el personajito de marras se basaba en cierto conocimiento de la historia. ¿Cómo se arma un pogrom? Atizando el miedo de los pequeños y, créase o no, su envidia: ese judío ropavejero tiene más plata que yo, a ese negro de mierda lo ayudan con planes y a mí no. Siempre hay un Zar o un Führer que echa leña al fuego y siempre los punteros por ellos enviados con el objeto de excitar al pequeñoburgués encuentran las palabras justas para que el temeroso y/o envidioso, en general buen muchacho, buen padre y buen amigo, se vuelva criminal.
Como uno, lo del buen muchacho, un poco se lo cree, la imagen de la policía y de los barrabravas masacrando a miembros de una de las comunidades inmigrantes más solidarias y laboriosas de la Argentina me impresionó menos que la de los honrados vecinos envueltos en la bandera argentina, como durante la Guerra de la Soja. Que hay violencia organizada lo sabemos, pero calibrar la potencia generadora de esa violencia, su capacidad de avivar la que hasta ahora había permanecido en estado latente en el interior de las vísceras pequeñoburguesas ya cuesta más. Si con alguno de los actores de este drama me identifico, aparte de los bolivianos industriosos, es con el médico al que le dio un ataque al corazón cuando le bajaron al pibe herido de la ambulancia con la pretensión de fusilarlo en tierra. Semiataques a menudo han sabido darme cuando los choferes de taxi me prometían cortar a los negros a rebanadas o, solución final, proponían coserles las trompas a las negras para que no siguieran pariendo, pero una cosa es palpitársela y otra verla.
Lo único que me consuela es que a los bolivianos los conozco. Los conocí antes, mucho antes de que vinieran a sembrar los alrededores de nuestra ciudad, trabajando de sol a sol y llenándonos la vida de plantas y verdura barata, lindas santarritas, zapallos cortaditos con paciencia ancestral (el Conurbano tendrá la napa contaminada, pero igual, para ellos, plantar sobre la tierra negra, viniendo de la luna cenicienta en la que han nacido, es un regalo divino). En los años cincuenta viví de cerca una de las primeras revoluciones latinoamericanas, la del MNR que hizo la reforma agraria en tiempos de Paz Estenssoro y Siles Zuazo. Esa revolución se vino abajo como tantas, pero fue entonces cuando aprendí a admirarlos. Si la definición del enano blanco, también llamado pequeñoburgués, es la de miedoso, la del indio o el cholo boliviano es la de resistente. Un pueblo que ha durado desde el Incario manteniendo el sentimiento comunitario no es tan fácilmente expulsable como lo creen nuestros esforzados patriotas cubiertos de azul y blanco (colores a los que amo demasiado como para que verlos usados para eso no me dé grima). Basta observar a las familias bolivianas distribuyendo sus guisitos de toldo en toldo, o reunidas en círculo y guardando una distancia respetuosa en torno de la viuda de un asesinado, para entender que ese Parque Indoamericano de nombre premonitorio acabará por ser suyo.
Mientras tanto, hemos asistido a nuestro primer pogrom. La Semana Trágica tampoco estuvo mal, pero los que quemaban barbas de judíos eran militantes nacionalistas y niñitos bien. Estos honrados vecinos de los monoblocks de enfrente se hallan lejos de ser pitucos, no están afiliados a nada, no tienen ninguna ideología, salvo la de aferrarse con uñas y dientes a sus bienes y defenderlos de su enemigo, el negro. Es por eso que marcan territorio meando alrededor, lo cual no torna más fragante la historia.
En cambio puede que la torne más peligrosa: tampoco la baja clase media alemana de los años veinte comenzó por tener ideología; lo que tenía era bronca, desazón y, es claro, miedo. Esta que a nosotros nos ha crecido como un grano, como una excrecencia, esta que traiciona la memoria del abuelo, el que llegó con el monito al hombro, se ha desnudado en público, o, como dicen los psi, ha pasado al acto. Su racismo primario, sus dos dedos de frente y, digámoslo con dolor y temblor, sus evidentes ganas de aplastar cráneos la convierten en una excelente materia prima puesta a disposición del que la quiera usar. Por lo visto, alguien quiere.
Concluyo estas líneas con un sentido homenaje (o un feminaje, para no emplear una palabra que no me corresponde en vista de mi sexo) a la extrañada Silvia Bleichmar que, refiriéndose al jefe de Gobierno porteño, escribió con sencillez: “Esto es El huevo de la Serpiente”.
*Pogrom: Voz rusa que significa ataque o disturbio multitudinario violento.
*Alicia Dujovne Ortiz es una prolífica periodista y escritora argentina, hija de rusos. Su obra "Eva Perón", fue best seller mundial en 1996. Además de obras biográficas muy valiosas como “María Elena Walsh”, “Maradona soy yo”,  “Anita cubierta de arena”, y su más reciente, “Muñeca rusa”. (Agencia Paco Urondo)

16.12.2010

 Capital Federal (Agencia Paco Urondo, por Enrique de la Calle)

El diputado por Nuevo Encuentro Martín Sabbatella partició de un encuentro junto al senador Daniel Filmus, el diputado Carlos Heller y el ex canciller Jorge Taiana. En charla con la Paco Urondo se refirió a las tomas en Soldati y en distintos puntos de Capital Federal.
 
- APU: Una reflexión sobre las tomas…
Martín Sabatella: Una preocupación profunda sobre la cuestión de fondo, que es la cuestión habitacional, el tema de la vivienda. También una preocupación profunda sobre la desatención del gobierno de la ciudad, que habla de la nula preocupación de Mauricio Macri por los más humildes, habla de su mirada politica. Es coherente con un universo de ideas. Además de la mirada politica hay ineficiencia, el gobierno porteño ejecutó el 18% del presupuesto. Esto no se soluciona con represión ni con fuerzas de seguridad. Deben actuar las politicas sociales. Debe actuar el diálogo, la negociación política para solucionar esta problemática. Ademas sobre esta problemática se montan determinados personajes que son los mismos que pronostican el caos y derrumbe, que no se dio y lo quieren construir.
- APU: ¿Desde su espacio político propusieron algo específico para resolver el tema?
MS: No quiero opinar estrictamente sobre eso. Digo que hay que pacificar, hay que armar una mesa de negociación para resolver políticamente la situación. Ademas el gobierno de la ciudad se tiene que hacer cargo. Fui intendente de Morón donde regularizamos el 90 de las tierras, donde venimos de presentar nuevas viviendas en el barrio Carlos Gardel. Se trata de un ejemplo de Estado preocupado por resolver estos temas. No parece ser el caso del gobierno porteño.
 
 
 
(Agencia Paco Urondo)
 <-->

15.12.2010

Capital Federal (Agencia Paco Urondo) La presidenta Cristina Fernández de Kirchner tomó juramento como nuevo titular de Defensa a Arturo Puricelli, en  el Salón Blanco de la Casa de Gobierno. Fue designado a través del decreto1996/2010 publicado hoy en el Boletín Oficial.
Puricelli se desempeñaba hasta la fecha como interventor de Fabricaciones Militares e integraba el directorio de FAdeA (Fábrica de Aviones de Córdoba) “Brigadier San Martín”.
En la ceremonia  estuvieron presentes miembros del gabinete nacional, dirigentes políticos, gremiales y sociales, organismos de Derechos Humanos e invitados especiales. También asistieron el jefe del Estado Mayor Conjunto de las FFAA, brigadier general Jorge Chevalier; y los titulares del Ejército, teniente general Luis Pozzi; de la Armada, almirante Jorge Godoy; y de la Fuerza Aérea, brigadier general Normando Costantino. (Agencia Paco Urondo)

15.12.2010

El urbanista (de la Universidad Gral. Sarmiento) Raúl Fernández Wagner charló con la Paco Urondo (en su versión radial) sobre las tomas. Para el especialista, no se trata de una noticia extraordinaria: "hay una por semana". Y agrega sobre el fondo de la cuestión: "La solución es reforma urbana. Tierras hay. Hay que disciplinar a los desarrolladores urbanos".